Inicio Política Un año sin el ARA San Juan: los tucumanos Pedro Martín Fernández...

Un año sin el ARA San Juan: los tucumanos Pedro Martín Fernández y Luis Esteban García formaban parte de la tripulación

0
Foto El Tucumano

Este jueves 15 de noviembre se cumple un año desde la desaparición del submarino ARA San Juan y sus 44 tripulantes. Dos de los marinos eran tucumanos.

Pedro Martín Fernández y Luis Esteban García faltan en sus casas. Sus esposas e hijos no pierden la esperanza de que, alguna vez, el Gobierno nacional pueda cumplir su promesa de encontrar la nave y los restos de sus seres queridos.

A un año del extravío del submarino, no hay certezas ni de su paradero ni de las razones de su hundimiento. Fueron descartados más de 100 puntos de contacto, surgidos de la búsqueda a través de radares submarinos.

Los familiares de los tripulantes realizarán un homenaje a los marinos. Será a las 17, en la Base Naval de Mar del Plata. De la ceremonia también participará el presidente Mauricio Macri, pese al rechazo de las familias.

En Tucumán, se oficiará una misa en la Iglesia San Francisco a las 19 y luego marcharán a Plaza Independencia para entonar el himno nacional.

Pedro Martín Fernández

El capitán Pedro Martín Fernández (45 años) nació y se crió en el barrio Esteban Echeverría de la capital tucumana. Martín, para todos, supo desde pequeño que su vida estaría dedicada al mar. Estudió en la escuela Normal. Allí conoció y se casó con Ana María Tonetti, su novia de siempre, con quien tuvo tres hijos.

Devoto de la Virgen de Monserrat, el capitán Fernández se mudó a Mar del Plata el 2 de marzo de 2015. Y el lunes 6 de noviembre encabezó un viaje de navegación con inmersión junto al Superior Tribunal de Justicia de Tierra del Fuego y representantes de la provincia.

Iba a ser el último viaje del capitán. Según confirmó su madre, tenía pensado volver a su tierra natal.

Luis Esteban García

El cabo primero y técnico electricista Esteban García (31 años), estudió en la Técnica N° 2 de San Miguel de Tucumán, época en la que conoció a Gabriela Acosta, quien asistió a la Comercio 3. Se casaron y tuvieron dos varones: uno de 3 años y medio y el más pequeño de apenas 18 meses.

Luego de su ingreso a la Armada, García se mudó junto a su familia a Playa Serena, una pequeña localidad al sur de Mar del Plata. Allí se recibió hace dos años de submarinista. Físicamente, Esteban no veía a su familia desde el 25 de octubre.

Fanático de San Martín, la pasión de Esteban conmovió a los hinchas de Ciudadela, quienes iniciaron una cadena de oraciones: «Dios te ayude, hermano Ciruja, que estás haciendo Patria y rogamos por tu bienestar… Ayudémoslo con una oración estés donde estés».

Fuente El Tucumano

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here