Inicio Locales La lección de vida de Antonella, una joven de Aguilares que sufre...

La lección de vida de Antonella, una joven de Aguilares que sufre discriminación por un problema de salud

1

Aguilares.- Antonella Medina es una joven de Aguilares que hace unos días hizo un fuerte descargo en sus redes sociales a través de una carta en la que pidió mayor empatía a la sociedad. ¿El motivo? La joven padece el síndrome de bridas amnióticas, por lo que su mano derecha no se desarrolló con normalidad.

A sus 24, Anto –como le dicen sus conocidos- lleva adelante dos luchas diarias: su salud y la discriminación de la gente.

“Nací con bandas de bridas amnióticas. Para resumir, mi mano derecha no se desarrolló bien y casi la pierdo, pero gracias a intervenciones quirúrgicas aún tengo mi mano, aunque sufrí la amputación de dos falanges de mi dedo anular”, detalló la muchacha en un posteo de Facebook.

“Esto no es hereditario, no es contagioso, es una enfermedad que me tocó solo a mí y que además de sufrir por mi salud, sufrí por la discriminación y burlas de mis compañeros en la escuela”, contó.

Hace unos días, Anto estaba viendo la película “Wonder”, que cuenta el drama de un niño que sufre discriminación por su aspecto físico y con la cual se sintió identificada. “A veces la sociedad es cruel con las personas que se ven diferentes al resto”, expresó.

“Durante mi infancia tuve que soportar preguntas como: ‘¿Qué te paso? ¿Por qué te falta un dedo?’, o burlas y hasta oír cómo la gente murmuraba ‘Mirá como tiene la mano’, ‘pobrecita’”, recordó.

“Confieso que en muchas ocasiones sentí tanta vergüenza de mi apariencia que escondía mi mano, pero hoy por hoy ya no es así, llevo una vida normal, estudio y trabajo como cualquiera”, indicó orgullosa.

Y a continuación, llegó el pedido a la sociedad: “Con esto no quiero apelar a la lástima de nadie, solo quiero generar empatía. Creo que eso le falta a la sociedad, ponerse en el lugar del otro y comprender lo que el otro siente; creo que a nadie le gustaría que lo discriminen o lo dejen de lado por no verse igual a los demás”, reflexionó.

Sobre el final de su extenso relato de vida, Anto asegura: “Aprendí a quererme, aceptarme y no querer cambiar para que me acepten los demás, soy muy feliz así tal cual soy y ya no me importa que dirán los demás, creo que de eso se trata la vida: amarse y aceptarse tal cual uno es”, concluyó la joven.

Fotos: Facebook

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí