Inicio Deportes Vélez venció a Patronato y logró su primer triunfo en la era...

Vélez venció a Patronato y logró su primer triunfo en la era Pellegrino

Con un penal de Thiago Almada, al Fortín no le sobró nada pero le alcanzó para cosechar una victoria por 1-0 en Liniers.

0

Vélez Sarsfield logró su primera victoria al cabo de dos empates en el Grupo 6 de la Copa de la Liga Profesional al vencer como local a Patronato, de Paraná, por 1 a 0, luego de una semana en la que el club de Liniers se vio sacudido por el retiro del fútbol de Fernando Gago.

Sin jugar mejor que en los juegos anteriores y con un dudoso tiro penal que, como se está haciendo costumbre, convirtió Thiago Almada a los cinco minutos del segundo tiempo, los dirigidos por Mauricio Pellegrino treparon al segundo puesto de su zona al finalizar la primera rueda con 5 unidades, dos menos que el líder Huracán. El tercero en discordia en este grupo, con cuatro unidades, es Gimnasia y Esgrima La plata, mientras que los entrerrianos lo cierran sin puntos en su haber.

Por Gago ayer Pellegrino dispuso el ingreso como titular de otro jugador de buen manejo y con experiencia como Ricardo Álvarez, pero a su alrededor otros jugadores con recorrido, como por ejemplo Ricardo Centurión, no rindieron en consecuencia. Fue por ello que el partido se equilibró hacia abajo, no hubo acciones de real riesgo frente a los arcos y el fútbol brilló por su ausencia. Un gol anulado al zaguero velezano Emiliano Amor, que convirtió de cabeza en una jugada de pelota detenida, por una posición adelantada que aparentemente tampoco existió, fue la única emoción frente a los arcos.

Por eso un detalle solamente parecía poder quebrar ese cero que insinuaba tener carácter de definitivo mucho antes del epílogo del encuentro. Y ese detalle fue en realidad un error del árbitro Hernán Mastrángelo, que sancionó como penal una inexistente falta de Dylan Gissi sobre Juan Lucero a instancias del juez de línea, Maximiliano Del Yeso.

Después Almada cumplió, como siempre, para un 1 a 0 que se volvió inalterable por falencias de ambas partes, ya que los dos equipos se mostraron impotentes para quebrar las defensas adversarias. Y así, sin pena ni gloria se consumió un partido olvidable, que aún con su primera victoria pospandemia, para Vélez será difícil de asumir, por todo lo que simbolizaba, que empezó a transitar también por la era pos Gago.

Fuente Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí