Inicio Policiales Confirmaron la condena a perpetua a “Dientón” Aguirre, el ladrón que violó...

Confirmaron la condena a perpetua a “Dientón” Aguirre, el ladrón que violó y mató a una kinesióloga

“Yumi” Avancini (53) fue hallada asesinada el 19 de diciembre de 2015 en su consultorio del barrio porteño de Colegiales. Juan Martín "Dientón" Aguirre fue identificado como culpable del femicidio por un testigo "anónimo" tras reconocerlo en un video que se difundió por televisión, mientras estaba detenido por otras entraderas.

0

La Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional confirmó este jueves la pena de prisión perpetua para un hombre apodado «El Dientón» por haber violado y estrangulado a una kinesióloga en 2015 dentro de su consultorio del barrio porteño de Colegiales, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Juan Martín «Dientón» Aguirre (39), quien había sido identificado mientras estaba detenido por otras entraderas por un testigo «anónimo» tras reconocerlo en un video que se difundió por televisión en el que se lo vio entrando y saliendo del edificio.

Los jueces de la Sala 1 de la Cámara Nacional de Casación, integrada por los jueces Jorge Rimondi, Gustavo Bruzzone y Mauro Divito, confirmaron el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 22 del 2 de mayo de 2019 por los delitos de «abuso sexual con acceso carnal, homicidio criminis causa, femicidio y robo simple», en perjuicio de Mirta Beatriz «Yumi» Avancini (53).

La mujer fue hallada asesinada el 19 de diciembre de 2015 en su consultorio ubicado en el departamento 2 “A” de Céspedes 3473, en Colegiales, por su hermano Felipe, quien llegó hasta allí porque ninguno de sus familiares tenía noticias de ella desde hacía días.

Según los informes periciales, Avancini agonizó unas 38 horas encerrada en el baño, al que el asesino le había quitado el picaporte y donde se hallaba atada de pies y de manos con precintos, con un lazo alrededor del cuello y un trapo sobre la cara.

La autopsia reveló que la kinesióloga murió como consecuencia de una «asfixia mecánica por compresión del cuello, variedad estrangulamiento», y su cuerpo presentaba varios golpes y signos de abuso sexual.

De acuerdo con lo determinado por la investigación, Avancini habría sido abordada en la vía pública por Aguirre, quien la interceptó cuando hacía el trayecto desde su casa hacia su consultorio, ubicado a pocas cuadras uno del otro, en Colegiales.

El 17 de diciembre 2015, la imagen de la kinesióloga quedó grabada cuando salía de su casa a las 15.45, en tanto 25 minutos más tarde, las mismas cámaras captaron la llegada de un joven ajeno al edificio que, vestido con bermudas, remera oscura, una gorra clara y una mochila, abrió la puerta con un juego de llaves y subió por el ascensor.

Ese sospechoso fue el mismo que luego se dirigió a la vivienda particular de Avancini, situada en el quinto piso de Palpa 3565, de donde sustrajo una notebook ‘HP’ y un medallón de oro con la imagen de la Virgen Santa Teresita.

Tras ello, asaltó y dejó encerrados en un baño a la niñera y un nene en el 5 «A» y se lo vio abandonar el edificio a las 16.29, luego de dialogar con el encargado, a quien le dijo que había ido a reparar una computadora.

Pese a tener al sospechoso en las imágenes, la investigación se estancó porque no pudieron identificarlo hasta el 3 de julio de 2017, cuando una carta llegó al fiscal de instrucción de la causa, Eduardo Cubría.

«Por distintos canales de televisión –C5N, TN y Telefé Noticias­, en los años 2015, 2016 y 2017, se emitieron videos que mostraban a un sujeto saliendo del edificio de la calle Palpa y se solicitó a la audiencia que informara si lograba reconocerlo, en atención a que podía ser el autor material del homicidio de Avancini, que no había sido identificado», recordó la Sala I.

El 3 de julio de 2017 llegó «a la Fiscalía de Instrucción 23 una carta anónima que decía que quien aparecía en esas filmaciones era Juan Martín Aguirre, que se encontraba detenido en el penal de Marcos Paz».

«Dientón» estaba preso desde 2016 y había sido condenado por el TOC 22 por integrar una organización que cometía «entraderas» en Capital Federal bajo el mismo modus operandi que los hechos investigados en su causa.

Una comparación del rostro y el físico del imputado con el video determinó que había coincidencias antropométricas y se obtuvo, además, una escucha en el que el propio «Dientón» le dice a una mujer que había «salido en la tele».

“Viste que salí en la tele”, a lo cual ella respondió “no, no me digas, se me puso la piel de gallina”, luego el imputado le preguntó “¿Viste eso?”, y cuando ella preguntó “¿Qué es parecido a vos?”, Aguirre afirmó “Soy yo, boluda”.

No obstante, el elemento más contundente fue que el ADN de Aguirre fue hallado en los precintos con los que maniataron a la niñera del 5 «A».

Fuente Agencia Télam

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí