Inicio Deportes Todo lo que hay que saber de la reunión en la que...

Todo lo que hay que saber de la reunión en la que se definirá si la Superfinal se juega hoy o se pasa para el sábado 17

0
A fan wearing a Boca Juniors' jersey looks at the Alberto Armando stadium in Buenos Aires, Argentina Saturday, Nov. 10, 2018. The South American Football Confederation postponed, due to heavy rain, the Copa Libertadores first leg semifinal soccer match between Boca Juniors and River Plate. (AP Photo/Natacha Pisarenko)

Dirigentes de la Conmebol y del fútbol argentino se reunirán esta mañana para definir, de acuerdo al estado del campo de juego de la Bombonera y de los reportes del clima, si la Superfinal de la Copa Libertadores entre Boca y River puede llevarse a cabo hoy desde las 16, tal cual lo reprogramado ayer tras la primera suspensión, o si directamente el primero de los dos partidos más importante de la historia del continente se pasa para el sábado próximo, 17 de noviembre.

Ayer el brasileño Fred Nantes, director de competencias de clubes de la Conmebol, anunció ayer que la determinación no podrá extenderse más allá de las 13 para evitar la movilización de los hinchas hasta la Bombonera, como ocurrió ayer.

La agenda del día indica que el equipo arbitral hará una recorrida por el campo de juego de la cancha de Boca cerca de las 11 de la mañana, cuando reportarán el informe sobre las condiciones del terreno a los dirigentes de Conmebol que esperan para anunciar la decisión.

(Nicolás Aboaf)

Nantes apuntó que la recorrida de los árbitros se hará pese a que los informes del pronóstico indican lluvias y tormentas para toda la semana, solo con la excepción del jueves. «El pronóstico no es alentador, por eso nosotros dispusimos la visita del cuerpo arbitral mañana a la mañana al estadio», dijo Nantes.

«Boca juega cuando Conmebol lo disponga. Lo que queremos es que prime el sentido común y no queremos que la gente vuelva a sufrir lo que sufrió hoy», dijo sobre los vaivenes de la organización del partido Daniel Angelici, presidente del club Xeneize.

En principio, el partido entre Boca y River por la primera final de la Copa Libertadores se jugaría esta tarde, desde las 16, tras suspenderse ayer por las fuertes lluvias en Buenos Aires, extendiendo el suspenso y la ansiedad de millones de personas alrededor del mundo pendientes del histórico duelo.

(REUTERS)

Todo estaba listo para «el partido de los sueños», como lo definió Marcelo Bielsa, técnico del Leeds United de Inglaterra, pero la lluvia que se abatió desde el amanecer del sábado sobre Buenos Aires obligó a la suspensión del encuentro en el estadio de Boca, la mítica Bombonera.

«Por motivos de fuerza mayor el partido queda suspendido para mañana, domingo 11 a las 16», señaló la Conmebol la máxima autoridad de fútbol sudamericano en su cuenta en Twitter, pese a que el pronóstico metereológico anuncia lluvias hasta el próximo martes.

El anuncio al público fue hecho 95 minutos antes de la hora prevista para el encuentro por los altoparlantes del estadio, que ya registraba una asistencia de miles de personas y donde la hinchada no cesaba de cantar bajo la tormenta. En un rato, las tribunas quedaron vacías.

(REUTERS)

Luego de recorrer el campo de juego y ya sin lluvia torrencial, el presidente de Boca, Daniel Angelici, dijo que la cancha está «bastante bien», pero consideró «una decisión correcta» la postergación del encuentro al domingo, por el efecto de los 110 milímetros de agua caídos.

«Dependerá del tiempo. Si esta noche o mañana hay otro diluvio, el campo no va a aguantar. Si llueve pero no con mucha intensidad, el campo va a drenar bien», dijo el anfitrión.

El directivo dijo, en declaraciones al canal Fox Sports, que hoy iba a mantener una reunión con Claudio Chiqui Tapia, presidente de la AFA, su par de Conmebol, Alejandro Domínguez y el titular de River, Rodolfo Donofrio. Finalmente ese comité se llevará a cabo esta mañana pero sin los presidentes de los clubes finalistas de la Copa.

(AFP)

Las idas y venidas incluyeron hasta el mismo plantel de Boca, ya que a la hora programada los jugadores de Guillermo Barros Schelotto subieron al micro que los iba a trasladar a la Bombonera y diez minutos después descendieron sin moverse del lugar.

Del mismo modo, en el estadio Monumental, miles de hinchas millonarios cantaron y alentaron a su equipo ante la imposibilidad de asistir a la Bombonera por cuestiones de seguridad, una veda vigente para el fútbol argentino desde 2013.

(TELAM)

Fuente Infobae

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here