Inicio Locales Infante de Marina tucumano partirá en febrero a Chipre en Misión de...

Infante de Marina tucumano partirá en febrero a Chipre en Misión de Paz de Naciones Unidas

1

Marcelo Rolando Villagra, quien es Suboficial Principal de la Armada Argentina, nació en Monteros y desde hace más de dos décadas brinda servicio a la Patria como infante de Marina. En febrero partirá a la Isla de Chipre en Misión de Paz de Naciones Unidas.

Villagra cuenta que a los pocos meses de nacer, su familia se trasladó a la ciudad de Aguilares, donde recuerda una infancia llena de aventuras, amigos y juegos entre cañas de azúcar. Él es el mayor de siete hermanos, su mamá trabajaba como enfermera y su papá, en la fábrica de Alpargatas.

Fue a los 16 años, cuando un tío abuelo, veterano de guerra de Malvinas, le propuso ingresar a la Armada Argentina. Afirma que no hubo mucho tiempo para pensar, hacía poco había terminado sus estudios y tenía ansias por comenzar a construir su futuro. “Así fue como viajé a San Miguel de Tucumán donde rendí el ingreso y me dispuse a los estudios médicos para comenzar mi camino en la Escuela de Suboficiales”, recordó el infante de Marina tucumano.

Corría el año 1991, cuando Marcelo Villagra empezó a conocer lo que implicaba pertenecer a la Infantería de Marina. Dice que su parquedad al hablar y su gran contextura física, lo fueron posicionando como un buen postulante en el período selectivo preliminar (PSP); lo cual hoy agradece ya que asegura que: “Ser infante es un estilo de vida”.

Esta certeza la adquiriría en los primeros años de su carrera, ya que con tan sólo 18 años y siendo Cabo Segundo fue convocado para su primera Misión de Paz a la Isla de Chipre, la número 4 para la Armada Argentina. “En mi vida nunca pensé que iba a conocer lugares así; viajé a Egipto e Israel; y aún hoy conservo amigos de aquellas latitudes”, relata.

También recuerda con aprecio su pase por los batallones de la Infantería de Marina, el Batallón Nº 2, 3 y 4; así como su período de instructor en la Escuela de Suboficiales. Sin embargo, han sido las misiones de paz como Casco Azul de la Organización de Naciones Unidas (ONU), las que han marcado su paso. A días de conformar por segunda vez el Batallón Conjunto Argentino en Chipre, explica que fue a la República de Haití en dos oportunidades.

“Participé en misiones de paz a lo largo de toda mi carrera. Cuando fui la primera vez en la jerarquía de Cabo Segundo a Chipre estuve trabajando en la torre de control; luego como Cabo Principal estuve en la primera misión hacia Haití; y más tarde, como Suboficial, mi rol cambió como hoy que tengo personal a cargo. Uno tiene otras responsabilidades y también otras expectativas de crecimiento profesional”, relató el Suboficial Principal.

Casado con Iris, papá de Valentina y Tomás, Marcelo remarca que el apoyo de su familia siempre fue importante. Destaca que en situaciones difíciles, la Armada los prepara para enfrentar el aspecto profesional; y para lo emocional, su familia es imprescindible.

“Venir del río y llegar al mar, fue un gran cambio. De ambos aprendí y hoy agradezco de dónde vengo y a dónde llegué, gracias a la Armada Argentina”, concluyó Villagra, quien aún recuerda de adolescente cuando su mamá le decía que “el micro, en la vida, pasaba una sola vez” respecto a su oportunidad de ingresar a la Marina. Hoy tiene la convicción de que fue la mejor decisión.

Nuevo contingente hacia Chipre

El 20 de diciembre pasado, en instalaciones de la Base de Infantería de Marina Baterías al sur de la provincia de Buenos Aires, se realizó la ceremonia de despedida del Contingente Chipre LIII que se unirá el mes que viene al Grupo de Tareas conformado por integrantes de las otras Fuerzas argentinas en instalaciones de CAECOPAZ, Centro Argentino de Entrenamiento Conjunto para Operaciones de Paz.

El Grupo de Tareas Argentino partirá a la Isla de Chipre para unirse a los Cascos Azules de diferentes países que integran la Misión de Mantenimiento de Paz en Chipre (UNFICYP).

La República Argentina aporta desde 1993 Cascos Azules a la UNFICYP, que fue establecida operacionalmente por la ONU el 27 de marzo de 1964 para evitar que se reanude la lucha entre las comunidades grecochipriota y turcochipriota que se enfrentaron por una disputa territorial.

Fuente Gaceta Marinera

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí