Inicio Policiales El adolescente que mató a Nicolás Cernadas por “odio y placer” amenaza...

El adolescente que mató a Nicolás Cernadas por “odio y placer” amenaza a otros desde el instituto de menores

El adolescente de 14 años -uno de los dos menores acusados- fue denunciado por su propia madre. “Me llamó y me pidió perdón llorando”, contó el tío de la víctima

0

El crimen de Nicolás Alexander Cernadas en Merlo impacta desde todos sus ángulos posibles. Impacta su edad -13 años- y su historia de abandono; la edad de los acusados -17 y 14 años- y la manera en que lo mataron, arrojándolo vivo a una fogata. Conmueve el móvil, acreditado por los investigadores, de que se trató de un asesinato por “odio y placer”. E impresiona también la última novedad de la causa: uno de los menores implicados -el de 14- amenaza a otros chicos desde el instituto de menores.

La denuncia fue realizada por la propia madre del adolescente en el Juzgado de Garantías N°3 de Morón que interviene en la causa, contó Héctor Miranda, tío de la víctima, en una charla con TN.

“La mujer me llamó a mí para avisarme que iba a denunciar al hijo. Se presentó en el juzgado y reclamó que se sepa por qué motivo su hijo tiene un celular en el instituto y puede andar amenazando gente”, señaló el hombre, que además era tutor legal de la víctima.

La denuncia ingresó luego de que se difundieran capturas de chats en redes sociales donde presuntamente el menor -actualmente alojado en un centro de menores en La Plata- amenaza a otros chicos que lo escracharon tras el crimen.

“Eso no importa, perro. De acá salgo en dos segundos, si quiero. Y si quiero me fugo y te hago lo mismo que le hice a Nico. Imagínate”, es uno de los mensajes atribuidos al chico detenido.

“La mamá me pidió disculpas llorando”

Nicolás, de 13 años, había sido abandonado de chico. (Foto: Facebook)

Tras la difusión de los chats, la mamá del menor fue intimidada por vecinos del barrio y chicos allegados a la víctima, según contó Miranda. “Le estaban armando una pueblada en la casa. La amenazan y tiene otro hijo con discapacidad. Yo no quiero eso tampoco. Lo único que pido es justicia por Nico”, remarcó.

“Me pidió disculpas llorando. Me dijo que su hijo no está de vacaciones y que debe pagar por lo que hizo”, afirmó el tío de la víctima. Y continuó: “Más allá de si cometió un error o no en la educación de su hijo, me mostró que no lo defiende y quiere justicia”.

El menor fue sobreseído y declarado inimputable debido a su edad. La jueza Karina de Luca le aplicó una medida de seguridad restrictiva de su libertad y determinó alojarlo en el centro de menores. “Lo están guardando. Lo tienen bajo contención, según me dijo el secretario del Juzgado”, acotó Miranda.

En cuanto al joven de 17 años, la magistrada le dictó la prisión preventivay dispuso su detención en un centro cerrado en Mariano Acosta. Y si bien se le tomó indagatoria, se negó a declarar.

“Se ve que la familia puso un abogado y ya mencionan problemas psicológicos. ‘Hacete pasar por loco’, le dijeron. La típica. Si llegan a avalar eso, ni siquiera va a ir a un juicio oral, ya lo sé”, sostiene el tío de Nicolás.

El hombre criticó la carátula de “homicidio simple” dispuesta por la Fiscalía 2 de Responsabilidad Juvenil, a cargo de Pablo Cabrejas. “No puedo creer que no agreguen agravantes, que piensen que no hubo premeditación y alevosía”, reclamó el hombre.

“(El crimen) Lo venían planificando desde dos meses antes. En los chats que están en la causa figura todo. Dijeron lo que iban a hacer y cómo lo iban a hacer. Lo hicieron, lo grabaron y después hablaban de volver para ver cómo había quedado el cuerpo”, enumeró Miranda, y se preguntó: “¿No hay premeditación ni alevosía?”.

Contó también que hasta ahora no consiguió abogado. “El que la Municipalidad de Merlo nos iba a brindar jamás se comunico con nosotros. Y nadie quiere agarrar el caso porque los imputados son dos menores”, aseguró.

Matar por matar: los espeluznantes detalles del crimen por “odio y placer” de un adolescente en Merlo

El cuerpo de Nicolás Cernadas fue encontrado en un descampado de la localidad de Mariano Acosta, cuando un hombre y su hijo que paseaban durante el feriado del 10 de octubre se toparon con una escena espeluznante: un chico muerto, boca abajo, parcialmente calcinado, con la ropa pegada al cuerpo e irreconocible.

Nicolás llevaba al menos 24 horas muerto y, a pocos metros, sobre el pasto se encontró la huella una enorme fogata. El resultado preliminar de la autopsia estableció que la causa de muerte fue un paro cardiorrespiratorio traumático ocasionado por lesión alveolar difusa y por energía calórica. Es decir, que murió por los cortes que sus agresores le hicieron en el cuello y tras ser prendido fuego aún con vida.

La esposa de Miranda reconoció el cadáver mediante el detalle de un número de la remera. “Era (la prenda) un regalo que le habíamos hecho nosotros. Todavía seguimos en shock. Mi mujer está muy mal, con medicación. Pasan los días y no podemos creer lo que pasó”, expresó el tío de Nicolás.

Según los investigadores, la clave para esclarecer el caso fue el análisis de las redes sociales y -especialmente- los chats de WhatsApp en los celulares secuestrados. Esos elementos permitieron establecer que los atacantes planificaron la agresión de Nicolás, a quien conocían del barrio y le tenían “bronca y odio”.

El adolescente fue encontrado por un vecino en un descampado y, según la autopsia, habría sido asesinado 24 horas antes. (Foto: Policia)

Fuentes de la causa señalaron que la víctima mantuvo diálogos con tres jóvenes, también adolescentes, y en esas comunicaciones se descubrieron detalles escalofriantes, como ser que uno de los involucrados filmó a su víctima en el momento del ataque y, luego, pretendía regresar a la escena del crimen para registrar con su teléfono el estado en el que había quedado el cuerpo.

De acuerdo a lo que pudieron establecer los detectives, uno de los involucrados en el hecho “tenía la fama de ser muy agresivo en el barrio y solía pelearse con otros jóvenes y luego filmar cómo los había dejado heridos”.

“Por los audios que pudimos escuchar y por los textos que se escribían los autores, lo hicieron para divertirse y porque también le tenían bronca”, dijo a Télam un investigador que participó en la pesquisa. E insistió: “Lo mataron un poco por placer y otro poco por el odio que le tenían”.

Fuente TN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí