Inicio Policiales Crimen en 7 de Abril: el MPF pidió 10 años para Franco...

Crimen en 7 de Abril: el MPF pidió 10 años para Franco Acosta en su alegato final

En sus conclusiones finales, la Unidad Fiscal de Homicidios II del MPF, que conduce Carlos Sale, elevó la pretensión punitiva contra el imputado por el delito de homicidio simple. De acuerdo a los testimonios, el acusado golpeó a la víctima en la cabeza cuando se encontraba de espaldas y utilizando un elemento contundente.

0

En el marco del juicio donde se investiga el crimen de Nicolás Fernando Villagrán, ocurrido durante una riña de gallos en la localidad de 7 de Abril, el 16 de octubre de 2021, la Unidad Fiscal de Homicidios II del MPF, que dirige, Carlos Sale, realizó este jueves, 3 de noviembre, el alegato de cierre.

El encargado de las conclusiones finales fue el auxiliar fiscal, Miguel Fernández, quien acusó a Franco Daniel Acosta (30 años) por el delito de homicidio simple y pidió la pena de 10 años de prisión, a diferencia de la pretensión punitiva inicial (de 8 años).

“Vamos a sostener la calificación de homicidio simple. Nicolás Fernando Villagrán ha fallecido por el accionar del señor Acosta. Al momento de recibir el golpe, la víctima se encontraba de espaldas, en base a los testimonios de testigos, lo que eleva la indefensión como elemento adicional a la hora de la pena. Por ello, vamos a modificar la pretensión inicial propuesta en el debate. Entendemos que la que mejor se ajusta es la pena de 10 años. Se trata de una persona joven que tenía toda una vida por delante y un niño de 4 años. Al momento de plantearse cuál fue el arma utilizada (cabo de látigo), los testigos señalaron que se trataba de un arma peligrosa que se utiliza hasta matar a los animales y podía producir lo mismo en una persona. Por lo tanto, Acosta sabía que podía arrebatarle la vida”, expuso el representante del MPF.

Posteriormente, y luego de escuchar a la querella y la defensa, el tribunal resolvió pasar a un cuarto intermedio para su resolución final.

La acusación

“A lo largo de estas jornadas ha quedado claro que el deceso se produjo en la casa de Bazán en el contexto de un evento definido como riña o tope de gallo donde han participado varias personas, muchas de ellas han declarado en este debate, como consecuencia de una pelea, que se había originado entre dos personas. En ese marco, habíamos señalado que Corcho Rodríguez le había realizado una agresión a Pepe Villagrán lo que ocasionó que cayera al suelo y sea asistido por Nicolás Villagrán (que era su sobrino). Esta plataforma fáctica ha sido acreditada por todos los testigos y como consecuencia de ello, Nicolás interviene para asistirlo y queda de espaldas donde luego se produce la agresión por parte del señor Franco Acosta. El médico forense constató el traumatismo encéfalo craneano (mediante un examen interno y externo) y la fractura de 12 cm (en la zona parietal). El origen de esa herida fue por un golpe contuso (un cabo de látigo o un palo de madera) y en ese sentido hubo tres testigos que hicieron referencia a la existencia de un palo de gran porte, grueso y que sobresalía de la mano. En tanto, dos se refirieron a que se trataría de un látigo. Quedó claro que el conflicto se inició en el interior del domicilio de Bazán, incluso por los dichos de los hermanos de la víctima. También, se determinó el trayecto desde la zona del hecho hasta los hospitales (en Pellegrini, La Banda y luego en Santiago del Estero) y el fallecimiento el 20 de octubre”, afirmó el investigador.

La muerte

En fecha del 16 de octubre de 2021, a las 20:30 horas aproximadamente, en la localidad de 7 de Abril (Burruyacú) se encontraba una gran cantidad de gente del lugar y de zonas aledañas en el domicilio de “Ricky” Bazán (tío del imputado), donde se desarrollaba una riña de gallos.

Momentos después, dos grupos de personas comenzaron a pelearse. Todo habría comenzado cuando “Corchín” Rodríguez golpeó a “Pepe” Villagrán. Posteriormente, su sobrino, Nicolás Villagrán intentó calmar la pelea y fue en ese momento que Franco Acosta con un palo de madera o cabo de látigo lo golpeó en la cabeza con intenciones de causarle la muerte. Provocando que cayera al piso y perdiera abundante sangre.

La víctima fue trasladada por su hermano a su domicilio ubicado en El Remate en la localidad de Pellegrini en Santiago del Estero. Posteriormente, fue llevado al Caps de Nueva Esperanza también en esa provincia vecina, luego al Hospital de la Banda y finalmente al Hospital Regional, donde falleció el 20 de octubre por un traumatismo encéfalo craneano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí