Inicio Policiales Abusos sexuales y amenazas en un jardín de infantes de Neuquén

Abusos sexuales y amenazas en un jardín de infantes de Neuquén

Hay un profesor de música detenido por el caso. Lo acusan por 17 hechos supuestamente ocurridos entre marzo y junio. Se investigan otras 37 denuncias. Las escenas de furia protagonizadas por los padres y los chats con amenazas

0

La Justicia de Neuquén investiga una serie de denuncias por abuso en el Jardín 31 del Barrio Melipal, en la capital provincial, presuntamente cometidos contra chicos de entre 3 y 5 años.

Se trataría de, por lo menos, un caso de abuso sexual con acceso carnal y otros 16 de abuso simple. El señalado por estos hechos es W.H., un profesor de música de 44 años que ejerce la profesión desde hace 17 años y que está detenido.

El caso rápidamente tomó trascendencia en toda la provincia. El gobernador Omar Gutiérrez, durante el acto oficial por el Día de la Independencia, hizo una velada mención: “Con los niños y las niñas no se metan”, señaló. A su vez, les aseguró a las familias de los alumnos del jardín que tienen “todo el acompañamiento personal e institucional y también el acompañamiento del Poder Judicial para ir hasta las últimas consecuencias”. También, el fiscal general José Gerez se reunió este lunes con padres y madres que denunciaron los hechos en el jardín y los informó del curso de la causa.

Además de los supuestos hechos mencionados, hay otras 37 denuncias realizadas contra el mismo maestro, en un expediente a cargo del fiscal Manuel Islas y la jueza Carina Álvarez, que investiga la veracidad de los hechos. Por lo pronto, según un comunicado del Ministerio Público Fiscal de Neuquén, a W.H le dictaron 6 meses de prisión preventiva, ya que creen que existe un riesgo de fuga.

En paralelo, los docentes de la institución educativa denunciaron recibir amenazas por parte de los padres de los alumnos y se refirieron al “abandono” que sufren por parte del Consejo Provincial de Educación (CPE), el organismo estatal que los supervisa.

“Estamos recibiendo amenazas y hostigamiento en nuestros teléfonos personales por parte de algunas familias” se lee en una carta dirigida a la comunidad. Por tanto, desde la institución destacan que sienten “temor” por la integridad física del cuerpo docente y la de sus familias.

“Nos enteramos el lunes 4 de julio de la denuncia por abuso sexual”, reveló una maestra que da clases en la institución educativa al ser consultada por Infobae. La docente señaló que al convocar a las familias a una reunión para el martes 5 de julio, la situación se violentó y “a la directora la agarraron de los pelos”. En ese contexto debió intervenir la Policía provincial para resguardar su integridad física.

“Alrededor de las 15 horas nos damos cuenta que la situación era grave, había una gran cantidad de padres dentro del jardín, una gran cantidad de personal policial cuidando a la vicedirectora y la directora. Los padres tenían reclamos por el accionar del cuerpo directivo”, agregó el vicepresidente del Consejo Provincial de Educación, Danilo Casanova, al ser consultado por este medio.

Ante ello, la docente consultada afirmó que “ante tanta violencia, encerraron al plantel directivo en la dirección, la policía las custodió porque las familias las querían linchar. Las directoras estuvieron desde las 3 de la tarde y se fueron a las 11:30 de la noche a las casas en patrulleros”.

La mujer aseveró que algunas familias –aclara que no fueron todas-, decían que “iban a quemar el jardín” y relata que recibían varias amenazas. “Llegó el fiscal a mediados de la noche. Eso tranquilizó el ambiente. Las familias ya tenían la noticia sobre la detención del docente y los cargos que se les iban a formular”, explicó Casanova

En medio de todo, circularon capturas de pantalla de chats de familiares, con alto contenido de agresión, amenazas de escrache e incluso promesas de violencia.

Los familiares de las víctimas continuaron su escalada y el viernes 8 de julio irrumpieron en un acto partidario en el estadio Ruca Che, en el que se encontraba el vicegobernador de la provincia, Marcos Koopmann, quien manifestó en solidaridad que “los niños no se tocan”, que tienen que “vivir en paz, libre y con salud”.

“Yo también soy papá y vamos a hacer todo lo posible y la fuerza para que el Poder Judicial haga lo que tenga que hacer”, destacó.

En la misma línea, Koopmann indicó que lo que busca es que “los abusadores estén donde tienen que estar” y les aseveró a los presentes que “tienen la razón de reclamar” y que pueden contar con todo su “apoyo personal”.

Fuente Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí