Inicio Policiales Desbaratan una banda de delincuentes que realizaba entraderas

Desbaratan una banda de delincuentes que realizaba entraderas

Los integrantes vestían informes policiales y actuaban con extrema violencia.

0

Tras una minuciosa investigación surgida por dos robos modalidad entradera, donde los autores del hecho vestían uniforme de policía, personal de la División Robos y Hurtos llevó a cabo varios allanamientos en los que se logró el secuestro de más de un millón de pesos, armas de fuego, municiones, el vehículo utilizado en el ilícito y otros elementos ligados a las causas.

Al respecto, el jefe de la División Robos y Hurtos,  Miguel Morante, explicó que “esta división tomó conocimiento que días atrás se venían produciendo varios hechos delictivos con la modalidad entradera. Esta banda estaba integrada por varias personas que ingresaban a los domicilios, algunos de ellos uniformados haciéndose pasar por efectivos de la repartición, y luego de reducir a los propietarios de los inmuebles se apoderaban de fuertes sumas de  dinero, joyas y otros objetos de valor”, contó.

En ese marco, a partir de las investigaciones del caso se tomaron las medidas pertinentes: “La Fiscalía N° 1 de Robos y Hurtos a cargo de Diego López Ávila, ordenó el allanamiento a cinco viviendas logrando el secuestro de importantes elementos para la investigación como ser dinero en efectivos, armas de fuego, teléfonos celulares que serán importantes para la investigación, también el vehículo que era utilizado por estos malvivientes para el robo”, detalló y aseguró que la mayoría de los integrantes de esta banda estarían identificados y habría más pruebas por lo que no se descarta nuevas medidas de allanamiento.

La investigación estuvo a cargo de un equipo de calle de la Unidad Especial que se abocó a las tareas de vigilancia y recopilación de datos a partir de los testimonios de vecinos que presenciaron el hecho y la labor de los técnicos que hicieron el relevamiento de las cámaras de seguridad.

Inicio de la investigación

El pasado 30 de julio y 4 de agosto, desconocidos vestidos de policía, que se trasladaban en dos automóviles, irrumpieron en las viviendas y mediante amenazas con armas de fuego se apoderaron de dinero en efectivo, joyas de oro y otros elementos.

Por la similitud del modus operandi y teniendo en cuenta los testimonios de vecinos y los registros fílmicos, se determinaron las medidas que fueron otorgadas por la justicia. La investigación continúa a la espera de nuevas medidas de allanamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí