Inicio Nacionales Advierten que los adolescentes toman cada vez menos recaudos frente al coronavirus

Advierten que los adolescentes toman cada vez menos recaudos frente al coronavirus

0

Buenos Aires.- “La pandemia se pinchó”, suele escucharse cada vez con más frecuencia entre los adolescentes de la ciudad de Buenos Aires. La situación es similar en gran parte del país. Los jóvenes ya le perdieron el miedo al virus que ya mató a miles de personas en todo el mundo.

El diccionario argentino del lenguaje coloquial y juvenil dice que cuando algo se “pincha”, se cancela, se termina, se disuelve, se abandona. Lo que se “pinchó” fue la tensión por el distanciamiento, la obediencia a las medidas de prevención, el respeto por las normas de convivencia ciudadana en tiempos pandémicos. El relajamiento es evidente: se percibe en las calles, se distingue en los lugares cerrados y se traduce en las preocupaciones de las autoridades y los infectólogos. Con una salvedad, el coronavirus ya no es tema.

Lo fue durante nueve meses. Cuando el invierno concluyó, el pico pasó y la curva epidemiológica empezó a caer, el asunto perdió trascendencia. Los políticos dosificaron sus intervenciones. Los ministerios de Salud, el nacional y los jurisdiccionales, espaciaron sus reportes. Las sociedades flexibilizaron los recaudos. Sus contagiados y sus muertos parecieran que, ahora, importan menos. Pero los hay -en menor medida, con indicadores más gratos, con la estacionalidad como compañera, con el fin del aislamiento estricto y la asfixia económica-, los sigue habiendo.

“Es cierto -dijo el infectólogo Ricardo Teijeiro-, estamos en franco descenso. Pero hoy estamos recibiendo muchísimo más casos para hisopar que hace quince días”. En el hospital Pirovano, en el barrio de Coghlan donde trabaja, las consultas crecieron. “El 80% de los casos que vienen a hisoparse es por contacto estrecho, porque hicieron una reunión familiar, porque tuvieron un cumpleaños”. Teijeiro asume que el crecimiento de los hisopados voluntarios responde al relajamiento de las conductas preventivas: nombró específicamente el uso del tapabocas y la falta de higiene frecuente.

“Es preocupante. Esto nos está diciendo que no tomamos conciencia de que estamos en el medio de la pandemia, de que el problema no se resolvió”, advirtió el infectólogo que suele ser voz escuchada en los comité de expertos. “Con solo recorrer la calle, con solo ver las condiciones de las manifestaciones que se hacen habitualmente notamos el relajamiento. Es un problema cultural, de educación”, comprendió.

Fuente: Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí