Inicio Locales Terminó la fiesta: Lo mejor y lo peor de los corsos 2020

Terminó la fiesta: Lo mejor y lo peor de los corsos 2020

0

Aguilares.- Con más de 40 mil personas, la 44° Edición de los Corsos Provinciales Ciudad de Aguilares cerró el telón y dejó mucha tela para cortar. Con puntos altos y otros no tanto, la fiesta más popular de los aguilarenses fue un verdadero éxito de público y quedó demostrado, un año más, la gran convocatoria que tiene.

A continuación, haremos un repaso de lo mejor y lo peor que nos dejaron los corsos 2020:

Lo mejor

“Las chicas de los abanicos”: bellas y talentosas, las bailarinas de la Academia de Danzas Shazadí fueron un verdadero espectáculo en la comparsa Ara Taní. Con la coreografía inspirada en la tradicional danza coreana «Bucheachum», las chicas oriundas de Alpachiri deleitaron al público que se dio cita en el corsódromo durante las 4 noches de corso.

Las batucadas: Fue el año de las batucadas. Ritmos nuevos, integrantes vestidos acorde a las alegorías, coreografías llamativas y mucha energía. Los Caballeros de la Noche (Carumbé do Sul), Batería Impacto (Éxtasis), Los Dragones (Éxtasis), El Cholo (Araza Tuba), KBK (Berimbao), Los Demonios (Ara Taní), Los Arlequines (Ara Taní), Los Guasones (Alexa) y Los Duendes (Alexa), dieron un show de percusión, acompañado en muchos casos por instrumentos de viento. El paso de cada una de ellas llevó al delirio a los espectadores que se dieron cita en el circuito de Avenida Mitre.

Las comparsas: Cada año se superan en el aspecto visual. Con trajes lujosos, ricos y glamorosos, las seis comparsas -cada una con su estilo- demostraron que buscan brindar un mejor espectáculo edición tras edición.

La organización: pese a que hubo algunos desajustes, un año más quedó demostrado que los corsos son tomados en serio por los organizadores. El operativo planificado cumplió con las expectativas y todas las áreas implicadas estuvieron a la altura de las circunstancias.

El público: Salvo excepciones, los miles de espectadores que se dieron cita durante las 4 noches de carnaval vibraron con el paso de cada comparsa. En Aguilares, el público es único: alegre, divertido y empático con los artistas en escena. De a poco, la gente entendió que es nuestra fiesta y que debemos cuidarla.

Grandes artistas: el licenciado Leandro Moreno, el diseñador y bailarín Hugo Aún, el bailarín y coreógrafo Raúl López Lizárraga, la diseñadora Alexa Ibáñez, la pasista Ibana Sánchez, la artista circense Natalia Artaza, la bailarina Cielito Ceballos, y Patricio Carrizo, director de Los Caballeros, son figuras destacadas de nuestros corsos. Cada uno brilló con su arte y carisma. El público los compró y les dio el status de estrella del carnaval aguilarense.

Lo peor

Los equipos de audio: No tienen el mismo impacto que las batucadas y en la mayoría de los casos, las comparsas bajan su rendimiento. Además, la selección de temas musicales y, en algunos casos, la falta de fidelidad del sonido disminuyen el desempeño de los bailarines.

El corsódromo: Indiscutiblemente es una tarea a futuro para los organizadores. Desde la primera noche, el circuito de Avenida Mitre se vio colmado de espectadores. La capacidad se ha visto desbordada por la gran afluencia de público que se dio cita a la  fiesta aguilarense. El espectáculo creció, pero también su convocatoria por lo que el corsódromo quedó chico.

Las sábanas en la tribuna: Nunca falta la viveza criolla. Anónimos que llegaban en horas de la siesta y extendían sábanas, colchas, toallones y hasta ramas de árboles para evitar que alguien ocupe ese espacio en las tribunas. Además, no faltaron los “vivos” que quisieron hacer negocio con esto y cobrar por reservar un lugar. Un ejemplo más de que la fiesta es cada vez más convocante, un dato que los organizadores deberán tener en cuenta para mejorar en la edición 2021.

La lluvia: Durante las dos últimas noches las inclemencias del tiempo fueron la gran amenaza. Un diluvio cayó sobre la ciudad durante el paso de las 3 últimas comparsas en la noche del viernes. El sábado, la historia se repitió y afectó sensiblemente el desfile de las dos últimas comparsas, Berimbao y Araza Tuba.

Así cerraron los corsos de Aguilares. Una vez más fue una fiesta familiar, gratuita y libre de alcohol. Las seis comparsas en competencia brillaron. Ahora solo resta esperar quién ganó, según la visión del jurado. También se espera la elección de la reina, de la mejor batucada y de los mejores pasistas.

La edición número 44 de la fiesta más popular de nuestra ciudad se despidió con un dejo de nostalgia entre los aguilarenses. Ahora comienza un nuevo año de trabajo, para que los 45 años de los corsos sean inolvidables. ¡Hasta el 2021!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí