Inicio Policiales Extienden la prisión preventiva para los imputados por el robo de una...

Extienden la prisión preventiva para los imputados por el robo de una farmacia

Hasta el juicio oral, los tres acusados de robar a mano armada permanecerán arrestados

0

En una audiencia que tuvo lugar este jueves 4 de agosto, la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos I, encabezada por Diego López Ávila, solicitó que se prorroguen por tres meses las medidas cautelares que vienen cumpliendo dos sujetos de 27 y una mujer de 20 años de edad, acusados de cometer un violento robo a mano armada en una farmacia ubicada en avenida Alem al 2.000 de la Capital.

El auxiliar de fiscal, Miguel Fernández, precisó que el MPF pretende una pena de 14 años de prisión para dos sujetos por considerarlos presuntos coautores del delito de robo agravado con arma de fuego, mientras que a una mujer de 20 años, se la acusa de ser partícipe primaria de este delito, por lo que el MPF pedirá nueve años de prisión efectiva para la encartada.

Mientras esperan la fecha para el debate oral, el investigador pidió que se prorrogue por tres meses la prisión preventiva que vienen cumpliendo los tres.

La jueza actuante resolvió aceptar lo requerido por el Ministerio Público Fiscal y ordenó la prórroga de las medidas por el plazo de tres meses.

La teoría del caso

En fecha 11 de agosto de 2021, a horas 03:36 horas aproximadamente, en circunstancias que las tres víctimas mujeres, junto a dos niños, se encontraban descansando en la planta alta de su vivienda ubicada en avenida Alem al 2.000, donde además poseen una farmacia que funciona en la planta baja. Previo acuerdo de voluntades y división de tareas que cada uno realizaría, los imputados llegaron a bordo de motocicletas a dicho domicilio, portando dos de ellos armas de fuego tipo pistola y dos, sendos cuchillos.

Valiéndose de información esencial, que la mujer encartada les brindó previamente sobre cómo acceder, ingresaron al patio o fondo de la vivienda aprovechando que esta última dejó horas antes el portón corredizo que da hacia pasaje Magallanes sin llave ni traba de seguridad, para luego dirigirse hacia el lavadero que se encuentra en un fondo o patio interno de la propiedad y abriendo una ventana de madera corrediza cuya traba de seguridad no estaba en funcionamiento.

Ingresaron a la cocina de la vivienda. Se dirigieron directamente a la planta alta hasta la habitación en donde descansaban las víctimas. Encendieron las luces y, mediante amenazas con armas de fuego tipo pistola y cuchillos les dijeron que se quedaran callados y entregaran los teléfonos.

La mitad de la banda de malhechores se encargó de apropiarse de los celulares de todas las víctimas, mientras que los delincuentes restantes llevaron a una de las víctimas a la planta baja de la vivienda y se dirigieron hacia el sector donde funciona la farmacia. Allí, mientras uno de los delincuentes a punta de pistola y el otro esgrimiendo un cuchillo le exigieron que abriera la caja fuerte, sosteniéndola de los brazos la llevaron hacia una heladera exhibidora, en cuyo interior se encontraba la caja fuerte, de donde sustrajeron $500.000. De inmediato sentaron a la víctima en un sillón, al tiempo que revolvían para encontrar dinero y papeles varios en la caja.

Para seguir consumando el robo, retornaron a la planta alta para revisar los dormitorios de donde sustrajeron gran cantidad de pesos argentinos y Euros, lo mismo que joyas y documentación importante de la propiedad, para luego darse a la fuga a bordo de motocicletas, con rumbo desconocido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí