Inicio Economía El Gobierno amenaza con restringir el servicio eléctrico a Chaco y a...

El Gobierno amenaza con restringir el servicio eléctrico a Chaco y a Villa Gesell por deudas de las cooperativas

0
La sede de la de la distribuidora CEVIGE, en Villa Gesell.

Un conflicto de alcance nacional está creciendo día a día: la deuda que acumulan las cooperativas distribuidoras eléctricas con CAMMESA SA (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico), una empresa mixta pero controlada por el Estado.

En el marco del cumplimiento de las metas fiscales, para alcanzar el déficit primario «cero», el Gobierno recortó subsidios a empresas del sector a la vez que habilitó el incremento de las tarifas domiciliarias. Pese a ello, numerosas cooperativas de todo el país sumaron deudas con por no haber girado los fondos para pagarles a las generadoras eléctricas.

Un informe de CAMMESA reveló que las deudas acumuladas ascienden a $36.500 millones en los últimos tres años, pero casi la mitad de ese monto ingresó en un proceso de renegociación. Sin embargo, restan unos $19.000 millones impagos que están generando alta tensión: prevén restringir el suministro eléctrico en los distritos donde hay incumplimiento.

La sanción efectiva, en principio, podría afectar al alumbrado público y reducir el consumo en dependencias oficiales, aunque se procura evitar una restricción del servicio domiciliario.

Según publicó La Nación, CAMMESA ya evalúa medidas contra las distribuidoras de Villa Gesell, en provincia de Buenos Aires, y contra las compañías de la provincia de Chaco. El reclamo por las deudas de esas distribuidoras locales suman casi 5.300 millones de pesos.

En Chaco, CAMMESA les comunicó a las generadoras eléctricas que solo les pagará el 80% de la transacción de diciembre debido a los pasivos que mantienen las distribuidoras con la administradora del mercado mayorista.

En la provincia norteña, la cooperativa SECHEEP (Servicios Energéticos del Chaco Empresa del Estado Provincial), que depende de la gobernación, le debe al sistema más de $4.700 millones, cifra que sumó en nueve meses.

CAMMESA es una empresa público privada sin fines de lucro encargada de coordinar la operatoria de del Sistema Argentino de Interconexión (SADI), la supervisión de la calidad y seguridad de los servicios afines al sector, el monitoreo de las transacciones económicas del mercado eléctrico, y la gestión de las operaciones de facturación, cobro y finanzas de los fondos del mercado.

EMBARGO EN VILLA GESELL

La semana pasada se hizo efectivo el embargo de CAMMESA contra CEVIGE (Cooperativa Eléctrica, de Crédito y Vivienda y Otros Servicios), la compañía que provee el servicio domiciliario en Villa Gesell, por $193 millones: el Banco Provincia recibió la orden de embargo de la distribuidora de energía contra la cooperativa geselina.

El embargo, que había sido anunciado hace varios meses, no se había hecho efectivo hasta este lunes, cuando ingresó a la sucursal Villa Gesell del Banco Provincia la orden por la deuda que mantiene CEVIGE por la energía que distribuye en el partido. En diciembre, el Juzgado Federal 6 embargó por pedido de CAMMESA a CEVIGE por la deuda de $182 millones, más otros 54 millones de costas judiciales.

Una situación similar es la que se registra en la provincia de Chubut. Allí la deuda con el sistema acumulada por siete cooperativas distribuidoras suma los 3.388 millones de pesos.

Fabricio Petrakosky, presidente en FECHCOOP (Federación Chubutense de Cooperativas de Servicios Públicos), manifestó que afrontar esta deuda «es inviable en ese esquema para que podamos hacer frente al corriente. Ningún usuario va a poder pagar esas facturas».

CHUBUT: PAGO CON BONOS

Para saldar el conflicto la gobernación de Chubut está dispuesta a saldar la deuda con CAMMESA, pero las cooperativas indefectiblemente tendrán que devolver a la administración provincial el dinero prestado con intereses, por lo cual deberán aplicar un aumento de tarifas en un rango de 50 y al 80 por ciento.

La FECHCOOP realizó una propuesta alternativa: utilizar las regalías hidroeléctricas, de unos $30 millones mensuales, para repartir entre las distribuidoras y cumplir con las acreencias.

Por otra parte buscan devolverle la plata al Estado provincial en cuotas. «Así, la necesidad de una adecuación tarifaria se reduce a la mitad», apuntó Fabricio Petrakosky, en diálogo con FM La 100.1 de Comodoro Rivadavia.

CAMMESA podría bajar la tensión, cortar el servicio eléctrico y embargar las cuentas

Además el titular de FECHCOOP explicó que desde la entidad están «aguardando una respuesta del gobierno de Chubut respecto de estas alternativas que le hemos presentado desde la Federación, para viajar a Buenos Aires y reunirnos con CAMMESA, para correr la fecha del pago del gasto corriente fecha a abril o mayo, para avanzar con estas adecuaciones», aseguró.

«Tarifa o subsidio, de alguna forma debe ser, pero consideramos que la pequeña y mediana empresa, los comercios locales y los sectores más vulnerables están complicados y que todo este tiempo hubo falta de políticas en servicios públicos y no puede recaer en los usuarios con tarifas. Solamente con tarifas, me parece que no», manifestó Petrakosky.

«Ojala podamos dejar la política de por medio porque la situación de las cooperativas es delicada. Lo que pedíamos es avanzar con lo nuestro y con los intendentes. La otra alternativa es recibir los bonos del consenso fiscal como un subsidio», puntualizó el directivo de FECHCOOP.

Fuente Infobae

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here