Inicio Policiales Condenaron al conductor alcoholizado que atropelló y mató a Leticia Allo

Condenaron al conductor alcoholizado que atropelló y mató a Leticia Allo

La Justicia sentenció a tres años y ocho meses de prisión a Iván Prein y dispuso la inmediata detención, al considerarlo responsable de la muerte de la joven, a quien atropelló el 29 de mayo de 2016 cuando conducía ebrio por la avenida Córdoba, en el barrio porteño de Palermo.

0

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional número 27 condenó este lunes a 3 años y ocho meses de prisión de cumplimiento efectivo y dispuso la inmediata detención de Iván Prein, hijo de un conocido pastor de la iglesia evangélica pentecostal, al considerarlo culpable de la muerte de Leticia Allo, a quien atropelló el 29 de mayo de 2016 cuando conducía ebrio por la avenida Córdoba en el barrio porteño de Palermo.

Así lo determinó en el veredicto dado a conocer este lunes, que, sin embargo, estableció que Prein cumplirá su condena hasta que la sentencia quede firme bajo la modalidad de arresto domiciliario, con tobillera electrónica, y quedará inhabilitado para conducir durante 10 años.

Además, el tribunal -que juzgó a Prein en base a la Ley de Tránsito que regía al momento del hecho, con penas más leves y agravantes no considerados en la actual normativa- dispuso la inhabilitación para conducir durante diez años para Iván Prein.

«Estamos conformes con la sentencia que le dieron, por supuesto que esto no repara la pérdida de Leti pero por lo menos esto de saber que luchamos y logramos que esta persona esté presa y que salieran a la verdad todas sus mentiras, nos da cierta tranquilidad», afirmó la mamá de Leticia Allo, Mónica Pueblas, en declaraciones formuladas a Télam una vez dado a conocer el veredicto, en el marco de la cuarta audiencia del juicio oral y público que se desarrolló en la calle Paraguay 1536 del barrio de Retiro.

En ese marco, la mamá de Leticia señaló que se trató de «un fallo ejemplificador» que demuestra que, «a veces, no son las leyes sino que son los jueces los que no aplican las leyes como las tendrían que aplicar».

«Que esto sirva de ejemplo para concientizar sobre el tema del alcohol. Espero que la Ley de Alcohol Cero (por el proyecto en análisis en el Congreso) sea tratada y prospere, porque a mí lo único que me queda ahora es intentar concientizar para que no sean cada vez más familias las que tengamos que pasar esto, por tanto dolor», subrayó Mónica Pueblas, apoyada en su lucha durante seis años por la organización Madres del Dolor.

Según determinó la investigación, el joven, que por entonces tenía 24 años y hoy tiene 30, huyó a toda velocidad, sin detenerse, tras atropellar cuando conducía en estado de ebriedad a Leticia Allo, una contadora de 29 años, que volvía de bailar junto a un grupo de amigos, con quienes cruzaba por la senda peatonal.

Tras cuatro audiencias realizadas al cumplirse seis años del hecho, el Tribunal concluyó que Iván Prein fue responsable del delito de «homicidio culposo agravado» y que, merced a su comportamiento posterior al siniestro, cuando ebrio y luego de haber atropellado a Leticia Allo, huyó, sin detenerse, a toda velocidad, fue perseguido por la policía y solo paró cuando el patrullero le interpuso el vehículo, merecía recibir una condena de cumplimiento efectivo, aunque bajo el beneficio de arresto domiciliario.

Durante la última audiencia del juicio, el imputado no hizo uso de la posibilidad de pronunciar sus últimas palabras antes de conocerse la condena, pero el viernes pasado había pedido declarar y dijo haber sido completamente ajeno al hecho y, si bien reconoció haber conducido ebrio aquel día, deslindó cualquier responsabilidad en el hecho que derivó en la muerte de Leticia Allo, quien murió luego de haber luchado 45 días por su vida e incluso llegó a dar su testimonio en el expediente, que fue clave a la hora de definir la condena.

El juez Javier De la Fuente, a cargo de la lectura del veredicto, dijo la actitud de Prein el día del siniestro fue «imprudente y temeraria» y remarcó que cometió tres infracciones: circular a velocidad excesiva y antirreglamentaria agravado por las condiciones climáticas, conducir alcoholizado con 1.11 grados de alcohol en sangre ; y realizar un cruce imprudente con una maniobra zigzagueante para pasar por el único carril libre que había.

El magistrado declaró que «la pena debe reflejar la gravedad» por las situaciones explicitadas y por su actitud posterior «escapándose del lugar y despreocupándose del estado de la víctima»,

«Estamos en un caso especialmente grave» y esta condición de fuga «es determinante», aseveró el juez.

Además de la mamá de Leticia, el fallo fue valorado por Ángeles Durán, que sintentizó la opinión en nombre de amigos y allegados de la víctima que vinieron estos años reclamando por Justicia.

«El juez fue muy claro y más allá de las leyes, porque nosotros estábamos con la ley anterior al cambio donde conducir ebrio y abandonar (a la víctima) no eran agravantes, dijo que aunque esos agraviantes no estaban en la ley, esos agravantes existían y que por eso él los consideró y le dio esta pena. Muchas veces cuando hay injusticias no es por las leyes, es también cómo las aplican los jueces. Si el juez quiere ser justo puede y de hecho lo fue en este caso», subrayó.

El viernes pasado, durante la audiencia de alegatos, tanto la querella como la Fiscalía habían coincidido en pedir la condena de Iván Prein con penas de prisión de cumplimiento efectivo, como así también su inhabilitación para conducir durante diez años.

En el caso de la querella, representada por la familia de Leticia, el pedido fue de cinco años de prisión de cumplimiento efectivo, el máximo previsto por la Ley de Tránsito que regía por entonces, antes de su reforma.

En tanto, la Fiscalía había solicitado una condena de cuatro años de prisión, también de cumplimiento efectivo, y la inmediata detención del acusado por lo que juzgó como un posible «peligro de fuga».

La familia y los allegados de Leticia Allo, encabezados por su mamá, Mónica Pueblas, rechazaron la posibilidad de un juicio abreviado que había planteado en su momento la defensa, con la convicción de llegar a la instancia del juicio oral y público para que la justicia determine la culpabilidad y fije la condena de acuerdo con la normativa vigente al momento de los hechos.

Fue así que, tras seis años de lucha y de sortear innumerables recursos planteados por la defensa de Prein en el expediente, se llegó a la instancia del juicio, iniciado exactamente un día después de que se cumplieran los seis años del trágico hecho.

En todo ese tiempo, la familia y los allegados de Leticia Allo, apoyados por las Madres del Dolor, buscaron mantener visible su búsqueda de justicia a través de una página de Facebook (www.facebook.com/justiciaporlety) y de una campaña de recolección de firmas (www.change.org/justiciaporlety) que logró reunir más de 47.000 adhesiones.

Fuente Agencia Télam

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí