Inicio Nacionales Un joven quiso salvar un perro que cayó a un canal y...

Un joven quiso salvar un perro que cayó a un canal y murió ahogado

0

Mendoza.- El amor por los animales y la enorme valentía de Franco Pokrajac (20) lo llevaron a cometer un acto heroico que acabó con su vida. El joven detuvo su auto para auxiliar al perro de una vecina que había caído a un canal de riego. Se arrojó al canal y murió ahogado.

La tragedia ocurrió el pasado sábado por la tarde en Mendoza. Las redes sociales expresaron toda la impotencia y el dolor de quienes lo conocían y sabían de su tarea como en la ONG Misión Animal, de la que Franco era voluntario.

Cerca de las 17.30 del sábado, Franco iba en auto junto a su mamá por la esquina de Almirante Brown y José de San Martín, de Luján de Cuyo, Gran Mendoza. Por la calle, corría desesperada una mujer pidiendo auxilio porque su perro había caído al canal de riego agrícola cacique Guaymallén.

El chico no la conocía. Sin embargo, detuvo su auto y se acercó a preguntarle qué pasaba. Al ver que el animal era arrastrado por el agua, no lo dudó y se tiró a salvarlo. Pero, también, Franco fue arrastrado por la corriente de agua.

Desesperada, la madre se tiró detrás para salvar a su hijo. No pudo. Los vecinos sostuvieron a la mujer y la ayudaron con una soga a salir del canal, porque se ahogaba.

Franco no volvió a salir de la superficie. Los vecinos avisaron a los bomberos y la Policía. Se pidió el corte del agua de riego y, un rato después, apareció el cuerpo del chico que había quedado sumergido en el interior del canal de cuatro metros de profundidad.

Los voluntarios de la ONG Misión Animal rescatan mascotas abandonadas y enfermas. Curan a los animales y les buscan un hogar. Los voluntarios y compañeros de Franco, lo despidieron como la gran persona que era.

“Con profundo dolor despedimos a Franco Pokrajac. Somos las voces de sus amados perros callejeros. Gracias por tanto amor, quedarás en la memoria de todos por tu nobleza entrega y dedicación. Acompañamos a tus familiares en este momento tan doloroso, los abrazamos con mucha fuerza. Te fuiste muy pronto; un dolor imborrable para siempre. Gracias por ayudarnos siempre con gran dedicación”, postearon sus compañeros de la ONG en las redes sociales.

Otra amiga, Miriam, le contó al diario Mdz: «Siempre andaba en patineta y los perros lo seguían a todos lados. Era una locura lo que lo amaban». Recordó que cuando encontraba un perro enfermo, lo llevaba al veterinario y cubría los gastos. «Ponía a los animales por sobre todas las cosas», dijo la amiga. Y lamentó: «Quedan solos el Flaco, el Sordo, el Negro, Vizcacha, Malote y Mona, como se llamaban sus mascotas que lo adoraban».

Fuente: Clarín

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí