Inicio Policiales Declararon las mamás de los bebés muertos en el Hospital Neonatal de...

Declararon las mamás de los bebés muertos en el Hospital Neonatal de Córdoba

Esperan los resultados de nuevos estudios a los cuerpos. Las madres fueron citadas por el fiscal de la causa, Raúl Garzón. Después fue el turno de las mujeres cuyos hijos tuvieron complicaciones. El gobierno de la provincia se presentó como querellante pero la Justicia rechazó el pedido

0
Hospital Materno Neonatal de la ciudad de Córdoba. Foto: Laura Lescano.

Hoy fue un día clave en la causa que intenta esclarecer las extrañas muertes de al menos cinco bebés recién nacidos en el Hospital Materno Neonatal de la ciudad de Córdoba. Raúl Garzón, el fiscal que lleva adelante la investigación, le tomó declaración testimonial a las mamás de los menores fallecidos para tener más precisiones de lo ocurrido mientras espera los resultados de nuevos estudios forenses.

Según confirmaron fuentes judiciales a Infobae, tras escuchar a las mamás el funcionario comenzará a recibir los testimonios de otras mujeres cuyos bebés sufrieron —también entre marzo y junio— complicaciones médicas compatibles con el mismo cuadro que presentaron los recién nacidos muertos, sin patologías previas aparentes. Se prevé que Garzón reciba a estas mujeres a lo largo de los próximos días.

La semana pasada, el fiscal había adelantado en una conferencia de prensa que ordenó el estudios anátomo-patológicos complementarios a las autopsias que se la habían practicado a dos de los bebés fallecidos. En ese sentido, Garzón explicó que necesitaba el cotejo de esas necropsias con todo el universo de casos. “Los cinco bebes fallecidos no está claro por qué fallecieron. Y eso es motivo de investigación”, aseguró. De acuerdo con las fuentes del caso consultadas, los resultados de esos estudios podrían llegar a manos de Garzón a partir de hoy.

La Justicia trabaja sobre varias hipótesis, entre ellas la de “mala praxis, homicidio o negligencia”, entre otras líneas como la posibilidad de que las muertes hayan sido causadas por un virus intrahospitalario. “Se descartan hipótesis como complicaciones de vacuna, medicación o, estado de los medicamentos porque se administra la misma medicación en todos los hospitales. Esto es algo muy acotado y muy puntual”, sostuvo el fiscal.

Sin embargo, confirmó que a dos de los menores -en los exámenes de autopsia- le encontraron altos niveles de potasio y marcas de inyecciones fuera de lo común, por lo que se sospecha que se les podría haber inyectado alguna sustancia inapropiada. Para el Ministerio de Salud, en tanto, la principal hipótesis es que las muertes fueron intencionales dado que los recién nacidos tenían lesiones en la piel “no acordes a la evolución de un niño sano que está cursando las primeras horas de nacido”.

Si bien se informaron cinco casos, existe la sospecha de que pueden ser más. Sobre el tema, Garzón dijo que “son cinco los fallecidos donde existe una sospecha fuerte, pero hay más. Según los momentos, varían entre 10 a 12″. Eso dependerá del lapso de tiempo que se investigue.

Es por eso que en las últimas horas se dio confirmó que el gobierno de la provincia de Córdoba pidió ser querellante en la causa. “Ante los hechos acontecidos en el Hospital Neonatal, y que son de dominio público, la Provincia se ha constituido como querellante porque es la principal interesada – como ya se manifestara – en que se esclarezcan de forma absoluta lo sucedido, se conozca la verdad y se establezca la responsabilidad plena”, dijo el Poder Ejecutivo cordobés a través de un comunicado difundido en sus redes sociales.

El gobierno local “ya puso y mantendrá la disposición total de brindar cualquier elemento que requiera el fiscal para aportar un pronto esclarecimiento de los hechos, incluyendo agentes y personal”. Además, reveló que el caso se encuentra bajo secreto de sumario. “A su vez, el Estado provincial ha puesto y mantiene a través del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos la disponibilidad y asistencia de acompañamiento a los familiares”, finalizó el mensaje.

Al respecto, Carlos Nayi, el abogado que representa a cuatro de las mamás que denunciaron las extrañas muertes, dijo en diálogo con El Doce TV, que no debería ser admitida como querellante”, ya que el hospital depende de la provincia. Hasta ahora, entre las pocas medidas que se tomaron, las autoridades sanitarias resolvieron apartar a 23 empleados que estarían vinculados y a la directora del centro de salud, Liliana Asís.

Horas después de conocerse el pedido del gobierno de la provincia cordobesa, la fiscalía finalmente rechazó el pedido. Únicamente aceptó como querellante a Nayi.

En los medios locales, el viernes pasado trascendió la versión de que detrás de la muertes de los bebés estaría una enfermera que había ingresado al hospital en el año 2020, en medio del momento más complejo de la pandemia. Consultadas por Infobae, las fuentes indicaron que por el momento no hay datos incorporados a la causa que certifiquen esa versión.

Otras dos denuncias y un reclamo de justicia

En una entrevista concedida a Radio Mitre Córdoba, el abogado Nayi reveló que recibió en su estudio a dos mujeres que sospechan de las muertes de sus bebés en el mismo sanatorio. Una de esos fallecimientos ocurrió días después del período que analiza la Justicia.

El primer caso ocurrió luego de “un embarazo controlado”, pero le informaron que su bebé nació muerto. Según reveló el letrado, los médicos le dijeron que “falleció tres días antes adentro de su vientre”. Sin embargo, la mujer empezó a tener dudas después de que estalló el escándalo y se acercó hasta el estudio de Nayi.

“Tiene dudas por una cuestión lógica, tuvo dos hijos antes, percibió que su bebé se movía, pateaba y se le informó que murió en su vientre hacía tres días”, remarcó el abogado.

El otro nuevo episodio ocurrió a mediados de junio, fuera del rango analizado por el fiscal Garzón. Se trata de una mujer dio a luz a su bebé sano y murió a las pocas horas. El menor, al parecer, presentó complicaciones similares a los otros casos. “La instrucción está trabajando mañana, tarde, noche y madrugada. Han sido convocadas todas las madres a prestar declaración y a brindar precisiones”, explicó Nayi.

Mientras el fiscal le toma declaración a las madres, familiares y amigos de las víctimas protestan frente al hospital. El reclamo es uno solo: justicia y celeridad del Poder judicial. “Queremos una respuesta, queremos saber qué sucedió. Pero también queremos señalar que si las autoridades no hubieran ocultado información seguro se hubiesen evitado fallecimientos”, dijeron los familiares al diario La Voz.

Allí, expresaron su malestar ante la decisión del Gobierno de Córdoba de presentarse como querellante en la causa. “En inaudito. Ellos fueron los responsables principales y ahora van a la Justicia a pedir ser querellantes”, dijeron.

Tras casi tres horas de protestas, un grupo de padres que se manifestaban, logró llegar hasta la oficina del nuevo director del sanatorio, Esteban Ruffin, quien fue designado el viernes pasado después de que el escándalo estallara.

En medio de un tenso careo y ante las cámaras de distintos medios de comunicación, el representante de los familiares le pidió al funcionario una mayor contención por parte del hospital. Ruffin, por su parte, le dijo que no iba a interferir en el trabajo de la Justicia durante la investigación. Después, otras madres cuyos bebés lograron salvarse, increparon al médico por las graves denuncias.

El encuentro se dio también con una importante cantidad de policías para tratar de evitar que se desatara cualquier altercado. Al grito de “justicia, justicia”, varias mujeres caminaron los pasillos del sanatorio hasta que lograron entrar a la oficina de Ruffin, de acuerdo con lo que reflejaron algunos canales de noticias. Incluso, según trascendió, una de las madres que protestaba, se descompensó.

Fuente Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí