Inicio Especial La lucha de Yissel Cannata, la mujer aguilarense que espera por un...

La lucha de Yissel Cannata, la mujer aguilarense que espera por un trasplante bipulmonar

0

Aguilares.-  Yiseel Cannata tiene 36 años y tiene una casa de comercio sobre la avenida Sarmiento hace más de 15 años. Está casada con Mauricio, a quien define como “el fiel compañero de vida que Dios puso en mi camino”, y  tiene dos hijos: Ivan (12) y Mily (6), a quienes llama “mis motores”.

Yissel padece bronquiectasias bilaterales, enfermedad que le fue descubierta cuando ella tenía 21 años, “después de haber recorrido millones de doctores que no me supieron dar un diagnóstico certero”, aseguró.

“El 11 de abril recibí el llamado del hospital Italiano confirmando que estaba en lista de espera del INCUCAI para trasplante bipulmonar”, contó Yissel a INFOAGUILARES. Por ese motivo, desde hace 2 meses se encuentra viviendo en  Buenos Aires, condición que puso el INCUCAI para formar parte de la lista.

Mientras tanto, Yissel debe tomar los máximos recaudos para evitar resfriarse o adquirir algún virus estacional. Además, no debe estar en contacto con personas que resfriadas o con tos para no contagiarse.

Yissel no es donante, algo que reconoce con un dejo de arrepentimiento. “Mirá las ironías de la vida; yo en mi DNI figuro como no donante. ¿Sabes por qué? Porque nunca me puse a pensar o a conversar sobre la donación de órganos. Quizás porque cuando era más chica no le di importancia al tema”, cuenta la mujer.  Asimismo recordó viejos mitos alrededor de la donación de órganos: “Recuerdo escuchar a mucha gente cercana decir la famosa frase ‘no pongas que sí porque si tenés un accidente y vas al hospital no te van a querer salvar por sacarte los órganos’”.

Lamentablemente muchas personas siguen pensando así, lamenta Yissel. Precisamente para romper con estos mitos es que la aguilarense busca crear conciencia sobre la donación de órganos.

“Lo que le pido a la gente es que nos informemos, que hablemos del tema; somos muchos los que estamos en lista de espera, entre ellos hay bebés, niños, adolescentes y adultos”. Afortunadamente la Ley Justina ayudó mucho al respecto.

Yissel aprovecha esta entrevista para hacer un llamado a la comunidad: “Es necesario abrir la mente y ponernos en el lugar del otro y pensar qué pasaría si tu hijo necesita un órgano, ¿te gustaría que le donen los órganos? Claro que sí. Entonces si Dios te pone en esa situación de que tengas que donar, pensá que tu hijo vivirá hasta en 7 personas. Estará vivo y se convertirá en un héroe donante”.

 

Esta mujer luchadora utiliza su Facebook para difundir sobre la Donación de Órganos “no solo por mí sino por todos los que están pasando esta situación”.

Sobre el trasplante, Yissel no pierde las esperanzas: “Tengo fe en Dios que llegarán y si no llegan, no estoy enojada con Dios, es más estoy eternamente agradecida por lo que me regaló en estos 36 años. Viví y crecí siendo feliz y Dios me regaló lo más soñado: mi familia”.

“Ya no puedo pedirle más a  Dios, me entregue a Él y será el que tome la decisión; no tengo miedo a la operación ni al dolor porque ya me acostumbré”, cuenta.

Sobre el final Yissel aprovechó para agradecer a todos los que la apoyan en su lucha: su mamá, su marido, sus hermanos, sus hijos, sus tíos y primos. También agradeció a Mariana, la persona que cuida de sus “dos tesoros”, como ella les llama. Por último, agradeció a la gente “que me manda toda la buena vibra y que me tienen presente en sus oraciones”.

Para finalizar, Yissel compartió su mayor deseo: “¡Vivir!”. “Quiero disfrutar de las cosas simples de la vida que no ves hasta que no tocas fondo. Quiero salir a andar en bicicleta con mi hijo Iván; aprender a andar en patín con mi hija Mily; tomar mate con mi marido en el cerro tirada en el pasto mirando el paisaje; bailar una noche en los corsos de Aguilares con mis amigas (risas); disfrutar de mi familia; disfrutar de la vida sin pensar que me faltará el aire o que se me termine el oxígeno…Vivir, simplemente vivir”, concluyó esta mamá leona que espera por un trasplante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí