Inicio Sociedad De paseo, hasta el quirófano, en autitos a control remoto

De paseo, hasta el quirófano, en autitos a control remoto

0

Ciudad de Buenos Aires.- Se trata de un recurso que busca minimizar los miedos y el estrés que sufren los pacientes en una etapa preoperatoria. Una modalidad que ya se utiliza en otros lugares del mundo desembarcó este martes en el Hospital de Niños Pedro Elizalde: un autito a control remoto reemplaza a la camilla en el traslado de los pacientes camino a una intervención.

Así, el Hospital Elizalde se convirtió en el primer centro médico pediátrico de la Ciudad de Buenos Aires en adoptar la modalidad: un auto a batería y control remoto cuyo único requisito es que el niño pueda caber en él y en el que los “conductores” – chicos trasladados – cuenten con un diagnóstico médico apropiado para este transporte. El transporte es controlado por un adulto responsable.

La iniciativa estuvo a cargo de de la Fundación Pediátrica Argentina (FuPeA) junto al Proyecto Solidario Kellun, en el marco del 240° aniversario del centro médico pediátrico.

La iniciativa estuvo a cargo de de la Fundación Pediátrica Argentina (FuPeA) junto al Proyecto Solidario Kellun

“La Fundación Pediátrica Argentina está muy contenta de haber actuado en esta oportunidad de enlace entre dos instituciones que queremos mucho. Esta es una forma común de trabajar desde FuPeA: nos gusta la sinergia con otras instituciones y otras fundaciones”, explicó Marcelo Scopinaro, director médico de la Fundación Pediátrica Argentina (FuPeA).

Este recurso que buscar reemplazar las camillas por autos a control remoto en el traslado de niños antes de ingresar al quirófano, comenzó a utilizarse el año pasado en países como España, Francia, Inglaterra y Estados Unidos, y tuvo gran efectividad a la hora de reducir la ansiedad en los pacientes pediátricos que debieron realizarse prácticas médicas o intervenciones.

Según un estudio publicado en agosto de 2018 por la British Journal of Anesthesia, investigadores en China y Estados Unidos probaron que conducir un automóvil en camino a la cirugía reducía la ansiedad en niños en edad preescolar. La investigación reveló que aquellos pacientes pediátricos que fueron trasladados en los autos “exhibieron niveles significativamente más bajos de ansiedad desde el momento en que subieron al auto hasta que ingresaron al quirófano, en comparación con los otros dos grupos”. El estudio concluyó que el transporte en un automóvil de juguete puede aliviar la ansiedad preoperatoria en los niños.

Para el director del hospital, Miguel Javier Indart, «el proyecto de cambiar camillas por autos es una situación muy reconocida por nosotros: no es lo mismo para un chico que va a ser operado trasladarse en una camilla que en un auto; su realidad cambia notablemente: suben las defensas, baja la ansiedad, disminuye la situación de estrés y, por lo tanto, es un elemento más que ayuda al éxito de una intervención. Así que, qué hayan pensado en la posibilidad de esto y que nos hayan elegido a nosotros nos llena orgullo y de un enorme agradecimiento”.

Fuente Clarín

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here