Inicio Policiales Imputan a un delincuente por el robo de una motocicleta a punta...

Imputan a un delincuente por el robo de una motocicleta a punta de pistola en la Capital

La víctima fue abordada por otros tres consortes que se movilizaban en un automóvil. Fue aprehendido cuando huyó a gran velocidad de un control vehicular por calles Matheu y Congreso. La Unidad Fiscal de Robos y Hurtos I pidió la prisión preventiva por 30 días.

0

Por el robo de una motocicleta cuando la víctima la dejó estacionada sobre la vereda de calle Crisóstomo Álvarez al 2000 de la Capital, un sujeto de 24 años fue acusado por el Ministerio Público Fiscal (MPF).

Este sábado, 29 de octubre, la Unidad Especializada de Robos y Hurtos I, que conduce Diego López Ávila, lo imputó por el delito de robo agravado por haber sido cometido con un arma en calidad de coautor.

Durante la audiencia y por expresas instrucciones del titular, la auxiliar de fiscal, María Paula Bellomio, solicitó a la jueza actuante la convalidación de la legalidad de la detención realizada el día jueves por personal policial cuando se encontraba realizando controles vehiculares por calles Matheu y Congreso. En esas circunstancias, observaron una motocicleta Honda CBX 250cc con la patente ilegible que era conducida a gran velocidad por el sospechoso. Ante la voz de alto, el conductor emprendió la huida que finalizó en calle Matheu y Marina Alfaro cuando quiso ingresar a un domicilio y posteriormente fuera aprehendido.

«El sujeto no redujo la marcha de la motocicleta y se dio a la fuga intentado ingresar a un domicilio mientras permanentemente se rehusaba a explicar el origen de un bien registrable como es una motocicleta, cuando todos sabemos que para poder circular necesitamos la documentación que acredite que ese rodado es de nuestra propiedad o a quién pertenece. Se trató de un operativo de prevención de hechos delictivos que arrojó un resultado positivo con el secuestro del motovehículo robado hace 48 horas”, afirmó.

La acusación

Como segundo punto, la representante del MPF le formuló los cargos por la sustracción de la motocicleta, cuya denuncia fue efectuada por la víctima el pasado miércoles. Ese día, siendo las 01:45 horas, el damnificado se encontraba charlando con otro hombre en la puerta de una pensión de Crisóstomo Álvarez al 2000, cuando dejó estacionada su moto en la vereda.

Previo acuerdo de voluntades y división de tareas, llegó el imputado junto a otros tres en un automóvil marca Fiat Uno. El sospechoso y uno de los individuos no identificados descendieron del rodado y esgrimieron una pistola (tipo revolver) y una escopeta, respectivamente. Fingiendo ser policías le pedían los papeles del rodado.

Mientras el acusado se dirigía con intenciones de llevarse el rodado, su cómplice aprovechó para pegarle a la víctima un golpe con la culata de la escopeta lo que le ocasionó heridas en la región parietal derecha.

Finalmente, el imputado se subió a la motocicleta, que tenía la llave de encendido puesta, y huyó por calle Crisóstomo Álvarez hacia el este mientras su consorte hacía lo mismo junto a los otros sujetos que lo esperaban en el automóvil.

Medida cautelar más gravosa

Por lo descripto y como último punto de la audiencia, Bellomio solicitó la prisión preventiva por 30 días que fuera autorizada por la magistrada interviniente teniendo en cuenta el entorpecimiento de la investigación al encontrarse prófugos los otros tres sujetos que participaron del hecho.

Entre las evidencias, se refirió a la denuncia de la víctima, tanto en comisaría como en Fiscalía, lo que permitió que en el día de ayer se haga un allanamiento en el domicilio del imputado, ubicado en el barrio Juan Pablo I, donde le fueron secuestradas las vestimentas que utilizó al momento de cometer el ilícito.

A su vez, la investigadora se refirió al informe médico legal (que constató las lesiones de 4 cm en su cabeza) y el informe antropométrico que deberá ser cotejado con las cámaras de seguridad.

Asimismo, Bellomio indicó que resta por producirse la rueda de reconocimiento. «Existen elementos de convicción para sostener su participación como coautor en virtud que el mismo fue habido en menos de 48 horas con la motocicleta sustraída. Tanto la víctima como el testigo presencial coinciden al relatar las características fisonómicas de los dos sujetos que se bajaron del vehículo. A criterio de la teoría del caso del MPF, el imputado es quien tenía la pistola, quien apunta y quien finalmente logra la sustracción del motovehículo”, aseveró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí