Inicio Mundo La ONU estima que 660.000 ucranianos huyeron y que hay un millón...

La ONU estima que 660.000 ucranianos huyeron y que hay un millón de desplazados

0
(Foto Xinhua)

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) elevó este martes a 660.000 el número de personas que abandonaron Ucrania hacia países vecinos desde el inicio de la operación militar de Rusia y un millón los desplazados internamente.

«Tenemos ahora más de 660.000 refugiados que huyeron de Ucrania a países vecinos en los últimos seis días», afirmó la vocera Shabia Mantoo a la prensa en Ginebra, citada por la agencia de noticias AFP.

«A este paso, la situación parece camino a convertirse en la crisis de refugiados más grande de Europa en este siglo», agregó.

La mayoría de los refugiados huyen a Polonia, Hungría, Moldavia, Rumania y Eslovaquia; el resto se desplaza a otros países europeos.

Además de esos cinco países, Ucrania tiene frontera con otros dos: Rusia y Bielorrusia.

Acnur también estima que hay un millón de desplazados internos por el conflicto.

(Foto Xinhua)

«Hay mucha atención entorno a los que huyen hacia los países vecinos, pero es importante recordar que la mayor parte de la gente afectada está en Ucrania. Todavía no tenemos cifras sobre el número de desplazados al interior de Ucrania pero estimamos que cerca de un millón de personas huyeron de sus hogares y siguen en el interior del país», declaró Karolina Lindholm Billing, responsable de Acnur para Ucrania.

La Organización Internacional para los Migrantes (OIM) de las Naciones Unidas dio la bienvenida a la decisión de distintos Gobiernos de apoyar a la diáspora ucraniana a través de extensiones de visas y el debate al interior de la Unión Europea para otorgar el estatuto de protección temporal, que les permitiría vivir y trabajar hasta tres años en alguno de los 27 Estados miembros.

La OIM está intentando también asistir a los 470.000 extranjeros que se calcula viven en Ucrania, muchos de ellos actualmente atrapados en el país debido al conflicto, incluidos estudiantes y trabajadores migrantes.

El presidente ruso, Vladímir Putin, anunció en la madrugada del 24 de febrero el lanzamiento de una «operación militar especial» en Ucrania alegando que uno de los objetivos es «la desmilitarización y la desnazificación» del país.

El mandatario ruso también amenazó con llevar a juicio a los autores de «numerosos crímenes sangrientos contra civiles», pidió a uniformados y civiles en Ucrania que no opongan resistencia a esa operación, y advirtió de que Rusia responderá de inmediato a cualquier fuerza externa que le amenace o se ponga en su camino.

Los ataques desataron el amplio rechazo de las potencias occidentales.

Ucrania rompió las relaciones diplomáticas con Rusia, impuso la ley marcial en todo el territorio nacional, además del toque de queda en Kiev y otras ciudades, decretó la movilización general e instó a la comunidad internacional a activar «todas las sanciones posibles» contra el líder ruso.

Delegaciones de Rusia y Ucrania se reunieron este lunes para negociar en una localidad próxima a la frontera bielorruso-ucraniana, sin resultados tangibles al término del encuentro, pero las partes anunciaron que continuarán el diálogo tras una serie de consultas en sus respectivas capitales.

Numerosos países –con excepciones como China– condenaron en términos enérgicos la intervención de Rusia en Ucrania y activaron varias baterías de sanciones individuales y sectoriales que, por vez primera, se extienden al presidente ruso y al canciller Serguei Lavrov.

Las sanciones prevén la desconexión parcial de Rusia del sistema Swift, el cierre del espacio aéreo para las aerolíneas rusas y la paralización de las reservas internacionales del Banco Central de Rusia.

Fuente Agencia Télam

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí