Inicio Sur Tucumano Hacen pruebas de ADN a dos cuerpos por el caso del ex...

Hacen pruebas de ADN a dos cuerpos por el caso del ex gendarme desaparecido de La Madrid

0

El caso parece resuelto. La Justicia tiene indicios firmes de que los restos humanos encontrados la semana pasada en San Pedro de Guasayán (Santiago del Estero) corresponden a Ángel Ramón Airala (57 años), el gendarme retirado que vivía en La Madrid y desapareció en octubre del año pasado cuando se desempeñaba como transportista rural. El hombre habría sido asesinado con fines de robos por dos delincuentes que fueron detenidos y quedaron a disposición de la Justicia. El cuerpo, enterrado en medio de un monte, presentaba un balazo en la cabeza, tenía las manos atadas y un rosario en una de ellas, según se informó.

“Todo indica que la víctima fue llevada hasta ahí y asesinada luego de ser abierta la fosa”, indicó al diario La Gacera un allegado a la investigación. Lo único que resta para certificar que los restos pertenecen a Airala son las pruebas de ADN.

El fiscal Edgardo Sánchez, de la Fiscalía de Delitos contra la Integridad Física del Centro Judicial de Concepción, cuenta con datos concretos que surgieron de distintos procedimientos realizados en las últimas semanas.

¿Prisión perpetua?

El representante del ministerio público tiene previsto formular el martes las acusaciones formales por el crimen contra los dos sospechosos: Juan Francisco “Pirulo” Fernández y Delmiro Marcelo “Mishi” Camus. Al primero le imputarán los delitos de homicidio “criminis causa” (que se comete para facilitar otro u ocultar el ya cometido), en concurso real con robo agravado por el uso de arma de fuego y extorsión. Al segundo lo acusarán por su participación primaria del delito de homicidio “criminis causa” y robo. En ambos casos enfrentan una pena a prisión perpetua.

Ideólogo y autor material

Según los investigadores, el ideólogo y autor material del hecho sería Fernández, quien al cometer el ataque se había fugado de la cárcel de Concepción, donde cumplía una condena a cinco años de prisión por el delito de robo impuesta por la Cámara Penal Sala II, de los tribunales del sur.

Fernández aprovechó una licencia extramuros de dos días para salir del penal y no volver más. Su intención era fugarse de la provincia y para lograrlo buscó el apoyo de Camus, quien debía conseguir un auto. Entonces pusieron la mira en Airala, a quien abordaron cuando regresaba de un viaje de Concepción en su Renault Megane.

Fuentes judiciales sostienen que el gendarme retirado fue asesinado con su propia arma, que tenía escondida en la guantera, porque reconoció a sus atacantes.

“Pirulo” fue detenido por la policía durante un allanamiento realizado en una vivienda de San Pedro de Gusayán en noviembre pasado. Ahí le secuestraron el auto que pertenecía a Airala.

Con ese rodado Fernández había logrado fugarse de un control policial, en medio de una balacera, cuando iba acompañado por Eduardo Ramón Décima (acusado de robo por la Justicia), quien fue atrapado por los uniformados.

Camus, por su parte, fue detenido hace una semana en un allanamiento practicado en La Madrid. Entonces le secuestraron un arma de fuego, seis celulares y tres motocicletas. Junto con él fue aprehendido Carlos Fernández, hermano de “Pirulo”, a quien se le secuestró una pistola.

El fiscal Sánchez resaltó que la causa Airala tomó un nuevo impulso con el trabajo que hicieron el secretario Jorge Benítez y la prosecretaria María Emilia López Delgado, de la fiscalía a su cargo. Con el comisario Ceferino López, jefe de la Dirección de Investigaciones Criminales y Delitos Complejos de la Regional Sur, los pesquisas reunieron datos vitales que llevaron a ubicar el cadáver que sería de Airala.

FIN DE LA BÚSQUEDA. Todo indica que el cuerpo encontrado en San Pedro de Guasayán es del gendarme retirado.

“Creemos que estamos ante el cuerpo del gendarme por las pruebas que fueron surgiendo durante las investigaciones”, sostuvo Sánchez.

Otro cuerpo

En el caso Airala hay otro cuerpo NN que fue encontrado cerca de La Madrid y que, según el fiscal Jorge Echayde (que intervino en principio en el caso), podría haberse tratado del transportista desaparecido, pero faltaban los resultados de las pruebas de ADN.

El miércoles se procederá a analizar los elementos encontrados cuando se rescataron los restos humanos y aquellos que fueron secuestrados durante los procedimientos judiciales llevados a cabo en las últimas semanas.

Todos serán sometidos a un peritaje forense con la presencia de los representantes del ministerio público y las partes involucradas en el hecho.

Fuente La Gaceta

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here