Inicio Policiales Disfrazados, armados y con un inhibidor de alarmas: el video que muestra...

Disfrazados, armados y con un inhibidor de alarmas: el video que muestra cómo planificaron el crimen de un agenciero en Neuquén

A Miguel “Ruso” Auer lo mataron de dos disparos a sangre fría. La trama de una historia de película sobre cómo tres hombres intentaron desvalijar la recaudación de una agencia de apuestas, donde había más de 15 millones de pesos y 20 mil dólares

0

Ocurrió el lunes 24 de octubre al mediodía. “Venite que ahora tengo”, le respondió Miguel Auer (58) a un hombre que lo había contactado por WhatsApp y que estaba interesado en cambiar dólares. Miguel Auer, más conocido como “el Ruso”, era el dueño de una agencia de apuestas de la provincia de Neuquén, ubicada en el edificio de la calle Diagonal 9 de Julio 43, en pleno centro de la ciudad. Sin que el agenciero pudiera saberlo, aquel mensaje lo terminaría condenando a la muerte.

Todo comenzó unos días antes crimen cuando un hombre de 62 años, luego identificado como Gabriel Castro Herrera, se comunicó con el “Ruso” para comprarle dólares. Una vez establecido ese primer contacto, Herrera volvió a mensajear a Auer con el fin de realizar una segunda transacción.

En ese contexto, Auer -que según describen desde su círculo era “una persona amigable, de buen trato y bastante confianzuda”- le explicó no tenía dinero suficiente, pero que el lunes iba a disponer de efectivo. Así, ese 24 de octubre, Herrera retomó contacto con el agenciero y, después de leer en la pantalla de su teléfono “Venite que ahora tengo”, se presentó en el edificio donde funcionaba la agencia.

Pero no fue solo: lo acompañaban dos hombres más. Juntos planeaban desvalijar la agencia donde, por boca del propio Auer, sabían que había efectivo.

La secuencia quedó registrada por las cámaras de seguridad del lugar, ubicado en la calle Diagonal 9 de Julio 43. En el video se lo ve a Herrera disfrazado de “anciano”. Llevaba puesta una camisa azul, boina, anteojos y caminaba por el pasillo con unas zapatillas negras, ayudándose con un bastón. Eran las 12.33 cuando el hombre tocó timbre en la agencia del “Ruso”, en el tercer piso del edificio.

Detrás de Herrera, según pudieron establecer los investigadores del caso y tal como se ve en el video, ingresaron al edificio Jorge Sosa y Jorge Falconi, ambos de 52 años, y juntos subieron al ascensor, pero estos dos últimos descendieron en el segundo piso y accedieron al tercero por la escalera.

Sosa portaba un arma y Falconi un inhibidor de alarmas. Uno de ellos iba vestido de traje, con anteojos de sol y una carpeta en la mano, “tipo guardaespaldas”. El otro llevaba el rostro semioculto por una gorra y un parche en un ojo.

Apenas el “Ruso” abrió la puerta, los tres se metieron en la oficina. Para su sorpresa, Auer estaba armado e intentó desenfundar su revólver Magnum .44 de la cintura. Sin embargo, Sosa se anticipó y le disparó dos veces con una pistola calibre .40, según indica el portal Río Negro.

Gabriel Castro Herrera (62) uno de los tres imputados por el crimen de Miguel «el ruso» Auer (Foto/Yamil Regules Portal Rio Negro)

De acuerdo con el mismo medio, a Miguel Auer, una de las balas le atravesó el brazo; la otra le ingresó por el cuello y le llegó al pulmón izquierdo. El hombre quedó internado en el Hospital Provincial Neuquén “Dr. Castro Rendon” y, tras once días en terapia intensiva, falleció el viernes 4 de noviembre.

Después del ataque a balazos, Herrera, Sosa y Falconi se dieron a la fuga sin concretar el robo. En la oficina había 15 millones de pesos, en euros, dólares y moneda nacional, y en una riñonera la víctima tenía 20.000 dólares. “Se asustaron y salieron corriendo. No tenían previsto que el ‘Ruso’ tuviera un arma”, explicaron fuentes de la investigación a Infobae.

Días más tarde, gracias a la visualización de cámaras de seguridad, geolocalización de celulares y toma de testimonios, los investigadores de la fiscalía de Homicidios, de Seguridad Personal y de la comisaría Primera lograron identificar a los tres prófugos y detenerlos.

Miguel «el ruso» Auer falleció el pasado viernes 4 de noviembre, tras once días en terapia intensiva

Castro fue apresado en su vivienda del barrio Progreso. Según reveló el portal Río Negro, tenía puestas las mismas zapatillas negras con las que aparece en el video el día del ataque. Sosa y Falconi cayeron en Las Heras, Mendoza, pero se sabe que estuvieron en Viedma y el Gran Buenos Aires, ocultándose.

El jueves pasado, el fiscal jefe de la unidad fiscal de Homicidios, Juan Agustín García, formuló cargos contra Castro y solicitó 8 meses de prisión preventiva. El juez de Garantías Marco Lupica Cristo tuvo en cuenta los riesgos de fuga y entorpecimiento de la investigación, pero fijó la detención preventiva en 6 meses.

Este lunes, en tanto, García formulará cargos contra Sosa y Falconi, que fueron extraditados desde Mendoza.

Fuente Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí