Inicio Mundo Locura y aberración: mató a una mujer embarazada y le robó el...

Locura y aberración: mató a una mujer embarazada y le robó el bebé de 35 semanas del vientre

0

Estados Unidos.- En octubre de 2020, Reagan Simmons-Hancock, quien llevaba 35 semanas de embarazo, murió tras ser apuñalada y cortada más de 100 veces. Además le aplastaron el cráneo con un martillo en su casa ubicada en New Boston, Texas y Taylor Rene Parker es la principal acusada. Según un tribunal, la presunta asesina pretendía robarle el bebé a la víctima y fingir un falso embarazo para simular que era su auténtico hijo. Actualmente se encontró una prueba fundamental que podría encaminar el caso hacia su sentencia final.

Un investigador de la policía estatal testificó en la causa y dijo que Taylor había visto tutoriales sobre el cuidado y parto de bebés, especialmente de un niño recién nacido a las 35 semanas, justamente las mismas que llevaba de gestación la fallecida.

En la misma línea, la fiscal Kelley Crisp afirmó que Parker “vio todos estos videos, hizo clic en todos estos enlaces y todos tenían 35 semanas”. Luego aseguró que “fingió su embarazo” y planeó llevar a cabo el asesinato de Simmons-Hancock.

Por su parte, Parker es madre de dos hijos y se declaró inocente de secuestro y asesinato capital. Su abogado mencionó: “Puedes ver que alguien los buscó, pero no sabes por qué. Puedes tener una teoría”. Mientras tanto, para la ley de Texas también significó que ella está acusada de asesinato no capital por matar a un niño nonato.

Si se termina de comprobar la responsabilidad del asesinato, la acusada puede afrontar los cargos de homicidio capital, los cuales se castigan con cadena perpetua sin libertad condicional o la pena de muerte. Además se pudo saber que fingió un embarazo supuestamente por temor a que su esposo rompiera con ella.

Luego de matar a la víctima, Parker habría usado un bisturí para extraer el bebé por nacer y dejó a Simmon-Hancock muerta en compañía de su hija de tres años. Posteriormente se alejó con el bebé en brazos, antes de que la policía la detuviera.

Ante la aprehensión, el menor fue enviado al hospital, pero lamentablemente falleció unas horas más tarde. Según afirmaron los testigos, la acusada había ofrecido el equivalente a 85.000 euros por una madre sustituta ya que no podía concebir después de someterse a una histerectomía.

Fuente: La 100

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí