Inicio Policiales El detenido por matar a una mujer frente a su hijo para...

El detenido por matar a una mujer frente a su hijo para usurparle la casa es empleado municipal

Juan Andrés Ovejero, un supuesto dirigente piquetero, fue arrestado por el crimen de Irma Vera. El plan para tomar el terreno de la víctima, el relato de los vecinos y el stock de mercadería para un merendero encontrado en un allanamiento

0

Los perfiles de Facebook también sirven como tumbas de la memoria. El de Irma Vera sigue ahí para poco más de 60 contactos. Sus fotos todavía pueden verse. Ella posa alegre con un sombrero, también se la ve junto a su hijo, en una imagen de 2017, bajo los listones de madera del techo de su casa de Mariano Acosta, en el partido bonaerense de Merlo, una zona pobre, humilde, cerca del río Reconquista.

Los tirantes de madera de esa propiedad de la esquina de Emilio Frers y el Camino de la Ribera, en el Noroeste del Conurbano, nunca se fueron. Su hijo creció, hoy tiene siete años.

El viernes pasado, bajo esos mismos listones y frente a su hijo, Irma fue asesinada. Le dieron un tiro en el abdomen.

Su marido, hoy viudo, Leonardo Rivero, declaró que hubo, según sus cálculos, dos tiradores, que escuchó dos estruendos de volúmenes y texturas totalmente distintos, un calibre mayor que otro. Se efectuaron, según los cálculos del fiscal Claudio Oviedo, de la UFI N°5 de Morón y a cargo de esclarecer el crimen, al menos cuatro tiros. El cadáver de Irma tenía solo uno, según reveló la autopsia.

Al comienzo del caso se especuló con que el crimen había sido motivado por una pelea vecinal por la perra pitbull de Irma. La historia hoy para la Justicia es otra. A la víctima, cree el fiscal Oviedo, la mataron por el lote de su casa. Una familia local, los Ovejero, encabezada por cuatro hermanos, todos llamados Juan y con un segundo nombre, había amenazado a la mujer y a su marido para ocupar el predio.

Los Ovejero habían cercado a la familia de Irma y Leonardo literalmente. Ocuparon, supuestamente, de forma clandestina los lotes que rodeaban el suyo. Querían toda la manzana a la vera del Reconquista. Solo faltaba la propiedad de Irma para completar su maniobra inmobiliaria hostil, por llamarla de alguna forma.

Los vecinos declararon contra los Ovejero: Oviedo recorrió este lunes el barrio de la tarde hasta la noche, escuchó relatos de vecinos aterrados sobre un clan mafioso dedicado a robarle las casas a la gente.

Por el crimen fue detenido Juan Andrés Ovejero, de 26 años, luego de que varios testimonios lo complicaran. Se negó a declarar ante Oviedo tras ser arrestado el sábado pasado. Para el fiscal, el detenido uno de los dos tiradores. Registros consultados por Infobae revelaron que cobró un sueldo de la Municipalidad de Moreno desde mediados de 2021 hasta enero de 2022. Su empleador luego de eso y hasta hoy fue un organismo llamado IMDEL. Con sede en la calle Bouchard de Moreno, es un organismo municipal: la sigla significa Instituto Municipal de Desarrollo Económico Local.

Los Ovejero, según vecinos y el viudo Leonardo, se decían piqueteros.

En el barrio declararon ante la Justicia que se mostraban con insignias y banderas y panfletería, que incluso llevaban a vecinos a manifestaciones. “Movimiento 29 de Mayo” se hacían llamar.

El Movimiento 29 de Mayo existe, figura entre las listas de adherentes a diversas movilizaciones, pero a la Justicia no le consta si es el mismo. Es una fecha repetida, el día del comienzo del Cordobazo. En todo caso, el discurso piquetero podría ser una máscara para delinquir. Los Ovejero, incluso, habían prometido a la gente del barrio Mariano Acosta que construirían un merendero. Hacían bizarras sesiones de entrenamiento de artes marciales, donde se golpeaban con palos.

Por lo pronto, los Ovejero abandonaron sus casas, que fueron allanadas por la Bonaerense. Dejaron atrás yerba, azúcar, harina, fideos, gran cantidad de mercadería, algo que sorprendió a Oviedo, productos necesarios para un comedor solidario. El descontento entre los vecinos llegó hasta el fiscal. La gente de Mariano Acosta quería ese merendero que nunca llegó.

El dato de los empleos de Juan Andrés fue una novedad para la causa. Se espera que en las próximas horas el fiscal pida a la Municipalidad de Moreno que dé explicaciones. También, se aguarda una fuerte batería de medidas en el expediente.

Queda, también, el hijo de Irma. Oviedo podrá pedir que declare en Cámara Gesell luego de que supere el shock inicial de haber visto a su mamá asesinada a tiros por dos mafiosos barriales.

Fuente Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí