Inicio Policiales Tiene 12 años, tuvo un bebé y por el ADN descubrieron que...

Tiene 12 años, tuvo un bebé y por el ADN descubrieron que el violador era su padrastro

0

Los detalles del horror todavía no están precisos, y falta encajar varias piezas en una historia que tiene, una vez más, al abuso de menores como punto de partida. En la pequeña localidad de Morteros, al suroeste de la provincia de Córdoba, una nena de 12 años fue mamá como consecuencia de una violación.

La pequeña, que se presentó en el Hospital Municipal José Sauret de esa ciudad con fuertes dolores de panza, padece un leve retraso madurativo. Fue en el centro de salud, hasta donde llegó acompañada de su mamá, donde los médicos constataron que cursaba un embarazo de seis meses.

“La madre llevó a su hija al hospital y se constata que tenía un embarazo de 25 semanas de gestación. En función de eso, se remite a la niña a Córdoba, en donde están los equipos especializados en abuso infantil. Se le hacen análisis psicológicos y se constata que la voluntad de la niña, la madre y el padrastro era de continuar con el mismo“, explicó al medio Cadena 3 el fiscal de San Francisco, Bernardo Alberione, a cargo de la causa.

“La niña decía que había sido resultado de una relación sexual que había tenido en marzo, durante su cumpleaños“, agregó el magistrado. Lo que siguió fue una orden para practicarle una prueba de ADN al recién nacido, y lo que se descubrió fue todavía más aberrante: el bebé de la víctima es hijo de su padrastro.

El hombre de 36 años, identificado como Sergio Castañeda, fue detenido acusado de abuso sexual con acceso carnal calificado. La nena, por su condición, nunca pudo determinar por sus propios medios quien sería el padre del bebé, ni precisar el momento en el que sufrió el abuso.

En casos como estos la ley ampara la aplicación del protocolo ILE (Interrupción Legal del Embarazo), algo que en este particular no se puso a consideración. “La niña tenía un entusiasmo importante de continuar con el embarazo y eso es una voluntad libre. Si hubiéramos tomado la decisión de practicar un aborto, se hubiera puesto en riesgo a la niña y a la persona por nacer“, refirió Alberione al mismo medio.

“En ese momento, nada aconsejaba interrumpir el embarazo. Si lo hacíamos, teníamos a una niña que quería ese bebé y que no lo tiene. Teníamos una serie de riegos, ya que eso habían arrojado los informes técnicos, psicológicos y fisiológicos“, reforzó su decisión el fiscal.

Respecto del acceso que el abusador tuvo hacia su víctima, más allá de compartir el hogar, Alberione presume que la madre de la nena podría haber facilitado las vejaciones. “Tuvo algún grado de conocimiento y participación“, manifestó. Lo que aún no se ha informado, es si tomarán alguna medida judicial contra la progenitora.

Fuente Clarín

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here