Inicio Policiales Condenaron a prisión perpetua a los acusados de secuestrar y matar a...

Condenaron a prisión perpetua a los acusados de secuestrar y matar a una adolescente de 15 años por dinero y cocaína

La madre de Xiomara Méndez había pagado el rescate a los captores. La víctima había sido raptada a la salida de una escuela del barrio porteño de Flores.

0

El Tribunal Oral Federal 6 condenó este miércoles a prisión perpetua a los dos acusados por el crimen de Xiomara Naomi Méndez, la adolescente de 15 años que fue secuestrada y asesinada en noviembre de 2018. La chica había sido raptada a la salida de la escuela en el barrio porteño de Flores.

La fiscal de juicio Gabriela Baigún había solicitado esa condena para ambos: Bruno Cortez y Luis Fernández.

En su momento, la mamá de Xiomara había pagado el rescate que le habían exigido. Sin embargo, la nena apareció muerta, con un lazo en el cuello, dentro del vehículo de los captores, que fueron localizados en autopista Oeste.

La condena a los acusados de asesinar a Xiomara Méndez

Los jueces Sabrina Namer, Rodrigo Giménez Uriburu y Néstor Guillermo Costabel encontraron culpable a Luis Fernández del delito de secuestro extorsivo, agravado por causar intencionalmente la muerte de la víctima, por ser la víctima una joven menor de edad, por la existencia de un vínculo de respeto y por haber obtenido el pago del rescate.

La chica tenía una relación cercana y hasta lo llamaba “tío”.

A Bruno Cortez, la consideraron responsable del delito de secuestro extorsivo, agravado por causar intencionalmente la muerte de la víctima, por ser una joven menor de edad y por haber obtenido el pago del rescate.

Los dos fueron condenados por “secuestro extorsivo quíntuplemente agravado por haber obtenido el pago del rescate, por ser la víctima una menor de edad, por la existencia de un vínculo de respeto, por la intervención de varias personas y por causar intencionalmente la muerte de la víctima”.

El secuestro y asesinato de Xiomara Méndez

Xiomara Naomi Méndez fue secuestrada en la puerta de una escuela de Flores. Un hombre llamó a la joven de 15 años por su nombre y la subió a un Fiat Duna rojo. Horas después, la víctima apareció muerta en ese mismo auto tras el pago del rescate hecho por sus padres. Tenía un cinturón alrededor del cuello y la boca cubierta con cinta de embalar.

De acuerdo al relato de sus compañeras de colegio, ella subió al auto sin resistencia alguna porque parecía conocer a la persona: se trataba de un remisero que conocía a su familia. Más tarde, uno de los secuestradores se comunicó por Whatsapp con familiares de Xiomara y les exigió dinero y drogas para liberarla sana y salva, pero eso no sucedió.

Tras cobrar el rescate, los secuestradores se escaparon con la víctima e intentaron evadir un control vehicular de rutina a la altura del partido de Ituzaingó, correspondiente a la Policía bonaerense. En ese momento comenzó una persecución que culminó en el cruce de la Colectora de Acceso Oeste y la calle De la Guitarra, donde el vehículo chocó contra otro auto que estaba estacionado.

Allí fueron detenidos los hombres por personal de la División Antisecuestros de la Policía Federal, que los venía persiguiendo en forma encubierta, de civil, desde que la familia había efectuado el pago del rescate pactado. La menor fue trasladada al hospital Ramón Carrillo de Ituzaingó, pero ya no tenía signos de vida.

Fuente TN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí