Inicio Policiales Guerra de familias: Juzgan a los tres acusados de un asesinato al...

Guerra de familias: Juzgan a los tres acusados de un asesinato al sur de la capital

0

El Ministerio Fiscal pidió penas de prisión perpetua para los imputados del asesinato de Daniel Arturo Álvarez, acribillado de siete disparos. En la primera audiencia, este lunes 24 de octubre de 2022, la esposa de la víctima (testigo presencial del mortal episodio), declaró y reconoció a los acusados. Contó las circunstancias y el contexto de violencia previo al crimen.

Nicolás Agustín “Gugú” Figueroa, Gustavo Ariel “Jeta” Figueroa y Brian Nicolás Condori, están acusados por la Unidad Fiscal de Homicidios II, de Carlos Sale, por el crimen de Álvarez quien fue ultimado a tiros el 20 de diciembre de 2021, mientras se encontraba en la puerta de su domicilio, en el barrio Alejandro Heredia.

Ayer, se realizaron los alegatos de apertura. “Estas dos familias tenían problemas de vieja data. Unos días antes habían perseguido a tiros al hijo de la víctima. ¡Hasta cuándo vamos a seguir con esta violencia de bandas enfrentadas!. Los tres imputados llegaron armados y realizaron múltiples disparos. Se trata de una ola de violencia que viene ocurriendo desde tiempo atrás», remarcó la auxiliar de fiscal, Luz Becerra, de la UFI que entiende el caso.

La investigadora adelantó la acusación por el delito de homicidio agravado por la intervención de dos o más personas, con una pena de prisión perpetua. Por parte del equipo de la Fiscalía, actúan además Eduardo Ricciuti Gallo, Fabrizio Caruso y Nicolás Ramasco Padilla.

El debate proseguirá hoy, martes 25 de octubre de 2022, con más testimonios. Hay dos testigos presenciales, la esposa y el hijo de la víctima. “Son testimonios coincidentes con el resto de la evidencia. Sus relatos son absolutamente concordantes”, indicó la Fiscalía.

Siete tiros

De acuerdo a la acusación, el 20 de diciembre del 2021, cerca de las 00:30 horas, Álvarez estaba en la entrada de su casa en el barrio Alejandro Heredia, altura Brígido Terán al 2900, cuando arribaron portando armas de fuego los Figueroa y Condorí, con quienes el hijo de la víctima tenía problemas de vieja data.

Los mismos realizaron disparos contra la humanidad de la víctima con intenciones de causarle la muerte, produciéndole múltiples heridas. Luego, escaparon. Inmediatamente, Álvarez fue trasladado hacia el hospital Padilla, donde ingresó sin vida.

“Lo mataron mientras se encontraba sentado en una reposera en la entrada de su casa. Los imputados llegaron; y sin más, comenzaron a realizar disparos que acabaron con la vida de la víctima, delante de su esposa y de su hijo”, detalló la auxiliar de fiscal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí