Inicio Locales Celeste Moya, la artista que pinta con la boca y los pies...

Celeste Moya, la artista que pinta con la boca y los pies presentó su arte en Aguilares

0

Aguilares.- Anoche en el Hall de la Casa Municipal, se realizó la exposición de trabajos de la artista catamarqueña Celeste Moya, en el marco del II Encuentro Internacional de Artistas.

El evento se realizó a las 20 con una importante presencia de público. Se encontraba en representación de la señora Intendente, Elia Mansilla; el Secretario de Gobierno, Juan Chehín;  el coordinador del Encuentro, Lic. Leandro Moreno, y público en general.

Celeste Moya es una consagrada artista plástica catamarqueña de 38 años de edad. Hace nueve años que integra la Asociación Internacional de Pintores con la Boca y el Pie. A través de la organización participa en distintas exposiciones en el país y sus pinturas atravesaron el océano para lucirse en Suiza, actualmente son reproducidas en tarjetas y calendarios en distintos países.

La artista nació en El Rodeo, en donde vivió hasta los 16 años, posteriormente se mudó a la ciudad Capital, luego del fallecimiento de su padre. Durante el período que vivió en la tradicional villa veraniega, Celeste expresó que fue la época más linda de su vida, en donde siempre estuvo rodeada de su familia y amigos.

Antes de presentarse en nuestra ciudad, Celeste brindó una entrevista al diario Esquiú de Catamarca:

-¿Cómo está catalogada tu discapacidad?

-Científicamente se llama Amelia bilateral y Bimelia bilateral. Nací así. Puede haber sido por algún medicamento que pudo haber ingerido mi mamá durante el embarazo o un resfrío mal curado en el embarazo. Los médicos no saben bien a qué se pudo deber.

-Fuiste creciendo en un entorno familiar de mucha contención, pero en la sociedad, ¿notás que tuviste las mismas oportunidades que cualquier otra persona, tanto para estudiar, trabajar como para desarrollarte personalmente?

-Gracias a Dios en Catamarca nunca me sentí discriminada.

-La discapacidad es un tema difícil de abordar para las personas que no conocen sobre la problemática, más aún si no tuvieron contacto con alguna persona que posea algun tipo de discapacidad. ¿Cuándo te diste cuenta que eras especial como artista?

-Me di cuenta que yo era una persona especial en la adolescencia. Cuando era niña, yo rechazaba estar con personas con discapacidad porque yo no me sentía a la par de los chicos especiales. En mi adolescencia me fui dando cuenta que era distinta. Cuando observé que mis amigas comenzaron a tener sus novios, sus parejas, me fui dando cuenta que no iba a tener la misma vida que ellas. Ahí creo que fue la parte más dura de mi vida.

Yo de chiquita he aprendido a manejarme con mis pies, puedo comer con los pies, me pinto los ojos, tejo a crochet también. Siempre he tratado, en lo posible, de manejarme sola. Siempre le digo a Pablo, mi pareja, que “si yo lo puedo hacer, que no me ayude”.

-Cuando llegaste a la vida adulta, ¿hubo alguien en tu vida que fue un pilar para desarrollarte?

-Yo creo que siempre estuvo mi mamá a mi lado, apoyándome en lo que yo necesitaba. Cuando empecé las clases de pintura ella fue la que me llevaba al taller caminando o en vehículo. Es la que nunca me dejó caer en ningún sentido.

-¿Pudiste acceder a la tecnología?

-Soy muy tecnológica, me gusta mucho la tecnología. Aprendí a manejar la computadora, el celular, la tablet. Todo lo hago con los pies.

-¿Qué obstáculos encontrás en tu vida cotidiana donde te movés?

-En la ciudad siempre hay un poquito. Lo principal es que falta educación en la sociedad.

-¿Cómo hacés cuando tenés que comprarte ropa?

-Cuando me tengo que comprar remeras no hay problema porque son remeras con manga corta. Pero cuando me tengo que comprar abrigo, ahí interviene mi mamá cortando las mangas.

El contacto con el arte

-¿A qué edad te diste cuenta que eras una artista y que te destacas en ese rubro?

-Fue cuando terminé la secundaria. Empecé a estudiar en un instituto pero me di cuenta que no me gustaba, y me hablaron de la conocida profesora Constán y comencé con los talleres en la Universidad, también a estudiar con ella hasta el año pasado. Creo que a los 19 o 20 años me di cuenta lo que quería hacer realmente.

-¿Qué estilo de pintura te gusta plasmar en tus cuadros?

-Lo que me gusta es el surrealismo.

-¿Qué mensaje podés transmitir a las personas con discapacidad, y a las personas sin discapacidad para crear conciencia?

-Al principio cuando empecé con el arte es como que me costó un poquito enfrentarme a los medios, soy un poco tímida y la gente me buscaba para hacerme notas. No me gustaba mostrarme como ejemplo. Pero a medida que pasó el tiempo me di cuenta que esta es mi manera de ayudar a la sociedad, de aportar para hacer mejor a las personas. Ése es mi trabajo, además de ser artista, el hecho de demostrar que se puede a pesar de todo. Nunca hay que bajar los brazos.

Siempre digo que si Dios me da la posibilidad de volver a nacer, elegiría vivir de la misma forma porque no considero que mi vida haya sido difícil. He tenido más alegrías que tristezas en la vida.

Supongo que si Dios me ha mandado al mundo de esta forma es por alguna razón, para ayudar a las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí