Inicio Policiales Un cordobés denunció la pérdida de su auto en Tucumán, pero lo...

Un cordobés denunció la pérdida de su auto en Tucumán, pero lo tenía en su casa

0

La denuncia de un cordobés generó un escándalo, la sanción a policías y el inicio de una causa en la Justicia. El turista había contado que el automóvil que le había secuestrado la fuerza desapareció misteriosamente. Después de un año sin noticias, el auto fue hallado en la casa del denunciante por una causa judicial que inició la justicia de esa provincia y el supuesto damnificado quedó tras las rejas.

Claudio Saravia había sido multado el 8 de mayo de 2018 en la entrada de la provincia porque no llevaba la silla para menores de 10 años, una ley que es obligatoria desde enero de este año. Como no tenía el dinero para pagar el monto de la infracción, le secuestraron el auto VW Bora y lo dejaron debajo del puente ubicado en el empalme con la ruta 9. Después, al querer abonar la multa, le dijeron que su auto no se encontraba en la base de datos.

“Ya no puedo viajar hasta ahí porque no tengo cómo hacerlo. Mi cuñado es el que está encargado de resolver el trámite, pero no encuentran el auto para que yo pueda pagar la multa”, aseguró el conductor que asumió la responsabilidad de no tener la silla correspondiente para viajar, en una entrevista con el diario La Gaceta.

El caso generó controversia entre la supuesta víctima y el ministro de Seguridad, Claudio Maley. El funcionario había informado que en realidad se le habría labrado una multa porque circulaba sin licencia de conducir y sin seguro. También aclaró que el turista cordobés había pagado la multa de $ 7.000 y que se lo había llevado a su provincia natal.

Saravia, al enterarse de los dichos del ministro Maley, agravó la denuncia. Dijo que en realidad le hicieron firmar una multa porque no quiso pagarles una coima. “Eso me hicieron firmar porque no quise pagarles la coima”, manifestó el cordobés que había adelantado que realizaría una denuncia en contra del Estado por el daño provocado.

A raíz del escándalo, el ex jefe de Policía José Díaz decidió separar de la fuerza a los policías que intervinieron en el procedimiento y también desplazó a los jefes de la Policía Vial, comisarios Sergio Suárez y Mauricio Álvarez, que meses después pasaron a retiro de la fuerza.

Saravia dijo entonces que a raíz de este problema hizo la denuncia para que se secuestrara el auto donde fuera ubicado y le puso una traba legal para que nadie lo pudiera vender. “Ni yo voy a poder andar si aparece”, bromeó el cordobés.

El martes, efectivos de la policía cordobesa se presentaron en el domicilio de Saravia, en el marco de una investigación por irregularidades en la compra y venta de autos. Encontraron tres vehículos que tenían pedidos de secuestro, entre ellos el Bora que era requerido por la fuerza tucumana. Los cordobeses se comunicaron con los investigadores de Tucumán para informarles que el auto desaparecido estaba en poder de su supuesto titular y añadieron que profundizarán la pesquisa para determinar su origen.

“No quiso radicar la denuncia en fiscalía ni asumir la querella en su momento. Argumentó que podía recibir represalias por parte de la Policía. No pensábamos que podía haber armado todo, aunque nos había generado muchas dudas su actitud, sin pensar que tenía el auto”, afirmó ayer Luis María Rizo, quien fue abogado del automovilista en el inicio del caso.

“Se ausentó un tiempo. Tomó contacto con nosotros otra vez, pero con otro número (de celular). Le requerimos que viniese e hiciera la denuncia correspondiente, lo que hizo en División Sustracción de Automotores”, agregó el letrado. “En el ejercicio de la defensa para hacer valer sus derechos, llevamos adelante su versión, pero ahora relacionamos su conducta con la realidad”, finalizó.

Fuente La Gaceta

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here