Inicio Policiales Condenaron a dos delincuentes como partícipes necesarios del asesinato del guardiacárcel en...

Condenaron a dos delincuentes como partícipes necesarios del asesinato del guardiacárcel en El Colmenar

0

Este lunes 5 de septiembre y a solicitud del Ministerio Público Fiscal, se realizó una audiencia de juicio abreviado, por la cual, se condenó a Marcos Andrés Ruiz (24 años) y Lucas Emiliano Rojas (22 años), por haber participado de la balacera donde murió el guardiacárcel, Luis Ramón Cáceres, y resultara herido su hijo en El Colmenar, hecho ocurrido el 28 de marzo de este año. El caso es investigado por la Unidad Fiscal de Homicidios II del MPF, a cargo de Carlos Sale.

Durante la jornada la auxiliar de fiscal, Luz Becerra, aclaró que el sindicado como autor de los disparos, Mauro Miguel Sandoval, será juzgado en otra audiencia, previo requerimiento de apertura a juicio, acusado por el delito de homicidio agravado criminis causa. Seguidamente, la representante del MPF detalló los términos del acuerdo y la calificación legal contra Ruiz y Rojas por el delito de robo agravado por el uso de arma de fuego operativa en grado de tentativa, en calidad de partícipes necesarios.

“Las personas que manejaban las motos, Ruiz y Rojas, brindaron una cooperación indispensable para que Sandoval y Nicolás Adrián Yapura lleguen al lugar del hecho a cometer el robo. Se dieron a la fuga inmediatamente después de que comience la balacera, mientras los otros cómplices quedaron tendidos en el pavimento y luego trasladados al Hospital Padilla, por lo que el apoderamiento de las pertenencias de las víctimas no se concretó, falleciendo Yapura como consecuencia de las heridas de arma de fuego en el nosocomio”, relató la investigadora, quien a su vez destacó las pruebas aportadas por el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF), a través del informe de autopsia al guardiacárcel (impactos en el cráneo y la ingle) y el informe balístico, por parte de los peritos del Laboratorio de Criminalística.

«De las dos armas secuestradas, calibre 9 mm (arma reglamentaria que tenía la víctima) y la calibre 380 (pistola Bersa Thunder correspondiente al imputado) son operativas y se desprende la presencia de residuos de pólvora en ambas. Los seis proyectiles, que se extrajeron del cuerpo de la víctima, han sido disparados por el arma 380”, detalló la Auxiliar de Fiscal mencionando la presencia de cuatro cartuchos, de ese calibre, en la campera del imputado Sandoval cuando llegó al Hospital Padilla.

Además, Becerra señaló el informe policial sobre las cámaras de seguridad. “Del informe del técnico y del video crudo se ve claramente cómo estas dos motos, conducidas por Rojas y Ruiz, estaban esperando y merodeando en el lugar del hecho, aguardando que sus compañeros (Yapura y Sandoval) realicen el robo, cuando giran rápidamente hacia el oeste, una vez que comienzan los disparos”, indicó.

La teoría del caso

El 28 de marzo de este año, siendo las 22:00 horas, en la vereda de un negocio, ubicado en el barrio barrio Imbaud de El Colmenar, en circunstancias que el guardiacárcel e integrante de la policía de Tucumán, junto a su hijo, estaban comprando en el local fueron abordados por cuatro personas que se movilizaban en dos motocicletas (una marca Gilera de color gris y otra marca Honda CG Titan de color negra), conducidas por Marco Andrés Ruiz y Lucas Emiliano Rojas.

En ese contexto, Mauro Miguel Sandoval y Nicolás Adrián Yapura (quienes iban como acompañantes) se bajan de los rodados para abordar a las víctimas y a punta de pistola le sustraen un teléfono celular, la mochila y la motocicleta en la que circulaban, además de documentación personal y dinero en efectivo. No obstante ello, Sandoval quien con intenciones de causarle la muerte le efectuó un disparo al hijo hiriéndolo en la zona del abdomen.

En tanto, su padre y con fines de protegerlo desenfundó su arma reglamentaria y comenzó un enfrentamiento armado con los sujetos. Finalmente, el efectivo policial recibió dos disparos de parte de Sandoval para asegurarse el robo y procurar su impunidad, impactando uno en la zona inguinal y otra en el cráneo, perdiendo la vida en ese momento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí