Inicio Policiales Córdoba: el caso de la agente que asesinó a su hijo reabrió...

Córdoba: el caso de la agente que asesinó a su hijo reabrió el debate sobre los controles psicológicos en la Policía

Desde la Jefatura pedirán ayuda a la Facultad de Psicología para realizar los exámenes a los miembros en actividad.

0

El dramático caso en Córdoba de la oficial de policía que mató de un disparo a su hijo de 10 años, hirió de gravedad a su hija de 6 y después intentó quitarse la vida reabrió el debate en torno a la salud mental de los integrantes de la fuerza en actividad, cómo se evalúan y cuáles son las medidas preventivas según corresponda.

En diálogo con El Doce, la expareja de Maira Barreto, la agente involucrada en el hecho, contó que la mujer tenía antecedentes psiquiátricos. No obstante, desde la Policía aclararon que la agente había aprobado el examen para entrar a la fuerza y que en una declaración jurada señaló que no presentaba ninguna patología psiquiátrica.

“Antes de entrar a la Policía ella había estado en el Ejército. Había querido lastimar a una compañera con un FAL y fue internada. Había salido bien del tratamiento”, reveló en la misma entrevista Horacio, expareja de Barreto, sobre los antecedentes de la mujer.

Después de separarse, completó el hombre, Barreto formó una nueva pareja con un miembro del Servicio Penitenciario, pero la relación estaba viciada por la violencia entre los dos. “Se amenazaban de muerte frente a mis hijos. Los vecinos me decían que se amenazaban seguido”, subrayó el ex.

La zona donde ocurrió el crimen. (Foto: gentileza La Voz)

Lo cierto es que con el correr de las horas crecen las críticas y los cuestionamientos en relación a los exámenes psicológicos de la Policía de Córdoba. Tanto es así que en los próximos días las autoridades de la fuerza se reunirían con profesionales de la Facultad de Psicologia de la Universidad Nacional de la provincia (UNC) para pedirles su colaboración con los chequeos al personal, a la par de los controles internos.

Es que el caso de Barreto no es el primero de esas características. En los últimos años se registraron varios femicidios seguidos de suicidios por parte de policías. Muchos de ellos, incluso, se quitan la vida con el arma reglamentaria.

La versión oficial

La Policía de Córdoba, en un comunicado, indicó que Barreto estuvo de licencia por enfermedad desde el 7 marzo hasta el 22 de julio; tuvo neumonía después del Covid-19. En esa oportunidad le retuvieron el arma reglamentaria porque la licencia era de más de un mes.

Cuando volvió lo hizo para tareas no operativas; en octubre le devolvieron el arma “con un examen psicológico, estudios médicos y prueba de tiro previos”. Según precisó la institución, ella completó una declaración jurada en la que manifestaba que no tenía antecedentes psiquiátricos.

“Estaba en condiciones de portar su arma reglamentaria”, enfatizan desde la policía. La investigación está a cargo la fiscal María Celeste Orta Córdoba.

Fuente TN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí