Inicio Policiales El video de la salvaje golpiza al dirigente de Argentino de Merlo...

El video de la salvaje golpiza al dirigente de Argentino de Merlo cuando estaba internado

Las imágenes muestran el momento en que familiares de una jugadora que había fallecido en un accidente de tránsito a bordo del auto que manejaba el dirigente ingresan a la habitación y lo golpean. El hombre falleció 9 días después

0

En las últimas horas se dieron a conocer las imágenes de la salvaje golpiza que sufrió Ricardo Ernesto López (75), el dirigente del club Argentino de Merlo que manejaba el auto al momento del accidente de tránsito en el que murió una jugadora de la institución. El video muestra el momento en que fue atacado por la familiares de la joven mientras estaba internado en un hospital de Baradero. El hombre perdió la vida nueve días después de la agresión.

En la secuencia se puede observar cómo los familiares de la futbolista Juliana Gómez, quien falleció el pasado 8 de octubre en la ruta 9, ingresaron a la habitación para golpear con saña a López. Los efectivos de la Policía que estaban dentro del centro de salud apenas pudieron contener la furia de los agresores, quienes cruzaron la puerta y comenzaron a propinarle golpes de puño al dirigente hasta tirarlo de la cama en la que se recuperaba después del accidente automovilístico.

“Cuando está en observación, a medianoche, la familia llegó y algunas personas agredieron a mi papá. Le pegaron con un tubo de oxígeno en la cabeza. Después el médico me dio las pertenencias y me dijo ‘tu papá está consciente’. Me reconoció, hablamos, me relató todo esto que les estoy contando”, dijo el hijo de López en diálogo con TN.

El accidente que desencadenó la doble tragedia que enluta al club de Merlo, ocurrió a la altura del kilómetro 129, en la localidad bonaerense de Alsina. Allí, la futbolista perdió la vida cuando volvía de disputar un partido con su equipo ante Atlético de Rafaela, en Santa Fe.

De acuerdo con la información policial, la joven viajaba junto a tres compañeras y, quien se desempeñaba como jefe de Prensa de la entidad y además integraba la Comisión Directiva del club. Según trascendió, el automóvil en el que se trasladaban perdió control y volcó luego de dar varios giros en el aire. Juliana perdió la vida en el acto mientras que el resto de los ocupantes sufrió heridas de diferente consideración.

El mismo sábado 8 de octubre tres familiares de la joven jugadora, entre ellos aparentemente el padre, ingresaron a la habitación del Hospital Piñeiro de la localidad de Baradero, donde se encontraba López y lo agredieron a golpes de puño. Lo responsabilizaron de la muerte de Giuliana y quisieron hacer justicia por mano propia.

Juliana Gómez tenía 20 años y además de ser futbolista de Argentino de Merlo, vivía junto a su familia en ese partido del Oeste bonaerense y se dedicaba a realizar manualidades, artesanías, dibujos, pinturas y retratos personalizados que vendía por internet. “Todo esto hacía para costear los gastos, juntar plata para los viajes, comprarse sus botines… Por amor a la bocha”, contó su mamá, Marisa.

La futbolista y el dirigente de Argentino de Merlo que murieron después del accidente en la Ruta 9

Zurda e hincha de Boca Juniors, gran parte de su vida giraba en torno a la pelota. “Juliana perdió a su hermano mayor y lo único que la levantó de la depresión fue el fútbol, que la conectó con la vida nuevamente -continuó Marisa-. Ella me decía siempre: ‘Má, si no fuera por la bocha, no sé qué haría… Entrar a la cancha me da vida y mi hermano estaría orgulloso de mí porque no quiero perderme en la gran angustia que a veces siento’. Tenía esa pasión que solo sienten los grandes”.

Antes de que López muriera, Marisa se refirió a él y lo responsabilizó por el accidente: “Quiero que sepan que perdono al asesino de mi hija. En mi corazón, no hay lugar para el odio ni el rencor. El odio carcome el alma y no quiero gastar la vida que me queda odiando a nadie”, dijo. Y agregó: “Le pido a Dios que busque la salvación de su alma porque no creo que pueda dormir en paz. Tengo la vida quebrada y con las pocas fuerzas que me quedan quiero luchar para que esto no vuelva a suceder”.

En esa línea, la madre apuntó contra la precarización del sistema y dijo que impulsará una iniciativa para, por ejemplo, lograr que un equipo de fútbol femenino no deba trasladarse de forma particular, sino que sea el club el que se ocupe de ello.

Fuente Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí