Inicio Política Los tucumanos se quedan sin colectivos en un paro por tiempo incierto

Los tucumanos se quedan sin colectivos en un paro por tiempo incierto

0
Imagen de archivo

Tucumán está sin servicio de ómnibus desde la medianoche. Y esta vez, por tiempo indefinido.

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) materializó la medida de fuerza -sin asistencia a los lugares de trabajo- que había adelantado durante la huelga del viernes en reclamo por el 50% adeudado del salario de enero. Son unos 4.000 trabajadores a los que les deben unos $ 20.000 a cada uno. César González, titular del gremio, condicionó el levantamiento de la medida de fuerza a la cancelación total de la deuda. “Es la única forma. A esta solución la tienen las empresas, no nosotros”, aseguró.

Los dirigentes de Asociación de Empresarios del Transporte Automotor (Aetat) afirmaron que hoy por hoy no cuentan con los $ 80 millones necesarios para afrontar la segunda parte del compromiso. En contrapartida, durante la audiencia de ayer, ofrecieron destinar las ganancias diarias, menos el costo del combustible, para ir disminuyendo la deuda hasta tanto reciban la próxima semana un subsidio de la Nación que les permitiría completar el pago. El ofrecimiento, sin embargo, fue rechazado por la UTA.

“Para que se destrabe el conflicto hay que pagar el saldo pendiente de los haberes en forma inmediata. Nosotros no estamos en condiciones. Las empresas ya agotaron el poder de crédito y de endeudamiento a tasas inconmensurables”, sintetizó Jorge Berreta, vicepresidente de Aetat.

En el medio, más de 300.000 usuarios del transporte público deberán ingeniárselas para cumplir con sus trámites y obligaciones sin contar con los servicios de las 14 líneas de la capital, las 56 interurbanas y las rurales. “Mañana (por hoy) tendré que acordar con mis vecinos para venir en taxi al centro a trabajar. Ellos hacen paro, pero nosotros no podemos faltar porque nos descuentan el día”, se quejó Soledad, empleada en una panadería que a diario viaja en la Línea 5.

SIN ÓMNIBUS. La UTA llevó a cabo una huelga el pasado viernes.

“Callejón sin salida”

González insistió con que las complicaciones y la crisis en el sector del transporte no es algo de ahora. “Nosotros hemos puesto todo, pero hace 18 meses que venimos con este inconveniente y nadie lo escucha: estamos llegando a un callejón sin salida. Somos conscientes de que la actividad está en crisis, pero todos estamos en crisis, sabemos que también los usuarios”, manifestó en diálogo con el diario La Gaceta.

Tanto el secretario general de la UTA como el vicepresidente de Aetat coincidieron con que es impostergable una reunión entre los gremios con funcionarios del Gobierno de la Provincia como de la Municipalidad para sincerar los costos del boleto y conformar una receta que deje satisfechas a las cuatro partes. “La solución de fondo -dijo Berreta- la vengo repitiendo hace mucho tiempo, pero parece que el transporte público no es prioridad. ¿Cuándo nos sentaremos todos en una mesa de diálogo? ¿La Provincia puede poner algo más (que los subsidios)? ¿La Municipalidad qué puede poner? Todo es un debate entre todos. Tenemos que buscar puntos de consenso para salvar la actividad y resguardar a los usuarios porque estamos trabajando sobre la base del endeudamiento. Esa es la realidad”, manifestó.

González insistió con que levantarán la medida de fuerza si aparecen los fondos necesarios, pero advirtió que, de no haber un debate entre las cuatro partes, los inconvenientes resurgirán en marzo. “Sería es un parche y el mes que viene tendríamos el mismo problema; no entiendo por qué no se da la reunión”, agregó el titular de UTA. Además, sugirió que en Tucumán se podría implementar un sistema similar al que tiene Salta, donde, según González, la Provincia arrienda los colectivos y paga a los dueños de las unidades por kilómetro recorrido.

Provincia y Municipio

El ministro de Gobierno y Justicia, Regino Amado, consideró que un encuentro entre las cuatro partes ayudaría para abrir caminos a un conflicto que parece haber quedado entrampado. “La Provincia ya otorgó $ 130 millones, que va a pagar todos los meses. La otra pata es la Municipalidad, que no aparece por ningún lado. Creo que si nos juntamos todos y cada uno pone de su parte, sería más fácil encontrar una solución. Está faltando la responsabilidad del Gobierno municipal. No quieren pagar un costo político y la tienen a la gente sin transporte”, lanzó. Además, el funcionario cargó contra la Nación por la quita de subsidios de transporte a las provincias. En las últimas semanas hubo medidas de fuerza por salarios atrasados en ciudades como Bariloche, San Salvador de Jujuy, Paraná y San Luis.

Germán Alfaro, intendente de la capital, dijo que el conflicto es un “intento de extorsión” del sector empresarial con el fin de exigir el aumento del boleto. Reiteró que no convocará a una sesión extraordinaria del Concejo Deliberante y calificó el paro como un “lockout patronal”, según dijo en una declaración oficial.

El secretario de Gobierno de la Municipalidad, Walter Berarducci, en tanto, dijo que ayer a la siesta llegó un pedido de audiencia de parte de Aetat luego del paro anunciado por UTA. “Nunca recibimos a nadie bajo presión o extorsión. El diálogo siempre es fructífero, pero tenemos que coincidir que en estas circunstancias es imposible dialogar si se anteponen medidas de fuerza. El diálogo para decir que nos juntamos para la foto y que después haya un paro no sirve”, consideró.

El secretario de Trabajo de la Provincia, Roberto Palina, insistió en que la medida de fuerza iniciada por la UTA está enmarcada en una cuestión alimentaria, aunque se haya anunciado por tiempo indefinido. “He hablado con los abogados y me dijeron que no corresponde legalmente que la dictemos”, aseguró a este diario. Agregó, no obstante, que percibió buena voluntad de ambas partes por lo que estimó que podría haber una solución en el corto plazo.

La protesta de las cuatro partes

UTA

“Tienen que pagar el 100% de lo que están debiendo”

El titular de la Unión Tranviarios Automotor, César González, afirmó que no levantarán la medida de fuerza hasta tanto el sector empresarial abone los $ 80 millones que le está adeudando a los trabajadores en concepto del 50 % del salario de enero. “Tienen que pagar el 100% de lo que están debiendo, es la única manera de que levantemos la medida de fuerza”, subrayó el dirigente durante la noche de ayer.

González explicó los motivos por los que rechazaron el ofrecimiento que hicieron los empresarios durante la audiencia en la Secretaría de Trabajo. “De acuerdo a lo que ellos ofrecen, es imposible que podamos aceptar el pago en forma diferida. Al 50% lo pretenden pagar con el excedente que quede de la recaudación diaria, sacando el gasto de combustibles. Y saldar todo con un subsidio, que supuestamente van a recibir la semana que viene”, señaló el dirigente, que reconoció que la actividad del transporte público se encuentra en crisis. “Ya están manifestando (los empresarios) que no saben cómo van a abonar la remuneración el próximo mes. Estamos ante una situación bastante compleja. Al día de hoy, son unos $ 20.000 de deuda en promedio por unos 4.000 trabajadores. Son alrededor de $ 80 millones”, insistió González.

El dirigente consideró que se debe conformar una mesa de diálogo entre el gremio que lidera, Aetat, el Poder Ejecutivo y la Municipalidad. “Hace 18 meses que venimos con este inconveniente. Nadie lo escucha, todo sigue igual, creo que esto justifica una reunión de todos los sectores”, dijo.

