Inicio Locales Futbolista y recolector: los dos trabajos de Mauricio Salazar, emblema de Newbery

Futbolista y recolector: los dos trabajos de Mauricio Salazar, emblema de Newbery

0

El reciente mercado de pases del fútbol europeo movió poco menos de € 5.500 millones, en 726 operaciones. Al cambio del viernes, esto significa más de $ 363.000 millones. Los jugadores, las verdaderas estrellas, se quedan con el 15% del dinero involucrado en sus transacciones; es decir, más de $ 54.450 millones: una media de casi $ 75 millones para cada uno de los 726.

Pero Europa está muy lejos de la Argentina, y a años luz de nuestra provincia. La realidad económica de los jugadores que animan la Liga Tucumana de Fútbol conmueve. Si no todos, la enorme mayoría sobrevive muy por debajo de la línea de pobreza. Y muchísimos reparten su tiempo libre en uno, en dos o en más trabajos o “changas”.

Corre en los entrenamientos y también corre cuando realiza su trabajo como recolector de residuos, Mauricio Salazar, goleador de Jorge Newbery, explica cómo consigue combinar dos actividades físicas muy exigentes.

“Desde hace cuatro años que soy recolector de basura. Todos los días, de 8 a 12, recorro las calles de Yerba Buena corriendo junto al camión. Antes estaba en el área de obras y servicios; ahí manejaba una retroexcavadora. Estoy en planta permanente desde hace más de 10 años”, cuenta el emblema del Aviador.

“Creo que nadie puede vivir del fútbol en el ámbito local; y mucho menos cuando detrás de uno hay una familia para alimentar. Todos los días, una vez que termina mi horario laboral para la Municipalidad de Yerba Buena, recorro los 100 kilómetros que separan mi casa de la ciudad de Aguilares, donde tengo que entrenar con Jorge Newbery”, agrega el goleador rojo.

Salazar realiza el viaje junto a Eduardo Acosta y a Darío Juan, “Esto lo hago porque el “Aviador” es como una segunda casa para mí”, cuenta con orgullo.

“En Newbery estoy desde hace una década, a pesar de que el año pasado jugué para Azucarera Argentina, club con el cual ascendimos a la Primera División de la Liga Tucumana. No siento tanto este sacrificio porque me apasiona el fútbol; es muy lindo recibir el cariño de los hinchas. Pese a toda esta situación, yo puedo vivir gracias a mi trabajo en la Municipalidad. Lo que saco gracias al fútbol colabora muchísimo para hacer frente a la dura realidad económica que vivimos”, reflexiona Mauricio Salazar.

Cristian Corbalán (volante del aviador): “del criadero de cerdos, a la práctica de Newbery sin escalas”

TODO TERRENO. Corbalán (de rojo) trabaja en un criadero de chanchos.

“Soy oriundo de Pueblo Viejo, un pueblo cerquita de La Cocha y trabajo en un criadero de cerdos. Todos los días me levanto entre las 6 y las 6.30 para poder llegar a mi trabajo, que queda como a dos kilómetros de mi casa. Mi papá me lleva en la moto, antes de irse al trabajo. Ahí hago de todo un poco; limpió los chiqueros, alimento a los cerdos. Mi jornada laboral termina a las 13; es en ese momento cuando salgo corriendo hacia mi casa porque debo comer para viajar a Aguilares donde todas las tardes entreno en Jorge Newbery”.

Javier Giménez (defensor de Deportivo Llorens): “trabajo en lo que sea; el dinero no alcanza”

POR ACÁ NO. Javier Giménez (derecha) es el capitán de Llorens. No le esquiva a ningún trabajo que aparezca.

“Cuando me salen algunos trabajitos de albañilería, los hago; y si necesitan que haga cualquier otra cosa, también. Hoy en día las cosas no están nada bien por lo que no debo dejar pasar ninguna oportunidad. El otro días me llamaron para que descargue 70 bolsas de cemento y lo hice sin problemas. Estaba sin trabajo y no podía darme el lujo de decir ‘no’. Debía terminar hasta las 15, porque de ahí tenía que comer e ir a entrenar. Estaba cansado, pero tampoco falté a la práctica. Salvo en San Martín o en Atlético, que son clubes de Primera, en Tucumán no se puede vivir del fútbol. Y mucho menos ahora que las cosas están muy difíciles. Por suerte, en Llorens nos pagan y cumplen en todo. Pero hoy el dinero no alcanza”.

Fuente La Gaceta

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí