Inicio Policiales Prometió entregar a su hijo, pero lo encontraron en la casa de...

Prometió entregar a su hijo, pero lo encontraron en la casa de su madre

0
ATAQUE. En Próspero Palazzo y Díaz Vélez fue apuñalado Lizárraga. LA GACETA / FOTO DE DIEGO ARÁOZ

Había prometido entregar a su hijo porque temía que lo mataran. Pero nada de eso ocurrió. El principal acusado del crimen de un joven en la zona de Villa Amalia en  San Miguel de Tucumán fue detenido por la Policía en la casa de la madre de la mujer, ubicada en Delfín Gallo.

El sábado por la noche, pasadas las 21, en Díaz Vélez y Próspero Palazzo de la capital tucumana, Santiago Esteban Lizárraga recorría las calles de ese barrio. Al parecer, según confiaron fuentes policiales, descubrió a un joven intentando ingresar a uno de los domicilios que tenía que cuidar.

Lizárraga intentó detenerlo, pero el sospechoso sacó un cuchillo y lo hirió. La víctima fue trasladada de urgencia al hospital Padilla donde finalmente falleció.

Fabiola Naranjo Miranda, madre del agresor contó otra versión sobre el hecho. Dijo que su hijo y Lizárraga eran adictos, que habían mantenido una pelea y, por razones que no pudo explicar, le aplicó la mortal puñalada. Los testigos que declararon ante la fiscal Adriana Giannoni dijeron que el homicida no sólo quiso robarle el celular, sino que además era conocido en Villa Amalia por haber cometido varios delitos de esas características.

La mujer, que reconoció que cumplió con una condena por comercializar drogas, insistió que su hijo tiene serios problemas de adicción. “A veces le compro paco para que no se meta en problemas”, explicó. También dijo que tiene miedo porque los vecinos, en venganza, realizaron varios disparos en contra de su vivienda.

La Fiscalía especializada en homicidios ordenó una serie de allanamientos en dos casas del sur de la capital tucumana, en Díaz Vélez al 1900 y en Virgen de la Merced al 1900. En esos lugares, la Policía secuestró un teléfono celular que estaría vinculado con el hecho.

Allegados a la familia del acusado le avisaron al personal de la División Homicidios que el sospechoso estaba oculto en la casa de su abuela. Los investigadores, al mando de los comisarios Jorge Dip y Diego Bernachi, lo encontraron en esa vivienda y lo detuvieron.

El acusado, conocido como “Culacho” ya se encuentra a disposición de la Justicia

Fuente La Gaceta

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here