Inicio Deportes Boca tropezó en La Plata, se aleja de la punta y apuesta...

Boca tropezó en La Plata, se aleja de la punta y apuesta por la Copa

0
GIMNASI BOCA foto MARCELO CARROLL

Boca jugó en La Plata como para que no haya polémicas en el viaje a Brasil. Es que si de antemano el Mellizo tenía casi resuelto el equipo titular para buscar la final de la Copa ante Palmeiras, después de ver cómo jugaron los suplentes, se terminó de convencer. Ante Gimnasia, como en la Copa Argentina, la falta de rebeldía, de actitud y de juego evidenciaron que los buenos apellidos que alimentan un plantel más que cotizado no se traslada al césped. Corriendo y aprovechando errores defensivos de Boca, los de Troglio se llevaron un triunfo valioso.

El partido fue siempre igual. Se peleó en un mediocampo que tuvo al local con Rinaudo bien plantado y con los rapiditos Comba y Gómez, quienes terminaron exhaustos de tanto recorrido entre la lucha y la presión elevada. Y alguien clave: Faravelli. Fue quien entendió que su tarea era la de combatir y también la de pisar el área, como hizo en el primer tanto.

Tuvo ventaja el local. Boca prescindió de la mitad de la cancha, en donde Almendra se mostró incómodo y desprotegido para pararse como el único cinco. Ni Gago ni Reynoso aportaron en la elaboración. Gimnasia tampoco jugó. Pero empujó y sumó metros en la cancha para aprovecharse también de la desordenada defensa de Boca, que tuvo a Buffarini perdiendo la marca en el segundo gol, a Goltz quedando expuesto cada vez que tuvo que dar un paso hacia adelante y también a Balerdi, el juvenil al que se le hará difícil lucirse en una línea tan endeble.

Lo de Tevez y Cardona pasó por otro lado. Porque a una mala tarde, como la de sus compañeros, le sumaron una apatía poco habitual. Quizá fue su manera de expresar su fastidio por no ser tenidos en cuenta en el once titular de la Copa. Pero optaron por el peor camino. Jamás hicieron méritos como para que Guillermo los considere parte de los titulares en Brasil y mostraron un nivel tan bajo que nadie podría cuestionar si es que quedan afuera del banco.

El colombiano evidenció enojo porque se peleó con cuánto jugador de Gimnasia se le acercó. Y a su falta de rebeldía le agregó una imprecisión poco frecuente en él. Lo suyo es algo que debe ir más allá: Boca no hará uso de la opción de 7 millones de dólares pero piensa en ofertar por un monto menor. Siempre que el jugador no sea el que saltó a la cancha ayer.

Tevez fue víctima del sistema en la primera parte cuando fue la referencia de área y también fue víctima de su propio nivel en el segundo tiempo, ya con Ábila en el campo de juego. Sin explosión para sacarse un jugador de encima ni con el fuego sagrado que siempre tuvo en su carrera para intentar algo distinto. Pura frustración.

El gol de Espinoza se pareció más a una reacción aislada que a una búsqueda desde lo colectivo. Boca nunca jugó con una idea en la cabeza. Por eso también sorprendió que el DT no hiciera más variantes. Del otro lado, Gimnasia con limitaciones pero con el convencimiento de que su libreto debe respetarse, inquietó lo necesario. Luego corrió, transpiró y de abrazó a un triunfo que lo reflejaron sus hombres de ataque. Es que Tijanovich y Silva se fueron casi sin patear al arco de Ross, pero se sacrificaron como dos piezas de una cadena sólida. Tevez y Cardona también se fueron de La Plata casi sin patear al arco de Arias. Pero ellos ni siquiera mostraron una actitud como Boca lo exige.

Fuente Clarin

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here