Inicio Policiales Condenan a un interno por matar a un preso en Villa Urquiza

Condenan a un interno por matar a un preso en Villa Urquiza

“El Porteño” fue declarado responsable del delito de homicidio cometido con exceso en la legítima defensa. Se encontraba cumpliendo una condena anterior de 10 años.

0

Mediante un juicio abreviado, la Unidad Fiscal de Homicidios I del MPF, que dirige Ignacio López Bustos, logró que se condene a Darío Fernando Bravo Coronel (alias “El Porteño”) a la pena de cuatro años por el homicidio de Leandro José Guzmán, ocurrido el 22 de abril de este año en la Unidad 2 del Servicio Penitenciario de Villa Urquiza.

El auxiliar de fiscal, Lucas Maggio, describió el hecho, la calificación (delito de homicidio cometido con exceso en la legítima defensa) y las pruebas reunidas, entre ellas, el informe de autopsia que determinó que la víctima murió por traumatismo abierto de tórax por herida de arma blanca.

“Entendemos que hubo un exceso por parte de Bravo Coronel en el marco de una pelea. Si bien ambos contaban con elementos para agredirse (puntas carcelarias), la conducta antecedente y la circunstancia de dirigir el ataque a una región vital del cuerpo de Guzmán, no justifica el desenlace fatal. El accionar supuso un exceso por cuanto se dirigió certeramente al corazón logrando su cometido y quitándole la vida”, manifestó el investigador, quien recordó que Bravo Coronel, se encuentra cumpliendo una condena anterior, de 10 años, por el delito de homicidio en ocasión de robo.

Finalmente, el juez actuante declaró procedente el convenio arribado entre las partes, con el consentimiento de los familiares de la víctima.

Las pruebas

El investigador se refirió a las tareas realizadas por el personal de Criminalística y Química Legal del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) que incluyeron muestras fotográficas y de planimetría donde se procedió al levantamiento de evidencias en el lugar. Se hallaron manchas pardo rojizas y se secuestraron cuatro armas blancas (hechizas), además de las prendas de la víctima y del imputado, como así también muestras de lechos ungueales para el posterior análisis. “Se observó la presencia de sangre humana en las prendas secuestradas a la víctima. Y de las puntas carcelarias se detectó en el mango, de una de ellas, la presencia de ADN que correspondía a Guzmán”, detalló Maggio.

La utilización de elementos punzocortantes

El viernes 22 de abril de este año, siendo las 22:40 horas, en el Servicio Penitenciario de Villa Urquiza, en la Unidad 2 al final del pabellón (a la altura de la celda número 31), Bravo Coronel tomó un pendrive lo cual provocó que Guzmán (quien se encontraba detenido por un homicidio agravado) le reclame dando lugar a una discusión entre ambos. En la gresca, cada uno utilizando dos elementos punzocortantes, de las denominadas puntas carcelarias, comenzaron un forcejeo en el cual Bravo Coronel apuñaló a Guzmán en la cara anterior lateral del hemitórax izquierdo, aproximadamente a la altura del tercer espacio intercostal, culminando la pelea por la intervención de guardias del servicio penitenciario y falleciendo Guzmán el mismo día, a las 23:00 horas, por la lesión causada por el agresor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí