Inicio Policiales Así fue la persecución en la que un rugbier de 19 años...

Así fue la persecución en la que un rugbier de 19 años terminó baleado por la Policía Bonaerense

El joven volvía de una fiesta y se detuvo frente al barrio privado cuando fue interceptado por un patrullero. Recibió tres tiros, está internado y tiene una fractura

0

Tomás Lautaro Krüger, de 19 años, jugador de rugby del Club Mariano Moreno, volvía a su casa esta madrugada a bordo de una camioneta Toyota Hilux negra, propiedad de su papá. Había ido a una fiesta. El joven llegó hasta el ingreso al barrio privado donde vive en el partido de Moreno, cuando un patrullero lo chocó y allí comenzó la pesadilla.

Las cámaras de seguridad registraron gran parte de la secuencia. Tras ser embestido por el patrullero, el conductor dio marcha atrás y trató de escapar. Ahí, los dos policías le apuntaron con el arma. Lo cierto es que el rugbier recibió tres disparos por parte de los agentes, que están siendo investigados por el ataque.

Tomás circulaba por la Ruta Provincial Nº 7, que en ese tramo es la avenida General San Martín, en dirección al barrio privado Álvarez del Bosque, donde vive con su familia. Según las primeras informaciones, habría pasado varios semáforos en rojo en el camino, por lo que un patrullero de la Policía Bonaerense comenzó a seguirlo para intentar detenerlo. Lo cierto es que

Ante la voz de alto, el conductor habría acelerado para huir del operativo y, cuando se detuvo frente al barrio cerrado y mientras aguardaba que el personal de seguridad le permitiera entrar, el patrullero que lo seguía se abalanzó sobre la camioneta y la embistió desde un costado.

Las cámaras que grabaron desde diversos ángulos lo sucedido en la puerta del barrio privado Álvarez del Bosque son clave en la causa. allí se vio cómo Tomás decidió retroceder unos metros para intentar escapar del lugar, pero no lo logró porque en el choque se había dañado una de las ruedas delanteras, lo que provocó que a los pocos metros perdiera el control del vehículo y la camioneta se volcara hacia una zanja al costado de la ruta.

Ahí se sumaron más patrulleros, que frenaron también junto a la Hilux, y de los cuales bajaron dos agentes que apuntaron con su arma reglamentaria a la camioneta. A Tomás lo sacaron a la rastra y lo tiraron en la zanja. Según confirmó a Infobae de fuentes de la investigación, recibió un disparo en su brazo derecho y los otros dos en sus piernas.

Tras el ataque, el rugbier fue trasladado de urgencia al Hospital Mariano y Luciano de la Vega de Moreno, donde continúa internado: tiene fractura de miembro superior por el choque.

La causa la investiga el fiscal Federico Soñora, titular de la UFI Nº4 de Moreno, que espera los resultados de la pericia balística de la Policía Federal. Aunque los dos policías investigados no están detenidos. Se los acusa de lesiones. “Es una calificación muy provisoria”, señaló un investigador.

La palabra del padre

“La verdad es que es una cosa que no se puede creer que venga un patrullero sin las luces de arriba corriéndolo. Lo chocan y mi hijo con el brazo quebrado se fue porque tenía miedo, llegó hasta acá a 50 metros, donde todavía la pueden ver con los impactos de bala y el golpe del choque”, dijo esta mañana Carlos, el padre de Tomás, en diálogo con Crónica. “Para mí, mi hijo nació de nuevo”.

“Le presté la camioneta para que no se tome el colectivo y no le pase nada y de repente me entero que la policía le mete tres tiros en la puerta de mi casa. Es una locura”, dijo. “Mi hijo se desmayó y lo tenían esposado en el barro con tres tiros en el cuerpo y con la hipotermia que tenía. Parecía una pesadilla, no parecía real”.

Y agregó: “El policía me dijo: ‘Va con una camioneta negra con los vidrios polarizados y no sabés si va una persona, dos o cuatro’. Y le digo sí, pero no es motivo para dispararle. Después me dicen que se agachó y por eso le dispararon y le digo ‘¡pero si me decís que no se veía por los vidrios oscuros!’”.

La palabra de Sergio Berni

Unas horas después de ocurridos los hechos, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, opinó del tema y remarcó que, si bien no puede “decir si hubo o no una mala actuación policial” porque no estaba en el lugar, los dos oficiales que abrieron fuego ”no son recién egresados, tienen experiencia y un grado intermedio”.

“La versión que tengo es que parecía que iba a disparar. Pónganse en el lugar de un policía que está en frente de una persona, de noche, que no ve ni siquiera lo que hay adentro del vehículo, y que puede ser blanco fácil de alguien a quien venían persiguiendo”, explicó.

En diálogo con los periodistas Carolina Amoroso y Nicolás Wiñazki en el programa Bella y Bestia, en el canal TN, el funcionario aseguró que al rugbier ”lo siguieron tres patrulleros” y señaló que “las versiones indican que hizo un movimiento como si estuviera armado” cuando se vio rodeado por los dos uniformados.

“Me llama la atención que los dos oficiales hayan reaccionado al mismo tiempo, por lo tanto, hay que ver qué es lo que va a decir el fiscal. Por lo pronto, (a los efectivos) obviamente se los separa preventivamente (de la fuerza), pero me parece que tendremos que preguntarnos por qué (el joven de 19 años) no paró, y que dos oficiales hayan tomado la decisión de disparar de manera simultánea, es muy raro”, cerró.

Fuente Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí