Inicio Deportes Racing sufrió ante Newell’s, pero ganó y estiró la diferencia en la...

Racing sufrió ante Newell’s, pero ganó y estiró la diferencia en la punta

0
RACING vs NEWELLS foto MARCELO CARROLL

Sufrió más de la cuenta Racing. Estuvo al borde de dejar puntos en el camino, pero se sostuvo a partir de la jerarquía individual. No contó con demasiadas chances para convertir aunque Jonatan Cristaldo hizo lo que no pudieron los atacantes de Newell’s. Y Javier García sostuvo los tres puntos desde el arco. Así, el equipo de Eduardo Coudet sigue mirando a todos desde bien arriba en la Superliga.

Con la victoria por 1 a 0 sobre Newell’s, Racing les sacó siete puntos a Atlético Tucumán (un partido menos) y a Unión y a Godoy Cruz, sus inmediatos perseguidores. Además, ocho puntos a Boca, diez a River y a Independiente (ambos con un encuentro menos) y 16 a San Lorenzo (también debe un cotejo).

Estaba incómodo el puntero del campeonato. Sufría el partido. No encontraba los espacios en el Cilindro y no tenía juego. Estaba metido en el laberinto que le armó Newell’s. Hasta que Cristaldo estampó la pelota en la red con un cabezazo tras un córner y el equipo de Eduardo Coudet se fue con ventaja al entretiempo. Eso sí, con mucha preocupación porque sufrió dos bajas y porque no fue superior en el juego.

No solo Eduardo Coudet lamentó las lesiones. También, Lionel Scaloni. Es que Matías Zaracho y Renzo Saravia, los dos futbolistas que debieron salir, están convocados para los partidos contra México por la doble fecha FIFA, el 16 y el 20 de este mes, en Córdoba y Mendoza.

Iban menos de 30 minutos cuando Zaracho, quien había tenido una oportunidad con un remate de media distancia que se desvió en Bíttolo, quedó tendido en campo propio. Un pelotazo había impactado en su rodilla derecha. Los médicos de Racing entraron a revisarlo, el carrito sacó al jugador de la cancha y enseguida dieron la indicación del cambio. Ingresó Neri Cardozo.

Unos minutos después, Renzo Saravia, también convocado por Scaloni luego de la buena impresión en el clásico frente a Brasil marcando a Neymar, en Arabia Saudita el mes pasado, cerró con lo justo en su área y -al caer- se golpeó el hombro derecho. Salió, volvió a ingresar pero a los pocos minutos pidió el cambio y lo reemplazó Iván Pillud a los 39 minutos.

Habrá que ver si se recuperan para estar bajo las órdenes de Scaloni (otro que está en duda también es Rodrigo Battaglia, quien se retiró de su partido con el Sporting de Lisboa con lágrimas en los ojos por una lesión en la rodilla derecha en el partido que su equipo le ganó a Santa Clara 2-1).

En el complemento Racing tenía todo para liquidarlo partido de contraataque. Sin embargo, siguió perdido en el laberinto de Newell’s. Enredado en la telaraña tejida por el equipo de Omar De Felippe.

No encontró la pelota. Y cuando la tuvo le faltó claridad para jugarla. Incluso la más clara, tras un desborde de Iván Pillud y una definición de Cristaldo que se fue arriba, se generó tras un rebote. El lateral derecho también lo tuvo con un remate que sacó Aguerre.

Si Racing sufrió mucho fue porque su mediocampo no tuvo fluidez en el juego. Newell’s presionó muy bien la salida del chileno Marcelo Díaz con dos o tres hombres atentos a que no recibiera la pelota ni saliera con comodidad. Pol Fernández (ejecutó muy bien el corner del gol) apareció en cuentagotas y Centurión no tuvo un buen partido. En tanto, Cardozo aportó un poco más de precisión pero sin ser tan decisivo.

Newell’s se dio cuenta de que Racing no estaba sólido y se le fue encima. Con lo que podía. Presionando, corriendo y metiendo en la mitad de la cancha. Con los quites de Bernardello y la intensidad de Cacciabue, pero le faltó determinación en los últimos metros. Falló Leal. También lo tuvo Oviedo. Asomó García, que si bien dejó dudas al no salir en algunas jugadas que lo requerían, estuvo firme bajo los tres palos.

Newell’s dejó espacios y Racing tampoco los aprovechó. Cristaldo manejó mal algunas contras, pero la que hizo bien y terminaba en gol del Licha López, cobraron una inexistente posición adelantada… Fue el asistente dos, Nelson Leiva, quien en el primer tiempo -de manera insólita- levantó la bandera para marcar un offside, cuando la pelota había partido de un lateral. Silvio Trucco no se quedó atrás y, además de no penar con amarillas algunas fuertes infracciones, omitió un penal para Newell’s por agarrón de Sigali a Oviedo. Y dejó dudas una mano de Saravia en el primer tiempo tampoco sancionada…

Retomando las acciones de juego, Lisandro López se doblegó en el final para dar una mano en la recuperación y también para sostener la pelota. Así, le dio un poco de aire a Racing para que jugara lejos de su arco. Los hinchas también jugaron su partido. Y desde afuera intentó levantar a puto canto a su equipo, que la pasaba mal en la cancha.

Quedó en deuda Racing. Y sufrió mucho para ganar. Casi tanto como marca su historia. Pero a 51 años de la gesta intercontinental del equipo de José Pizzuti, le hizo un guiño a las glorias del ayer quedándose con los tres puntos para seguir liderando la Superliga y con una amplia ventaja.

Fuente Clarin

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here