Inicio Nacionales En los últimos dos meses las notebooks aumentaron hasta 90 por ciento

En los últimos dos meses las notebooks aumentaron hasta 90 por ciento

0

Buenos Aires.- A pesar de la recesión y la crisis del consumo, los precios de las computadoras y las TV aumentaron en los últimos dos meses entre 30 y 90%, según la marca y el modelo. Así lo indica un informe elaborado en exclusiva para Clarín por la consultora MRT (Market, Research & Technology), que relevó las publicaciones webs y en medios gráficos de 50 cadenas y negocios especializados.

«El incremento de precios afecta principalmente a las notebooks de marcas importadas (HP, Lenovo y Dell), y obedece principalmente a que la demanda fue mayor a la oferta», resume Gastón García, analista de MRT. En comparación, el alza de precios en las TV fue menor, pero igualmente significativa, y contrasta con la relativa estabilidad de los celulares.

Con matices, en la industria justifican las subas y argumentan que tienen que ver con la incertidumbre que tienen los importadores sobre el acceso al dólar oficial para poder pagar las compras en el exterior. Y que para cubrirse ajustan los precios en función de los dólares alternativos, como el Contado con Liqui y el blue. En el caso de las notebooks, la notoria escasez de productos y modelos convalida las alzas entre los consumidores agobiados por el encierro.

«La disparada de precios fue notable. En el último bimestre, las computadoras pasaron de estar regaladas a ser muy caras en términos internacionales», señala el consultor Enrique Carrier. La actualización de valores coincide con el impacto de la cuarentena y el aislamiento obligatorio. Eso produjo, añade Carrier, «un renacer de la demanda», por la necesidad de actualizar el equipamiento informático hogareño por el auge del teletrabajo, la educación a distancia y el entretenimiento de los chicos. «En poco tiempo desapareció el stock y la oferta hoy es muy dispar», dice Carrier, aludiendo a la oferta actual de laptops.

El informe de MRT resulta ilustrativo. Entre los 20 modelos más vendidos hay casos notorios. Por caso, de abril a julio la Hewlett Packard 14CM0045L pasó de costar $29.522 (en promedio) a $46.229; una Lenovo S14514IGM -Celeron-, de $35.000 a $63.000; y una Positivo BGH AT300, de $23.500 a $57.800. La curva de precios, sin embargo, no es lineal en todos los casos. De hecho, la oferta desde inicios de año a la fecha cambió abruptamente, precisamente por la alta demanda y el desabastecimiento. En el promedio general, en enero una laptop promedio costaba $84.520. Los precios fueron cayendo (crisis mediante) hasta llegar al piso de $48.891 en mayo. Hoy, supera los $155.000, más del triple. Es una cifra teórica, ya que el estudio compara modelos distintos, pero que sirve para observar a grandes rasgos la tendencia general.

«Respecto a las TV -analiza García-, los precios se mantuvieron estables hasta abril. En los meses siguientes hubo ajustes graduales y en agosto se observan aumentos que van del 10 al 45%, según la marca y el tamaño de pantalla». Sobre los celulares, agrega el consultor, «no se observan grandes cambios a lo largo del año». En el sector advierten que esa categoría tiene una lógica distinta. Las marcas actualizan anualmente casi todo el catálogo y la liquidación del stock les resulta funcional para mantener la demanda constante.

Las computadoras concentran toda la atención. Un alto ejecutivo de una multinacional explica que las subas tienen dos razones. La primera son las cuarentenas a nivel mundial, «que limitó la oferta de productos», dijo. Sin embargo, destacó que lo más importante «es la incertidumbre que hay sobre el acceso al dólar oficial, con lo cual se arman las listas según los dólares alternativos». Las remarcaciones reflejan en parte esos temores.

También hay cuestiones de tiempo. «Un embarque desde el exterior demora entre 2 y 3 meses en llegar a la Argentina y en el medio se asumen compromisos de pago», destacó un alto ejecutivo de una marca líder. Los plazos pueden ser más largos, según el importador y país de origen. Los importadores (Air Computers, PC Arts, PC Solutions, Distecna y Grupo Núcleo, entre otros) distribuyen la responsabilidad en las remarcaciones.

«Los precios se regulan por la oferta y la demanda», deslizó uno de ellos a Clarín. Pero agregó que hay otros elementos que distorsionan el mercado, como la reimplantación de las licencias no automáticas para importar y la escasez mundial de paneles y procesadores. Por otro lado, mencionó también la suba del dólar oficial (15%) y la eliminación de las promociones y descuentos de las cadenas.

Fuente: Clarin

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí