Info Aguilares

Sociedad Fecha Publicación: 21 Abril, 2017

Se cumplió el primer año de la implementación de la “Heladera Social” en Aguilares

Se cumplió el primer año de la implementación de la “Heladera Social” en Aguilares

Aguilares.- Hace un año nacía en Tucumán una iniciativa con fines solidarios: la “heladera social”, que consiste en guardar en una heladera la comida que no se consumió en bares y restaurantes para que los que no tienen nada para comer puedan llevarse una porción, de manera gratuita, en lugar de tener que buscar los restos en la basura.

Al poco tiempo, cientos de personas se sumaron para ayudar y donar. Esa pequeña gran idea tuvo réplicas en Córdoba, San Juan, Jujuy, Salta, Neuquén y en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires.

Aguilares fue la primera ciudad del sur de nuestra provincia en implementar la “heladera social”. Al respecto, el padre Rodolfo Apud dijo que “la experiencia va creciendo lentamente, no tanto como yo quisiera, pero crece. La conciencia de que a la comida no hay que tirarla crece, porque hay mucha gente que no la está pasando bien y nosotros podemos compartir un plato de comida”.

En declaraciones al sitio Ecotucumano, el sacerdote dijo que “con poquito las personas pueden salvar el día”. Además, agregó que “muchas cosas se deben pulir: por un lado la gente que da, pero también la gente que retira, porque a veces cuando ven tanta comida a disposición llevan no sé si demás, pero sin pensar que detrás viene otro hermano que necesita también”.

“Los contribuyentes siguen acercando su plato de comida, nosotros repartimos las bandejas en las parroquias, ellos la llenan con comida, ponen la fecha de elaboración y la traen. Estamos viendo cómo hacer para llegar nosotros a las casas que no puedan acercar hasta la parroquia, organizándonos las cosas pueden mejorar mucho más”, detalló el párroco de la Iglesia Nuestra Sra. del Carmen.

Al ser consultado sobre qué balance hace en este primer año, el cura dijo que “fue positivo, aunque soy ambicioso en los proyectos que encaramos, queremos que se multiplique la idea de la Heladera Social, en un pedacito de su negocio instalar una y que la gente se acerque”. Asimismo, agregó que “pensaba proponer por lo menos, una heladera por cada una de las ocho capillas de mi parroquia, para que la gente del barrio no tenga que venir bajo el sol o la lluvia a buscar un plato de comida”.

Para finalizar, el padre Apud recordó una enseñanza materna: “Alguna vez mi madre me enseñó que debo aprender a comer como pobre y no como rico; el pobre va comiendo de una parte del plato sin tocar el total, para que si queda satisfecho a la mitad, la otra mitad la pueda comer a la noche, en cambio, el rico come como gallina porque escarba y eso no puede comer nadie después. Comer como pobres y luego traer en una bandeja para que la gente pueda alimentarse”, concluyó.

 

Deja Tu comentario

Miniservice 25 Oferta
Radio Milo 103.3
Candy Palace
CPN MARON VALLA
<