Aetat

“El gremio está en una postura intransigente que es legal, pero no la compartimos”

El vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor (Aetat), Jorge Berreta, consideró que el ofrecimiento que le hicieron a la UTA hubiese servido para evitar la medida de fuerza por tiempo indefinido. “No sería la solución del sector, pero resolvería el tema pendiente de los trabajadores. El gremio está en una postura intransigente, que es legal y legítima, pero no la compartimos. El empresario viene bregando desde hace meses con la conformación de una mesa de diálogo y sinceramiento con el gremio de los trabajadores, y con la Provincia y la Municipalidad. A los empresarios, los trabajadores y los usuarios los están usando como rehenes políticos, en disputas políticas de las cuales nosotros somos ajenos”, manifestó, al tiempo que reconoció el gesto de la Provincia de anticipar en diciembre $ 80 millones de los $130 millones mensuales que se comprometió a abonar a lo largo de 2019. “Todo esto es un debate entre todos. Tenemos que buscar un punto de consenso para salvar la actividad y resguardar a todos los usuarios. Si no, saldaríamos (esta deuda) y luego de eso estaríamos metidos en el mismo lodo, porque la ecuación económica no da. Estamos trabajando sobre la base del endeudamiento. Esa es la realidad. Si no nos sentamos a la mesa y buscamos las alternativas sin dudas que vamos a estar en el mismo problema. Ante el problema de la sociedad, de 4.000 trabajadores, de empresas al borde la quiebra. Deberían tratarlo al tema”, imploró el vicepresidente de Aetat.

Municipalidad de San Miguel de Tucumán

“El único fin de esta medida es forzar al aumento del boleto”

El intendente de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro, se pronunció con dureza en contra de la medida de fuerza iniciada por la UTA por el retraso salarial de parte de quienes concesionan las líneas de ómnibus y consideró que se trata de un “intento de extorsión por parte del sector empresario del transporte público”. “El único fin de esta medida es forzar al aumento del boleto: los empresarios dejan de pagar sus obligaciones salariales para que los choferes hagan paro y disfracen de lucha gremial lo que en realidad es un ‘lockout patronal’ (paro empresario), expresó de manera oficial. Además, reiteró que no convocará a sesiones extraordinarias en el Concejo Deliberante y consideró que la Municipalidad no tiene injerencias en cuestiones salariales del transporte. “Las empresas de transporte son empresas privadas: son responsables de su personal: ni el Municipio ni los usuarios deben hacerse cargo de un aumento de sueldos del sector privado”, arremetió, al tiempo que advirtió que dará de baja las concesiones de aquellas empresas que no brinden servicio durante más de 48 horas.

El presidente del Concejo de la capital, Armando Cortalezzi, adelantó que no recibirá a los empresarios (solicitan un boleto de $ 29) o a los representantes de la UTA hasta tanto se levante la medida de fuerza. “En estas condiciones no se puede conversar. Tomar la decisión de parar y después dialogar no me parece”, anticipó. Además, opinó que los usuarios no pueden pasar a $ 29 de boleto urbano si ahora abonan $15,50.

Gobierno Provincial

“El municipio tiene que sentarse con los representantes de UTA y de Aetat”

Incluso antes de que se desatara la huelga por tiempo indefinido, el gobernador Juan Manzur apuntó contra las autoridades ejecutivas y legislativas de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán por el conflicto en el transporte público de pasajeros. “Esperemos que se resuelva, pero ya está en el ámbito de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, que es quien tiene que sentarse con los representantes de los trabajadores y del sector de Aetat para resolver este conflicto”, había dicho el mandatario durante el paro del pasado viernes. El jefe de Estado, además, aseveró que la Provincia ya concedió los subsidios que podía otorgar al sector, y que ahora depende de las autoridades municipales hacer su parte. “Hay una ley impulsada por nuestro bloque que mandé a la Legislatura y que se aprobó. Para el año hay previsto un aporte del Gobierno de $1.560 millones ($ 130 millones mensuales) con los que estamos cumpliendo”, había remarcado en rueda de prensa. El legislador Marcelo Caponio también le había reclamado al municipio que interviniera en el conflicto. “Lo que no se entiende es la falta de control de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán a los empresarios. Vemos que son ellos -los transportistas- los que se quejan de negocios deficitarios y luego son los mismos los que se presentan en las adjudicaciones de las nuevas líneas. Uno ve empresas pobres, empresarios ricos y el ciudadano de la capital, por una falta de diligencia del Intendente es el que no puede tener un buen servicio de transporte”, consideró el legislador oficialista. En diciembre, el Gobierno destrabó un inconveniente similar al adelantar $ 80 millones en materia de subsidios para los transportistas.

Fuente La Gaceta

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here