Inicio Locales Apokalipsis, el grupo de danzas urbanas que la rompe en Ara Taní

Apokalipsis, el grupo de danzas urbanas que la rompe en Ara Taní

0

Aguilares.- Los corsos 2020 serán recordados por la cantidad de novedades que presentó la comparsa Ara Taní. Además de las bailarinas de la Academia de Danzas Shazadí, otro grupo de baile da que hablar en la fiesta más popular de los aguilarenses: Apokalipsis, un grupo de danzas urbanas que realiza una performance que representa una milenaria creencia oriental: el camino al otro mundo.

INFOAGUILARES dialogó con su creador Matías Gramajo, más conocido como “Zigno”, un joven de 25 años que dejó el profesorado de matemáticas para dedicarse de lleno a su gran pasión: el baile.

Matías se formó en una academia de San Miguel de Tucumán, en donde cursó el instructorado de danzas urbanas (reggaetón, hip hip y wacking, entre otros), pero muchos de sus conocimientos los aprendió solo por lo que se define en parte como autodidacta.

El nombre Apokalipsis “se dio por casualidad”, contó el joven. La idea fue buscar “algo significativo relacionado con sacar a la gente de su vida cotidiana, meterla en nuestro mundo para que se divierta con nosotros unos 10 o 20 minutos para que ellos vuelvan a su mundo. Y como apocalipsis es el fin de los tiempos, nosotros hacemos la analogía con el fin del aburrimiento y de lo cotidiano”.

El grupo, que se creó hace tres años, cuenta con 35 integrantes, pero solo 13 participan en Ara Taní. “Se hizo un concurso de talento, busqué dos chicos para participar y en ese momento no teníamos nombre. Yo los preparé, ellos aprendieron y quedamos en segundo lugar, lo que fue muy significativo para la formación de un grupo nuevo en Aguilares”, expresó el talentoso bailarín.

Sobre su llegada a Ara Taní, Matías contó que fue “una chica que estudia en la Facultad de Arte, que fue contactada por Leandro; se acercó a nosotros y nos preguntó si estábamos interesados en participar”.

“Él nos explicó lo que quería y ahí conocimos más en profundidad la idea” que presentamos en el corso. Para poder explicarla, Matías nos contó un poco de la historia que involucra al templo oriental Soyoyi: “Si una familia tiene un hijo y muere, los llevaban a ese templo para que su alma pueda cruzar hacia el otro lado. A través de ese camino, el alma era guiada por guardianes que la ayudaban a cruzar por ese sendero. Es algo así como el camino hacia el cielo en la cultura cristiana”.

“Nosotros representamos a esos guardianes, que cuidan (a la niña que camina abrazada a una muñeca) a través de todo el corsódromo para llevarla a salvo a la otra vida”, agregó.

El vestuario que luce Apokalipsis fue diseñado por Hugo Aún. “Él nos mostró los bocetos y nosotros aportamos con algunas ideas para la creación del traje del ‘ninja moderno’, que es lo que nosotros representamos”, explicó Zigno.

Al ser consultado sobre su participación en los corsos de Aguilares, Matías aseguró que “es una experiencia única; no esperábamos tener este reconocimiento y lo estamos disfrutando y estamos dando lo mejor de nosotros, no solamente para ayudar a la comparsa sino para que toda la gente se lleve una buena experiencia de lo que nosotros hacemos”.

Además de Matías, también dialogamos con algunos integrantes de Apokalipsis.

Ana Regalado, tiene 17 años y forma parte del grupo desde marzo de 2019. “Más que un grupo somos una familia, todos nos ayudamos y nos divertimos más que nada. Aquí no existe la discriminación, hay mucha diversidad de todo tipo, somos todos diferentes, nos llevamos super bien y hay mucho cariño entre nosotros”, contó la joven.

“El corso es una experiencia que la estoy compartiendo con ellos. Si me lo hubieran ofrecido bailar sola no lo hubiera hecho, pero con los chicos me da más confianza para bailar”, confesó.  “Me encanta esto porque la gente te transmite felicidad, es una sensación hermosa, porque estás todo el día con el tema del maquillaje, del peinado, la preparación. Después de terminar quedás cansado pero feliz de saber que le has transmitido alegría a la gente”, concluyó la bailarina.

Lourdes Salinas tiene 18 años y está hace un año en el grupo. “Es muy buena experiencia, nos dieron la oportunidad y la estamos aprovechando muy bien”, dijo sobre la participación del grupo en el corso.

Fran Silva tiene 15 años y también forma parte de Apokalipsis hace un año. “Para nosotros es una familia en la que a través del baile podemos descargar todos nuestros pesares, nuestros sentimientos, lo que sentimos lo descargamos bailando”.

Sobre el final, Matías tomó la palabra y señaló que “lo que hacemos no es por fama, lo hacemos porque simplemente amamos esto y espero que sea del agrado de la gente”.

Para quienes deseen conocer más de Apokalipsis, puede contactarlos a través del Instagram del grupo: apokalipsis02. También pueden encontrarlos en la plaza principal de Aguilares, en donde practican desde las 19 los fines de semana.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí