Inicio Locales Una carta de lector, un error y una aclaración sobre el origen...

Una carta de lector, un error y una aclaración sobre el origen del nombre de Aguilares

0

Aguilares.- “La toponimia está muy ligada a la geografía histórica, la cartografía, la genealogía, etc., y por ello podemos localizar lugares de radicación o expansión de una familia y sus probables vinculaciones, por ser localidades que llevan su nombre o de alguien de su pertenencia. Existen innumerables ejemplos, tomando solo a Tucumán como referencia, en donde citaremos el nombre del entonces titular de la estancia o tierras: Graneros (Diego Graneros de Alarcón), Aguilares (Baltasar de Aguilar)….”.

El fragmento pertenece a una carta al lector publicada el pasado 7 de agosto por Justino Terán Molina, quien hizo referencia a la toponimia (origen estudio del origen y el significado de los nombres propios de los lugares). Sin embargo, un error sobre el origen del nombre de la ciudad de Aguilares fue advertido por el historiador aguilarense Emilio Escándar, quien lejos de buscar polémica, quiso aclarar de dónde proviene el nombre de nuestra ciudad.

«Sin sentirme dueño de la verdad…produzco las siguientes aclaraciones», comienza la carta publicada por Escándar. «Aparece don Baltasar de Aguilar casado con doña Francisca Barrientos Medina, «fueron sus bisnietos los que donaron tierras, entre ellos está don Pedro Aguilar, que donó en 1880 terrenos para plaza principal, iglesia y varias manzanas circundantes a la plaza para la instalación de vecinos. Pero paradójicamente no era este el sitio donde se asentaron originalmente los Aguilares y su descendencia ya que desde el siglo XVII reside la mayor parte de ella en un paraje que en grande era llamada «Los Lazartes».
“Don Pedro Aguilar en su testimonio dice: ‘fechado el 27 de junio de 1880, digo ser hijo natural del lugar llamado ‘Los Aguilares’ en el Departamento Río Chico, ser viudo de doña Zoyla Obejero de cuyo matrimonio no tuvo descendencia y de la que vivió separado hasta su fallecimiento, no teniendo parte alguna en los intereses que a ella pertenecieron’”.

“Declaro poseer algunos terrenos en distintos lugares, entre ellos, ‘Los Aguilares’, hábidos por herencia de su finada madre María Melchora Aguilar y de su finada tía carnal Doña María Bernarda Aguilar. De estos terrenos había donado 140 varas para plaza, dejando para calle 20 varas y 100 para el cuadro de la plaza, cuya donación lo hago desde esta fecha a contar 10 años en caso de que se haga la iglesia y si en término estipulado no se verifica la edificación de la iglesia queda sin ningún efecto la donación. Además, donó terreno para que corten el material para la iglesia. Asimismo tengo hecha la oferta de donar en circunferencia de la plaza sitio para que se pueblen buenos vecinos”.

Entre los tres Aguilar mencionados, madre, hijo y tía, aparecen Don José Antonio Aguilar Barrientos, María Dominga Pérez Aguilar, Don Graciano Aguilar, Doña María Isidra Pérez Aguilar, Doña Magdalena Aguilar Barrientos, Don Basilio Aguilar Barrientos y Don Matías Aguilar Barrientos. No hace referencia el grado de familiaridad entre ellos, pero da la pauta que por ellos nuestra comunidad nazca con el nombre de ‘Los Aguilares’. Asimismo y esencialmente queda demostrado que desde don Baltasar de Aguilar hasta su bisnieto Don Pedro Aguilar, hay un marcado espacio en el tiempo, resultado, Don Baltazar de Aguilar no era titular o propietario de las tierras.

Una buena aclaración para quienes desconocían el origen del nombre de Aguilares.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here