Inicio Policiales “Paisa”, el ladrón que murió con su propio cuchillo ante un ferretero...

“Paisa”, el ladrón que murió con su propio cuchillo ante un ferretero de 88 años

0
El cuerpo de Cristian Tomás Pirolla (28), afuera de la ferretería que asaltó en San Fernando.

Buenos Aires.- Cristian “Paisa” Pirolla (28) había estado festejando toda la madrugada el cumpleaños de uno de sus hermanos en su precaria casa de la localidad bonaerense de San Fernando. Según testigos, el joven consumió drogas y alcohol. Así como estaba salió a robar, junto con su esposa y madre de tres hijos, Verónica González (32), a la ferretería del barrio, a unos 150 metros.

Con lo que no contaba Pirolla es que esta vez el comerciante, Juan Bautista Blanco, de 88 años, se iba a resistir. Eran las siete y media de la mañana del domingo cuando primero entró la mujer, que pidió dos clavos. Fue un ardid para que luego irrumpiera su pareja. El cuchillo que portaba resultó un búmeran mortal, porque el jubilado se lo quitó y le causó tres cortes: dos en el pecho y un tercero, letal, en el cuello.

Su estado -drogado y alcoholizado- explica cómo el anciano consiguió sacarle el arma y matarlo. El ladrón tenía antecedentes. Había estado detenido casi cuatro años, también por robo con arma blanca.

El jubilado, a pesar de sus años, seguía atendiendo su negocio hasta los domingos. Este lunes, a 24 horas del hecho, quiso abrir las puertas a sus clientes, pero su familia no lo dejó. “Va a tener que cerrar unos días, aunque él quiere trabajar”, contó su hija Mirta (53) afuera del local, en Arnoldi al 1600, que estuvo todo el día rodeado de periodistas y de vecinos que fueron a apoyar al ferretero.

Según precisaron fuentes oficiales, Pirolla había ido preso el 1° de noviembre de 2012. Lo condenaron a cinco años y medio, con vencimiento el 20 de marzo de 2018. El 5 de octubre de 2016 salió en libertad condicional, otorgada por el Juzgado de Ejecución Penal N° 1 de San Isidro.

El fiscal de la causa, Alejandro Musso, investiga si el joven ya había asaltado en otras cuatro ocasiones al ferretero. La hija del hombre dijo que Pirolla le había robado hacía tres semanas. “No hicimos la denuncia porque no queríamos, son de acá nomás”, explicó.

González, que quedó afuera de “campana” y terminó detenida, declaró que sólo vio entrar al negocio a su marido encapuchado y armado. La imputaron por “robo agravado por el uso de arma en grado de tentativa”.

“Son vecinos. La familia del ferretero los conoce y les decían ‘los cirujas de la vuelta’ y siempre causaban problemas”, dijo a Télam una fuente judicial que, además, explicó que los testigos indicaron que la pareja ya había asaltado antes el comercio bajo distintas modalidades.

De acuerdo a este vocero, a Blanco “entraron a robarle y lo que hizo el comerciante fue desarmar al ladrón y apuñalarlo con el mismo cuchillo Tramontina con el que antes lo habían amenazado de muerte”.

González declaró ante la Justicia que fue sola a la ferretería para averiguar “por unos clavos” para arreglar la escalera de su domicilio y que en esas circunstancias entró su pareja con “un arma blanca y encapuchado” y pasó del “otro lado del mostrador”, ante lo cual ella se asustó y se retiró. “Después no sé qué pasó”, agregó. “Cuando no estaba en pedo, era una excelente persona”, resaltó.

La hija del ferretero se quejó de que “lo tenían de punto” y resaltó que “con 88 años, hay cosas que se acuerda y otras que no, a veces no sabe el nombre de sus nietos”. La mujer completó: “Sentimos mucho la pérdida del muchacho porque también soy madre, pero era la vida de mi papá o la del delincuente”.

Mirta Blanco, la hija del ferretero de 88 años que le sacó el cuchillo a un ladrón y lo mató, en San Fernando.

Fuente Clarin

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here