Inicio Sur Tucumano Liberaron a un sospechoso del asesinato del ex panadero Chequer

Liberaron a un sospechoso del asesinato del ex panadero Chequer

0
LA CASA DE CHEQUER. El 27 de febrero el empresario panadero fue atacado cuando entraba a su vivienda. la gaceta / foto de rodolfo casen

El crimen del ex empresario panadero Carlos Oscar Chequer (62 años) permanece sumergido en el misterio. A casi tres meses del hecho, ocurrido en el garaje de su casa en el barrio Haimes de Concepción, el caso operó un retroceso al disponerse la libertad de uno de los principales incriminados. Se trata de Juan Jesús “Toco” Soria, el hombre que en momentos previos al asesinato fue visto en actitud sospechosa en inmediaciones del domicilio de la víctima.

El fiscal Edgardo Sánchez dispuso su aprehensión en base a testimonios de lugareños y de registros fílmicos que lo mostraban caminando cerca de la casa de Chequer. Después quedó en calidad de detenido, tras un allanamiento en la casa del sospechoso. La policía le secuestró ropa con sangre y otros elementos.

En principio, se consideró que las pruebas eran del mismo grupo sanguíneo del ex panadero. Ahora, los estudios dieron negativo. No eran compatibles con el patrón genético de la sangre de la víctima.

El defensor oficial Pablo Cannata señaló que en razón del resultado de los estudios, no había elementos concretos para mantener en prisión a Soria, y solicitó su libertad. El juez Cristian Velazquez accedió al requerimiento, aunque sin perjuicio de la prosecución de la causa contra Soria por presunta participación en el crimen.

El “Toco”, que tiene antecedentes por hechos de violencia, es sospechado de haber matado a Chequer por encargo. En esa línea, aparece el procurador Miguel Vega. El ex funcionario de la municipalidad local, al parecer, mantenía rencillas con la víctima por una anterior relación sentimental entre este último y la actual pareja del imputado, una conocida bailarina. Vega, dos semanas después del asesinato, entregó al fiscal Sánchez un celular que pertenecía a Chequer y que había desaparecido el día del crimen. Dijo que lo había encontrado tirado a la orilla de la ruta 65, mientras trotaba por la banquina. Las sospechas sobre Vega se robustecieron cuando éste fue hasta el edificio de los bomberos. Tras romper la faja de seguridad de una camioneta Palio Weekend secuestrada, extrajo un cuchillo y otros objetos que iban a ser peritados.

“Si bien Soria quedó en libertad, seguimos la misma línea de investigación. Hay elementos de prueba bajo estudio que alimentan nuestras sospechas. Las pericias que restan recibir podrían contribuir a avanzar en el caso”, dijo Sánchez.

Fuente La Gaceta

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here