Inicio Sociedad Semana clave para los trabajadores del ingenio San Juan

Semana clave para los trabajadores del ingenio San Juan

0

Luego de un comienzo tardío y tras concluir la primera semana de molienda, la empresa Tecnocontrol, arrendataria del ingenio San Juan, se despidió de sus obreros acusando no tener fondos para pagarles los sueldos. Antes, los cañeros que proveían al ingenio comenzaron a «desaparecer» ante la complicada situación económico-financiera que declaró el empresario Lucas Terán, dueño de la firma azucarera. Para completar, la empresa mantiene una deuda millonaria con Gasnor, la encargada de proveerle el servicio de gas.

La salida del empresario se confirmó a fines de la semana pasada, cuando estampó su firma en la presentación judicial con la cual renunció a su condición de arrendatario del ingenio San Juan. Lo hizo a regañadientes, afirmaron algunos dirigentes azucareros, porque sospecha que «le tendieron una cama» los mismos productores a quien él le compraba la caña, con la complicidad de otros empresarios del sector.

«La cuestión de fondo es que hizo las cosas mal. Con presión o no, no estuvo a la altura de los manejos que requiere esta industria», acusan los obreros que aún hacen guardia en la fábrica, en espera de alguna solución. Son casi 400 los trabajadores que quedaron a la deriva y cuyos puestos de trabajo vienen tambaleando desde hace años.

«La mesa está servida, faltan los comensales»

Los obreros están dispuestos y las máquinas operativas. Esta todo listo para la molienda, sólo falta voluntad de hacerse cargo de la fábrica, según sostienen desde el gremio que nuclea a los trabajadores del ingenio. «Vamos a esperar que alguien se pueda hacer cargo. Existe la posibilidad de que un grupo de cañeros se junten y se hagan cargo por un par de meses», aseguró el secretario general del Sindicato, Juan Luis Abregú, tras el parate de la molienda.

Lo único que esperan por estos días, es terminar la zafra actual y que los réditos económicos alcancen para saldar la millonaria deuda salarial, que según aseguran asciende por encima de los $50 mil a cada uno de los casi 400 trabajadores. «Él (Terán) llegó y se puso a hacer las reparaciones que necesitabamos para comenzar la molienda pero nunca se hizo cargo de los salarios. Aguantamos todo lo que pudimos porque queríamos empezar a trabajar, pero ahora él se va y nosotros quedamos en la incertidumbre de no saber que va pasar», agregó Abregú.

Terán se fue, ¿y ahora qué?

La firma Tecnocontrol estuvo a cargo del ingenio San Juan desde 2016, cuando luego de una larga cadena de arrendamientos fraudulentos, la justicia decidió otorgarle por tres años el arrendamiento de la fábrica. La empresa, propiedad de Lucas Terán, es una pequeña compañía que hasta ese momento se dedicaba a la venta de repuestos industriales, vinculada a la obra pública y que llegaba con la venia del gobierno provincial.

Sin espalda económica y sin socios, Téran no encontró más salida que cerrar la fábrica, en momentos en que la zafra está ingresando en su auge. En los próximos días se realizará una inspección ocular en el lugar para constatar el estado en el que se encuentra el ingenio para trazar un cuadro de situación que permita precisar el capital que deberá invertir quien se haga cargo. La situación queda ahora en manos de la Justicia, desde donde se comprometieron a expedirse esta semana.

Tras la salida de la firma, desde la FOTIA, que mantiene intervenido el sindicato de obreros del San Juan, habrían propisiado un acuerdo para que el traspaso de mando del ingenio se complete de manera tal que el nuevo arrendatario no deba hacer frente a las deudas. Para ello, los dueños del Complejo Agroindustrial San Juan SA y la Justicia deberían acordar la venta de terrenos que el ingenio posee en San Andrés.

Esta no sería la primera vez que el San Juan salde una deuda con la venta de su patrimonio. En 2016, cuando la empresa de Terán se hizo cargo, la Intendencia de Banda de Río Salí intervino activamente aportando $9 millones para pagar una deuda salarial y cobrándose este adelanto con la venta de casi 20 hectáreas de tierras del ingenio que quedaron para el municipio.

Esta semana, la Justicia deberá evaluar si hay nuevas ofertas de arrendamiento. Si ninguna propuesta se encamina, el Ingenio San Juan podría no participar de la zafra por primera vez desde 1979.

Fuente Primera Fuente

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here