Inicio Policiales “El de los videos es mi hermano”: la declaración del otro hijo...

“El de los videos es mi hermano”: la declaración del otro hijo del matrimonio asesinado en Vicente López

Diego Del Río habló como testigo en la causa y complicó seriamente al empresario acusado. Para los investigadores, su palabra bajo juramento es decisiva

0

Las cámaras de seguridad fueron, sin dudas, la clave para comenzar a resolver el doble crimen de Vicente López. Los fiscales de la causa observaron en una imagen a un hombre salir de la casa de José Enrique Del Río (74) y su esposa Mercedes Alonso (72) luego de que fueran asesinados. Varias cámaras reconstruyeron el camino de ese homicida. Para los fiscales no hay dudas que el atacante es el propio hijo del matrimonio, Martin Santiago Del Río.

Sin embargo, en ninguna de esas imágenes de vigilancia privadas y municipales se le ve la cara al asesino. Se llegó a la conclusión de que se trataba de Del Río hijo, entre otras cosas, por su forma de caminar, con una particular renguera. Pero un testimonio de las últimas horas parece confirmar la hipótesis. El otro hijo de la pareja asesinada, Diego, declaró en el expediente y, bajo juramento, fue contundente: “El de los videos es mi hermano en un 90%”, aseguró.

Para los fiscales este testimonio es de suma importancia. Casi una confirmación. Una de las personas que más conoce al imputado, lo reconoce como el asesino.

La forma de caminar de Martín Del Río fue uno de los ejes de la testimonial de su hermano Diego. Es que cuando el acusado fue trasladado a la fiscalía general de San Isidro para su indagatoria, los fiscales lo hicieron caminar por un pasillo y dejaron constancia de esa situación mediante una grabación, a instancias de su abogada defensora de ese entonces.

“Era evidente que hacía un esfuerzo importante para ocultar la desviación en su pierna izquierda pero igualmente se notaba”, dijo un investigador a Infobae sobre ese momento. Ese video le fue exhibido en la testimonial a Diego. Su respuesta, en medio de un sobresalto, fue contundente: “¡Mi hermano así no camina, los está engañando!”.

La declaración testimonial de Diego Del Río duró aproximadamente dos horas, Allí, los fiscales Alejandro Musso, Martín Gómez y Marcela Semería, le mostraron algunas de las pruebas del expediente como las cámaras de seguridad. Luego de ver varias imágenes, el mayor de los Del Río se detuvo en una particular. Fue en la que el homicida de sus padres camina cerca de una vía de tren. Al verlo caminar no tuvo dudas de que se trataba de su hermano. “Me guardo un 10% porque tiene barbijo y no le veo la cara, pero es él”, aseguró.

Mientras tanto, la investigación continua con distintas testimoniales. Esta mañana, llegó a la fiscalía general de San Isidro el ex futbolista Fabricio Fuentes. El hombre que supo vestir la camiseta de Vélez se sentó frente a los fiscales y contó cómo había sido estafado por Martín Del Río, antes de que sea acusado por el asesinato de sus padres.

Fuentes señaló que había comenzado un negocio con Del Río porque eran vecinos. El negocio era la compra de un edificio que luego fue alquilado por un colegio privado. Una fuente de la investigación explica la maniobra, que se repite en otras víctimas: “Del Río hace el contrato, toma posesión, empieza a pagar las primeras cuotas y luego deja de pagar. Te bloquea el teléfono y va a juicio. Mete abogados y no lo sacas más. Mientras tanto, él explota el inmueble”.

El ex futbolista aportó audios en los cuales se escucha a Del Río decir: “No te preocupes, te dejo liberado y seguimos siendo amigos”. El “te dejo liberado”, creen los investigadores, es para que le haga juicio y todo pase a la esfera judicial y de esa manera dilatar los tiempos mientras sigue usufructuando.

Las pruebas en contra de Martín Santiago Del Río se siguen acumulando. En las próximas horas los fiscales analizarán el teléfono del imputado. Esperan extraer material importante de ahí. Las conversaciones con el padre y la madre ya se conocen. Como reveló ayer Infobae, el trato era sumamente cariñoso entre ellos.

Los primeros mensajes que sorprendieron a los investigadores fueron los del 13 de abril de este año. A la luz de lo que pasó solo cuatro meses después, resultan particularmente cínicos. El día del cumpleaños de José Enrique, Martín Santiago fue uno de los primeros en saludarlo. “Hola papi. FELIZ CUMPLE. Qué tengas un lindo día. Te amo papi”, escribió el ahora acusado a las 7.29 de ese día. “Besos para los cuatro”, respondió su padre en referencia a la familia de su hijo menor.

Por el momento, Martín Santiago Del Río seguirá detenido en la DDI de San Isidro a la espera de ser llevado a un penal.

Fuente Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí