Inicio Policiales “Chuña” Brito fue condenado a nueve años de prisión por dos robos...

“Chuña” Brito fue condenado a nueve años de prisión por dos robos cometidos con arma en el microcentro

“Un sujeto violento que seleccionó a sus víctimas absolutamente vulnerables”, fueron las palabras utilizadas por el fiscal de la Unidad Especializada de Robos y Hurtos I del MPF, Diego López Ávila, al momento del alegato de cierre. Los videos como prueba.

0

Pedro Antonio Brito, apodado “Chuña”, fue condenado a nueve años de prisión, acusado de ser el autor de dos robos a mano armada en el microcentro capitalino, ocurridos el 15 de noviembre y el 15 de diciembre de 2021. Este mediodía y luego de cuatro jornadas de debate, el juez actuante validó la teoría del caso expuesta por el fiscal Diego López Ávila, a cargo de la Unidad Especializada de Robos y Hurtos I del MPF, cuya pretensión punitiva era de 14 años.

En su alegato de cierre, realizado en la audiencia de ayer martes 13 de septiembre, el investigador se refirió a la selectividad empleada por el agresor. “Un sujeto violento que seleccionó a sus víctimas absolutamente vulnerables, que se encontraban en una situación de inferioridad con respecto a la supremacía corporal y física del individuo, quien además estaba armado”, afirmó.

En otro tramo de su exposición, López Ávila manifestó: “Existió un exceso de violencia por parte de “Chuña” Brito quien procedió a golpearlas e inclusive a una de las víctimas de forma desmedida provocándole, incluso, golpes en la cabeza y debajo de su ojo izquierdo, lesiones corroboradas por el médico forense con la historia clínica correspondiente. La innecesaria violencia es un punto en común en todas las versiones brindadas y la utilización de la vestimenta empleada (uso del barbijo y la gorra) es una constante, es decir, un modo de actuar. Una circunstancia tendiente a buscar una impunidad. No podemos no destacar la temporalidad de un mes entre ambos hechos que se suscitan en una zona muy cercana con las mismas características, es decir, la utilización del arma, la vestimenta y la forma de ocultarse de las personas”.

Sobre el elemento que empleó para atemorizar a las empleadas de los locales, ubicados en calle 25 de Mayo al 400 y en Santiago al 600, el representante del MPF agregó: “La existencia del arma utilizada (de aire comprimido) al momento de los hechos quedó plasmada en las filmaciones. Las apuntó y aumentó su poder ofensivo. La empleó como elemento contundente al provocar lesiones”.

Finalmente, y tras las palabras finales, el juez actuante luego de un cuarto intermedio procedió a condenarlo por los delitos de robo agravado por el uso de arma de fuego cuya operatividad no puede por tenerse por acreditada (primer hecho) en concurso real con abuso de armas, ambos en calidad de autor.

Captado por las cámaras

El 15 de noviembre del 2021, a las 19:00 horas, mientras dos mujeres se encontraban en un local de celulares ubicado en calle 25 de Mayo al 400, Brito ingresó y les manifestó: “Es un asalto, quietas” mientras las apuntaba con un arma que tenía envuelta en una bolsa de plástico. Posteriormente, tomó la suma de $10.500 y dos mochilas de las víctimas que contenían billeteras y documentación, entre otros bienes, para luego finalmente darse a la fuga del lugar.

El 15 de diciembre del 2021, a las 16:00 horas, en circunstancias que una mujer estaba en el negocio de su propiedad, situado en calle Santiago al 600, junto a otras dos mujeres, fue que “Chuña” entró al local y les dijo “esto es un asalto, quédense quietas”. Inmediatamente, se acercó a ellas apuntándolas con un arma de fuego que tenía en sus manos y de forma sumamente violenta las empujó hacia el sector de atrás. A continuación, tomó dinero en efectivo que se encontraba en el escritorio, mientras que de la caja registradora se apoderó de unos $30.000. Después se dirigió hacia donde se encontraban las tres víctimas, exigiéndole a la dueña del comercio la entrega de sus pertenencias manifestándole “no te hagas matar por algo material” y la golpeó fuertemente en la cabeza y rostro con la pistola, provocándole heridas. Mientras le entregaban un celular, el imputado tomó varios paquetes de cigarrillos y los guardó en una bolsa, para luego retirarse. Como consecuencia de los golpes propinados por el acusado, la propietaria del local tuvo que ser asistida en el Hospital Padilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí