Inicio Policiales Condenan a un medico por cuatro abusos en Colalao del Valle

Condenan a un medico por cuatro abusos en Colalao del Valle

Eugenio Helidoro Guantay fue penado a tres años de prisión (de los cuales el primer año será de ejecución efectiva, bajo la modalidad de prisión domiciliaria)

0

En el marco del Expediente N° 86784/19, la Sala II de la Cámara Penal Conclusional, representada por la Dra. Stella Maris Arce como Jueza Unipersonal, condenó a Eugenio Helidoro Guantay a la pena de tres años de prisión (de los cuales el primer año será de ejecución efectiva, bajo la modalidad de prisión domiciliaria, y los dos años restantes serán de cumplimiento en ejecución condicional) y a diez años de inhabilitación para ejercer la medicina por considerarlo penalmente responsable del delito de abuso sexual simple, en concurso real cometido en cuatro oportunidades.

El proceso se inició con la denuncia de cuatro víctimas de los abusos cometidos por el médico, quien se desempeñaba como Director del CAPS de Colalao del Valle y era el único médico del pueblo. La causa se resolvió a través de un juicio abreviado ya que el imputado reconoció la autoría de los hechos y la última audiencia se realizó en el Juzgado de Paz de Amaicha del Valle, por una decisión motivada por la necesidad de superar las barreras geográficas de acceso a la justicia.

La Vocal aceptó el acuerdo presentado y dispuso como medidas complementarias para el condenado la prohibición de acercamiento a las denunciantes y la obligación de que realice un tratamiento psicológico para tratar el conflicto que expresamente reconoció. Asimismo, la sentencia fue puesta en conocimiento del Sistema Provincial de Salud (SIPROSA), organismo al que se le ordenó que la nueva o el nuevo Director Médico que se designe en el CAPS de Colalao del Valle sea un/a profesional con capacitación en materia de género y diversidad; que dicte una capacitación intensiva de al menos seis meses de duración para todo el personal del CAPS y que efectúe un seguimiento específico de la atención sanitaria que brinda el CAPS en la comunidad.

La decisión de la Dra. Arce de celebrar el juicio en un lugar accesible para las víctimas es un esfuerzo por mitigar las barreras de acceso a la justicia e implica un cambio tendiente a poner al servicio de la comunidad una justicia más cercana, abierta y accesible que atiende a las necesidades particulares de las personas implicadas. Esta consideración fue agradecida por mujeres referentes de la comunidad, quienes destacaron que tener esta oportunidad de expresar sus preocupaciones hizo que se sintieran contenidas por el Poder Judicial, especialmente teniendo en cuenta que hay otras víctimas que no se animaron a denunciar.

La Oficina de Asistencia a Víctimas de Delitos, dependiente de la Oficina de Derechos Humanos y Justicia de la Corte, realizó distintas actividades articuladas con otros poderes del Estado y con la querella para contener y orientar a las mujeres que denunciaron a Guantay. El equipo se trasladó en diversas oportunidades a Colalao del Valle para entrevistarse de manera personal con las afectadas y advirtió múltiples factores de vulnerabilidad, que implican una barrera al acceso a una justicia integral y reparadora. Del acercamiento al contexto comunitario surgió la presencia de prácticas y representaciones que reproducen violencias hacia las mujeres y que a partir de discursos y pactos de silencio naturalizan y sostienen el ejercicio desigual de poder de una figura que representa roles de autoridad, concentración de saberes y de recursos materiales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí